| Artículos | 01 MAY 1998

Introducción a Linux

Tags: Histórico
Javier Cáceres.

El sistema de archivos y los comandos para creación y edición de archivos son algunos de los primeros conceptos que debe conocer cualquier usuario de Linux .

El número de usuarios de Linux ha ido creciendo exponencialmente en los últimos años . Este mes iniciamos una serie de artículos dedicadas a explicar las características de este sistema operativo . Los lectores interesados pueden consultar también artículos sobre Linux publicados en las revistas PC World de Septiembre y Noviembre de 1997 . Por otra parte, el mes pasado se regalaba con la revista la distribución Linux S . u . S . E .

Para qué y para quién es Linux

Aunque ya fuese comentado en artículos previos, antes de comenzar a trabajar con Linux, conviene tener claro a quién va destinado y qué provecho podemos sacar de él . En cuanto a su utilidad podemos decir que es un sistema operativo muy versátil, cuyo punto fuerte es sin duda alguna el mundo de las redes y el desarrollo . Opera de forma transparente con todo tipo de redes y sistemas de archivos, pudiendo encontrar sistemas Linux sirviendo archivos a entornos Novell, Windows y Unix simultáneamente, ejerciendo de servidores de Internet, o simplemente dando acceso a Internet a una red local . El segundo punto fuerte es sin duda el mundo de la programación, pudiendo encontrar compiladores y herramientas asociadas para prácticamente todos los lenguajes existentes . Pese a todo no debemos engañarnos, aunque la instalación haya mejorado mucho ( ver número anterior ) , Linux es un Unix y Unix, podríamos decir casi por definición, es un sistema de difícil configuración y mantenimiento .

En lo referente a las aplicaciones disponibles, las hay en gran número para cada una de las áreas del software, si bien la calidad de las mismas puede no ser tan alta como las soluciones comerciales existentes para otras plataformas . En cuanto al estado de las emulaciones DOS y Windows, no podemos esperar ejecutar en los distintos emuladores el último juego o la última aplicación para Windows 95, pero pueden resultar muy útiles con aplicaciones puntuales .

Así las cosas, ha de quedar claro que Linux es un sistema operativo plenamente funcional, que permite al usuario un altísimo grado de personalización y que aprovecha los recursos de la máquina al máximo . Pero, para empezar a tratar con él, es muy recomendable tener previos conocimientos de algún otro sistema operativo, como pueda ser MS-DOS, alguna bibliografía adicional y un poco de paciencia, que sin ninguna duda será recompensada con creces .

Primeros pasos

Después de instalar Linux y reiniciar el sistema, nos encontraremos un mensaje dándonos la bienvenida al sistema, solicitando una identificación para entrar en el sistema . Inicialmente solo existe una cuenta de usuario: root, cuya password será la que le especificamos en el proceso de instalación . Una vez dentro del sistema, ya podemos ejecutar comandos y aplicaciones, recordando en todo momento que Linux, como cualquier Unix, distingue entre mayúsculas y minúsculas . Si Linux no reconoce un determinado comando asegúrese de haberlo introducido correctamente, no es lo mismo escribir ?CLEAR? que ?clear? . Para facilitar la tarea de introducir comandos, el shell o intérprete de comandos que se suele incluir con Linux, implementa funciones de terminación y repetición de comandos . De esta forma, en el momento de introducir un comando o nombre de archivo, basta con introducir las primeras letras que lo componen y pulsar el tabulador, Linux tratará de completar la sentencia . Si no puede encontrar un único comando con la secuencia de letras introducida, emite una señal acústica y termina el nombre del comando hasta el último carácter coincidente . Asimismo, es capaz de recuperar las anteriores secuencias introducidas, pulsando las teclas de control ?flecha arriba? y ?flecha abajo? . Mediante la combinación de las teclas ?Alt+Fn?, ( donde Fn es cada una de las teclas de función ) , podemos permutar entre las diversas terminales virtuales de las que disponemos . Un terminal es un dispositivo desde el cual podemos entrar al sistema . Por consiguiente, si disponemos de varias terminales, múltiples usuarios, o el mismo usuario múltiples veces, pueden entrar en el sistema simultanea e independientemente . Esto nos permite estar, por ejemplo, editando un fichero en la primera terminal virtual, mientras que en la segunda se están copiando archivos del CD-ROM al disco duro . A medida que no necesitemos las terminales que hemos ido activando, podemos abandonar dichas sesiones mediante el comando logout o exit . No hemos de olvidar, que como ya sucede con otros sistemas operativos, para no dañar el sistema de archivos, programas, etc . , Linux hemos de apagarlo de forma ordenada, indicándole al sistema que va a ser desconectado . En algunos sistemas la combinación de teclas ?Ctrl+Alt+Supr? reinician correctamente el equipo, pero lo más normal es indicarle al sistema que ha de reiniciarse mediante la orden reboot o shutdown ?r now o que se le va a desconectar, mediante la orden halt o shutdown now .

El sistema de archivos

Una vez hayamos entrado al sistema, nos podemos encontrar con algo como root@localhost/$ . Sería lógico pensar que estamos en alguna parte del sistema de archivos, pero a los usuarios provenientes de otros sistemas operativos como DOS echarán en falta el identificador de unidad . En efecto, en sistemas Unix no existe ningún ?C:\ > ? que nos indique en qué unidad o partición estamos, todo ?cuelga? del directorio raíz ?/? . A partir de este punto se ?montan? o asocian a distintos directorios, los diversos dispositivos de almacenamiento físicos que dispongamos . Es decir, podríamos especificar por ejemplo que nuestro primer disco duro o partición ( lo que en otros sistemas sería la unidad C ) se monte como directorio raíz ( / ) y que nuestra segundo disco o partición ( unidad D ) sea el directorio de usuario ( /usr ) . De esta forma, todo lo que almacenemos detrás de /usr irá a parar al segundo disco o partición y todo lo que almacenemos fuera de allí irá a parar al primero . En lo que a nosotros respecta, podemos mantener la idea de que son unidades con espacio, velocidad y tiempo de acceso independientes, con la excepción de que en vez de escribir d: escribiremos cd /usr . De la misma manera montaremos en distintos directorios otras unidades como pueden ser el CD-ROM o la unidad de disquetes .

A partir de este nodo raíz, tanto Linux como el resto de implementaciones Unix siguen, aunque con sutiles diferencias, un único criterio de ordenación de archivos dentro de su sistema . La filosofía que sigue es ordenar los ficheros según su tipo . Así pues, una vez asimilado el sistema es muy fácil localizar uno u otro archivo para realizar una tarea determinada ( ver recuadro anexo ) . A la hora de clasificarlos, podemos distinguir los siguientes tipos de ficheros:

- Ficheros ejecutables: un fichero ejecutable es todo aquel capaz de ser ejecutado por el sistema, tenga la extensión que tenga . Ya sea un script de texto ( equivalente al . BAT en DOS ) , o un binario para el cuál el kernel tenga soporte, como puedan ser los del tipo ELF, a . OUT o JAVA ( equivalentes a los COM y EXE del DOS ) , ha de poseer permiso de ejecución ( se verá más adelante ) .

- Ficheros de configuración: ficheros que almacenan los valores predeterminados de una u otra aplicación . Pueden ser globales o particulares para cada usuario .

- Ficheros de documentación: en Unix se hacen distinciones para los archivos que contienen información de ayuda para el usuario, el administrador y el desarrollador .

- Código fuente: tanto el kernel como la mayoría del resto del software que se incluyen en una distribución Linux se encuentra disponible

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información