| Artículos | 01 DIC 2002

Internet vía satélite

Tags: Histórico
Eva Martín y Juan F. Marcelo.
Es probable que la renovación de la telefonía rural TRAC por parte de Telefónica consiga llevar Internet hasta los más oscuros rincones del país. Sin embargo, para poder llevar la banda ancha hace falta el satélite.

El Camino de Santiago ya no es lo que era, al menos en el municipio de Sahagún. Esta pequeña localidad leonesa, a medio camino entre León y Palencia y situada en el corazón del Camino de Santiago, ha elegido la tecnología vía satélite para que los peregrinos puedan disfrutar de Internet de banda ancha. Ninguno de sus 12.000 habitantes tenía posibilidad de disponer de ninguno de los típicos sistemas de acceso Internet como es el módem conectado a la línea telefónica básica, RDSI o ADSL, porque los operadores terrestres no están nada interesados en dar servicio a este tipo de localidades. Para dotar de Internet de alta velocidad al Albergue de Peregrinos de Sahagún se barajaron diversas opciones inalámbricas, pero al final se llevó el gato al agua la solución vía satélite, porque es la única que puede ofrecer acceso de banda ancha con un mínimo de problemas. Gran parte del mérito es de la empresa GlobalconINSA, que ha sido la encargada de suministrar una pequeña estación satélite con una antena parabólica de un metro de diámetro, que permite obtener un ancho de banda de 128 kbps de bajada y 64 kbps de subida. Esto es más que suficiente para las necesidades del albergue. La estación vía satélite está conectada a tres ordenadores, aunque existe la posibilidad de facilitar el acceso a varias máquinas más.
Quienes van a salir más beneficiados son los miles de peregrinos que visitan cada año el pequeño pueblo, porque de esta forma van a poder navegar por Internet e intercambiar mensajes de correo. Lo mejor de todo es que la instalación de la conexión ha sido sencilla, y el mantenimiento y la cuota se sitúan en niveles muy razonables. No se trata, por cierto, de una instalación estática. Como es habitual en el satélite, se puede mejorar desde el punto de vista del ancho de banda, y lógicamente se pueden conectar muchos más usuarios sin que sea preciso modificar nada en la instalación o en los equipos. Otra de las grandes ventajas es que se puede habilitar la red para que los peregrinos conecten sus propios ordenadores portátiles. Lo más interesante de la experiencia de Sahagún es que demuestra que la Internet vía satélite es, no sólo factible, sino además adecuada para otras poblaciones de similares características o para otros albergues del Camino de Santiago. Una buena manera de llevar la ruta Jacobea al siglo XXI.

Acceso rural
La prueba de Sahagún no es la única realizada en España. No hace mucho que Retevisión e Hispasat han iniciado una colaboración destinada a llevar el acceso de banda ancha a entornos rurales gracias a las tecnologías de satélite. El objetivo de esta cooperación tiene el fin de prestar servicio de Internet de banda ancha en zonas alejadas de las grandes ciudades y en localidades con un número de habitantes inferior a los 2.500. Se va a poder llegar así a zonas aisladas en las que la infraestructura de telecomunicaciones es muy precaria y no permite el acceso a Internet a precios competitivos. En realidad, en muchos casos las infraestructuras existentes no permiten el acceso a Internet de ningún tipo. El acuerdo entre Hispasat y Retevisión no quiere perder de vista a los profesionales de la educación y de la sanidad en estas zonas deprimidas. Se espera que mediante la conexión vía satélite estos profesionales puedan acceder a herramientas multimedia como aplicaciones de teleenseñanza y telemedicina. Como beneficio colateral, la iniciativa va a suponer una mejora en las trasmisiones de voz y datos y además el desarrollo de herramientas de gestión basadas en Internet para las empresas de dichas zonas. Para Hispasat esta experiencia no es nueva, y se suma a la iniciativa firmada a principios del mes de abril con el operador regional Telecom Castilla La Mancha para proveer a empresas, centros educativos y ayuntamientos del entorno rural de esa comunidad de acceso a Internet de banda ancha gracias al satélite.
En la reciente feria Matelec, el operador de satélite español ha realizado distintas demostraciones de las bondades del acceso a Internet por satélite. En principio se ha tratado sobre todo de aplicaciones dedicadas al mundo empresarial, tales como redes virtuales, distribución de contenidos y servicios de tipo multicast. Y es que el operador hispano tiene que rentabilizar su flota de satélites. En el mes de septiembre lanzó el cuarto de su flota, el 1D, que está llamado a reemplazar a 1A y 1B, que prácticamente están al final de su vida operativa. La compañía Hispasat espera facturar gracias a este satélite en los próximos quince años en torno a 800 millones de euros mediante la comercialización de diversos servicios entre los que se incluye Internet vía satélite.
Por su parte, la compañía SES-Astra ha realizado a principios de año en Barcelona una prueba piloto con usuarios finales. Entre los candidatos elegidos hubo tanto profesionales como público en general. Los elegidos pudieron conectarse a Internet a través del satélite y disfrutar de una velocidad de bajada de hasta 2 megas mientras que la subida se realizaba a 384 kbps. La prueba ha durado dos meses y se ha llevado a cabo para comprobar la viabilidad del despliegue en zonas de montaña o de accesibilidad dificultosa. La mano que movía la cuna en este caso ha sido la Secretaría de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información. Fuentes de la Secretaría han declarado que eligieron la plataforma Astra porque es una empresa que dispone de experiencia contrastada en la utilización de medios y enlaces de datos interactivos IP vía satélite, curiosamente olvidando la experiencia que también tiene Hispasat. Casi en paralelo a la realización de esta prueba, la plataforma de satélites SES-Astra firmó un acuerdo con el operador español de acceso vía radio SKN para la comercialización en nuestro país de un sistema bidireccional de Internet vía satélite.

Teruel existe
Otras regiones españolas también están siendo afortunadas. La agrupación CIE de la Sierra de Albarracín ha firmado un acuerdo con el operador europeo Aramiska para dotar a toda la comunidad de Aragón de conexiones de banda ancha satelitales. Se piensa así superar las actuales carencias de infraes-tructuras tecnológicas. Entre los objetivos de este acuerdo está “poner en el mapa” a la provincia de Teruel dotándola de nuevos servicios y tecnologías. Aramiska es una sociedad europea que acaba de desembarcar en nuestro país para ofrecer Internet vía satélite. Cuando este reportaje llegue a manos de nuestros lectores la compañía espera haber obtenido la licencia de la CMT para iniciar sus operaciones. Sus productos están dirigidos sobre todo a empresas, pero tiene cinco tipos de paquetes. El más básico podría dedicarse perfectamente a usuario final. El paquete más profesional permite un servicio de satélite bidireccional conectado a una red de hasta cien ordenadores con una velocidad de más de 2 Mbps, y sin límite de transferencia.
Cualquiera pensaría que el operador dominante está cruzado de brazos. Ni mucho menos. Telefónica

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información