| Artículos | 01 MAR 2001

Iomega HipZip

Tags: Histórico
Reproductor MP3 y unidad de disco externa con PocketZip
Noé Soriano.
Continúa la proliferación de nuevos reproductores de archivos MP3 portátiles. Cualquier fabricante que se precie, si dispone de algún tipo de dispositivo de almacenamiento medianamente transportable tienen que diseñar, fabricar y vender un reproductor de MP3. Poco más o menos es lo que ha hecho Iomega con el reproductor que analizamos en este primer contacto, el HipZip. En conjunto es un dispositivo con un alto nivel de calidad, unos acabados que pocos fabricantes logran igualar y un aspecto y diseño externo inmejorable, aunque su tamaño y su peso (185 gramos), son algo superiores a los de otros modelos de la competencia.
En cuanto a sus características técnicas, la principal novedad del reproductor respecto a sus competidores, es la utilización de los discos PocketZip, como modo de almacenamiento de los archivos de sonido. Y decimos archivos de sonido y no de MP3 porque el HipZip, además del ya extendidísimo sistema de compresión, soporta el formato de Microsoft Windows Media Player, y según el fabricante, será capaz de admitir cualquier formato que aparezca en escena con actualizaciones del software interno del reproductor, aunque como siempre esto dependerá de licencias, acuerdos y la disponibilidad de las actualizaciones necesarias. La transferencia de archivos se realiza a través del puerto USB, tanto de PC como de Macintosh. Hay que destacar además que, gracias a esta interfaz de comunicación, también se puede utilizar el dispositivo como disco externo para almacenar y transportar cualquier tipo de archivos.
¿Por qué utilizar discos PoketZip? Además de porque Iomega está deseando relanzar una plataforma de almacenamiento, que ya sufrió un importante descalabro en su utilización con equipos informáticos portátiles (aunque por aquel entonces su denominación comercial era la de discos “Click”), hay una ventaja fundamental que ofrece este soporte, su precio. Recordemos que una tarjeta Compact Flash de 128 Megabytes (la que mejor relación calidad/precio tiene), utilizada por muchos reproductores MP3 y dispositivos como cámaras digitales o agendas de mano, cuesta aproximadamente 140.000 PTA (841,42 euros), sin embargo la misma cantidad de memoria con los discos HipZip (tres unidades de 40 MB cada una), tiene un coste de unas 6.000 PTA (36,06 euros). Haciendo un rápido cálculo comprobamos que el megabyte de memoria con los discos de Iomega sale a unas 50 PTA, mientras que con tarjetas Compact Flash cuesta más de 1.000 PTA.
Desgraciadamente para Iomega, y para los usuarios de este reproductor el formato de almacenamiento HipZip, tiene sus limitaciones. Principalmente la capacidad y la velocidad de acceso a los datos. Esta última limita las prestaciones del reproductor, por ejemplo, aunque la velocidad si es la suficiente para lograr una reproducción de los archivos, no permite sin embargo avanzar o retroceder rápidamente a través de la canción escuchando a la vez el archivo, es decir podemos saltar de un punto a otro del fichero pero sin escuchar la música en tiempo real. En cuanto a la capacidad de almacenamiento, los cuarenta megas del formato PocketZip apenas dan para almacenar media hora de música en formato MP3, si utilizamos otro tipo de archivo puede incluso reducirse esta capacidad. Esto obliga al usuario a disponer de bastantes discos, o a regrabar las canciones una y otra vez sobre los dos que adjunta Iomega con el reproductor. Hay que recordar además que este formato es un soporte de almacenamiento magnético, su funcionamiento es similar al de una disquetera, por tanto a la larga se producen errores de lectura y escritura que obligan a desechar cada cierto tiempo los PocketZip.
La navegación a través de los archivos MP3, se realiza gracias a un eficaz y bien diseñado sistema de menús que se visualizan en la amplia pantalla, con iluminación posterior, del reproductor. También dispone de un completo ecualizador con preajustes grabados para distintos estilos musicales. Los controles no son muy numerosos, desde los siete pulsadores del frontal y lateral se controlan todas las funciones del dispositivo, disponiendo de un interruptor de bloqueo para evitar problemas de reproducción. Problemas que además se ven ampliamente reducidos con uno de los mejores sistemas antivibraciones que hemos visto. La lectura con cabezal mecánico de los discos podría hacer suponer que se producirían paradas en la reproducción con los golpes, pero hemos comprobado todo lo contrario, de hecho la reproducción es perfecta en casi todas las situaciones. La alimentación del reproductor la proporciona una batería interna que le dota de una autonomía de 12 horas en funcionamiento continuo. Además de los dos discos PocketZip, incluye software de gestión de archivos musicales, unos auriculares de botón, una funda con pinza para el cinturón, el cable de conexión USB y un adaptador de corriente para recargar la batería. El punto más negativo del HipZip es su precio, que se nos antoja excesivo, a pesar de sus buenas prestaciones, también hemos detectado errores a la hora de grabar los archivos, ya que a pesar de que la utilidad de grabación, bien la que se adjunta con el reproductor o directamente el explorador de Windows, afirmaba haber finalizado la transferencia, se producían errores si se desconectaba el reproductor sin esperar un tiempo prudencial. Salvo este detalle, estamos ante un buen producto que podría dar mucha guerra a sus competidores, si Iomega se decidiese a rebajar su coste.


Utilización como unidad de disco externa
---------------------------------------------------------
Dado que el reproductor ofrece al usuario la posibilidad de utilizarlo como unidad de disco externa para cualquier equipo con puerto USB, hemos realizado pruebas de velocidad de transferencia de datos cuyos resultado presentamos en la tabla adjunta para los lectores que estén interesados en esta función del dispositivo.


Características y prestaciones Resultados
------------------------------------------------------------------------
Capacidad 40 Megabytes
Interfaz de comunicación USB
Velocidad de transferencia aleatoria 480 kilobytes
Velocidad máxima de transferencia (Brust) 675 kilobytes
Tiempo mínimo de acceso 38,5 milisegundos
Peso 185 gramos


Iomega HipZip ***
------------------------
FABRICANTE: Iomega DISTRIBUIDOR: Ingram Micro Tel.: 934 749 060 Tech Data Tel.: 932 970 343 Memory Set Tel.: 976 766 119 Actebis Tel.: 933 369 352 www.iomega.com IDIOMA: inglés PVP: 73.900 PTA (444,15 euros)

noe@idg.es

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información