| Artículos | 01 FEB 2008

Iomega Never Down

Tags: Histórico
Copia de auxilio del disco duro
Alfonso Casas.
Eficiente y gratuíta, ofrece una alta disponibilidad para levantar un sistema al instante desde un disco duro adicional con plenas garantías de funcionamiento.

De entrada, se trata de una herramienta gratuita de la que Iomega no hace demasiada publicidad, ya que no se encuentra en la parte de software de su página web, como EMC Retrospect backup o Hotburn, programas que son comercializados. Es necesario acceder a la opción de soporte y descargas de la misma para localizarla.
Su función es muy simple, ya que se limita a realizar una copia imagen del disco duro en otro adicional, con el fin de que, en caso de fallo, poder arrancar desde el segundo disco y seguir trabajando sin tiempos de caída. La otra posibilidad, y más importante, es recuperar la última imagen realizada, ante posibles fallos que pueda presentar el sistema por desconfiguración al instalar programas o actualizar versiones.
La utilidad apenas ocupa 7,4 MB, con lo que se descarga de forma casi inmediata. Su instalación es sencilla, ya que carece de opciones avanzadas, lo que explica que la interfaz contemple apenas dos pasos: uno para realizar la copia de seguridad y el otro para recuperar la imagen del disco. Su principal limitación es que sólo trabaja con discos duros externos eSATA de la marca Iomega, lo cual es comprensible y supone un componente adicional para adquirir sus soluciones externas. En caso contrario, si el software no localiza su unidad, ni tan siquiera arranca.
Para realizar las pruebas utilizamos una unidad Iomega UltraMax con un disco duro de 750 GB de capacidad, conectado a uno de los dos puertos que contempla la tarjeta controladora Adaptec SATA RAID 1225SA. Éste es el otro gran inconveniente, la escasa disponibilidad de ordenadores con puertos eSATA, para lo que es necesario recurrir a soluciones de este tipo. Una vez que teníamos todo conectado, pusimos a prueba a Never Down.
La copia de una configuración típica con Windows Vista Home Premium, la suite de Office 2003 y otras aplicaciones habituales, necesitó un tiempo de 15 minutos, lo cual no está nada mal, tratándose de una copia de seguridad de 16 GB, de un total de 120 que tiene el disco.
Posteriormente, simulamos un error en la configuración original y recurrimos a arrancar la copia realizada con Never Down. No es necesario ni tan siquiera acceder a la BIOS del sistema. Durante el arranque, la controladora ofrece la posibilidad de empezar desde su disco duro eSATA. Tras seleccionarla, se inicia la sesión desde el nuevo disco duro de forma instantánea. Una vez en marcha, es posible trabajar en un primer instante sobre este disco duro o, lo más lógico, restaurar la copia, para lo que empleó escasamente 13 minutos.
La herramienta está muy limitada, ya que no es posible fijar copias de manera incremental, ni tampoco programarlas. Así, cada vez que se realiza un backup, lo hace al completo y siempre en base a la orden dada por el usuario. Aunque a nosotros no nos sucedió, Iomega informa que en ocasiones puede ser necesario introducir de nuevo la clave del sistema operativo o de algunos de los programas instalados.
También hay que tener en cuenta que el disco externo eSATA sobre el que se hace la copia es formateado cada vez que se realizan las copias, con lo que no es posible utilizarlo para otros menesteres, a menos que se trabaje con diferentes particiones.


Lo mejor: Software gratuito
Lo peor: Exige utilizar cualquier disco eSATA de Iomega


Iomega Never Down
----------------------------
FABRICANTE: Iomega
WEB: www.iomega.es
IDIOMA: Inglés
PVP: Gratuito
Calificación: ***

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información