| Artículos | 01 SEP 2002

Internet en el día a día

Tags: Histórico
Piedad Bullón.
Las relaciones del ciudadano con la administración (e-administración) y el comercio electrónico (e-commerce) a través de Internet prometen convertirla en un canal fundamental para gestiones y transacciones cotidianas, con los consiguientes ahorros de tiempo y dinero. Esta nueva sección dará cuenta de los avances que se producen en ambos campos y que muestran que Internet tiene mucho recorrido por delante.

En los dos últimos años las Administraciones Públicas españolas y el comercio mi-norista han ido acrecentando su presencia en Internet, de manera que muchas de las actividades diarias que requerían desplazamientos, colas y pérdida de tiempo hoy se pueden hacer desde casa. Más que determinadas compras, que tienen mucho de actividad social y de placer, es la burocracia la que podría y debería desaparecer de la vida de los ciudadanos: no es previsible que nadie llore en su entierro. Tampoco es baladí recorrer la oferta que el comercio tradicional ha trasladado a la Red para hacer esas compras ineludibles, sin agobios y sin recargos adicionales.
Hemos considerado oportuno dedicar este primer artículo de la nueva sección a revisar el estado de la cuestión. Una aproximación tanto a la realidad de la oferta de la Administración, como a la percepción que tienen los usuarios del comercio electrónico. Antes de entrar en materia, a partir del próximo número de PC World, hemos querido resumir informes y estudios que proporcionan una visión de conjunto de estos dos aspectos que se van imponiendo en la realidad cotidiana y que no han sufrido, todo lo contrario, los avatares especulativos de Internet. La gran diferencia entre ambos aspectos reside, en todo caso, en que mientras el desarrollo del comercio electrónico depende casi enteramente del mercado, sobre las políticas activas de los gobiernos descansa el peso de la implantación de la administración electrónica.

Internet en la Administración
Aunque en el primer balance realizado por la Comisión Europea sobre los servicios públicos disponibles en Internet [europa.eu.int/information_society/benchmarking], se sitúa a España en el quinto lugar entre los países europeos, lo cierto es que hay mucho trecho por recorrer. El Plan e-Europe y su expresión española, el aireado Info XXI [www.info21.es], han dado sus primeros frutos a fin de cumplir un doble objetivo: modernizar los procesos administrativos y el servicio a los ciudadanos, e impulsar el sector de las Tecnologías de la Información. El informe europeo califica con puntuación máxima algunos servicios que ya existen en España, como el pago de impuestos (IVA y Sociedades), los trámites de Aduanas, el envío de estadísticas y las denuncias a la policía. En el extremo opuesto, el estudio clasifica los servicios de la Administración Pública española sobre solicitud de licencias de obras y emisión de documentos personales entre los menos avanzados de la UE. El paso por cualquier comisaría para sacar o renovar el DNI confirma el aserto.
Si de algo no peca la Administración española es de silenciar sus proyectos. El pasado junio, el Gobierno anunció que invertirá 3 millones de euros en el llamado Portal del Ciudadano y que se adoptarán nuevas medidas para simplificar aún más los trámites por Internet. Otra de las medidas en las que se trabaja es la obligación para todos los organismos públicos de emitir por vía telemática cualquier certificado tributario que precise el ciudadano. El objetivo de la propuesta, que se extenderá a otro tipo de documentos, es eliminar un total de 4 millones de desplazamientos y envíos por correo. El Ministerio de Administraciones Públicas [www.map.es] quiere facilitar la posibilidad de interponer recursos y reclamaciones por Internet ante cualquier Ministerio, algo que ahora sólo es posible ante el de Economía.
A falta de ventanilla única, desde hace un año ya funciona el portal del ciudadano o portal único de la Administración [www.administracion.es], que tiene una media de 8.000 visitas diarias y que recibirá una nueva inyección de recursos para su desarrollo. Según datos proporcionados por el MAP, en junio la media de visitas mensuales se cifraba en más de 350.000, dato comparable a los de Francia o Gran Bretaña. El servicio de empleo ha sido por el momento el más utilizado, con 800.000 visitantes, mientras que el buscador -verdadero núcleo del portal- ha atendido más de 400.000 accesos el mismo mes. Por áreas temáticas, ha habido unos 250.000 accesos a páginas con datos de empleo, trabajo, impuestos, pensiones y protección social, mientras que en el ámbito de ayudas y subvenciones se contabilizaron casi 250.000 visitas. Otro servicio de especial interés ha sido el de acceso a información relacionada con documentos personales. Estas cifras parecen indicar que, más allá de la prioridad definida por las autoridades, los asuntos que interesan a los ciudadanos no se reducen a facilitar las declaraciones de impuestos, las primeras y mejor cubiertas por Internet.
La integridad de las relaciones entre Administración y administrados, una de las mayores preocupaciones de los ciudadanos, va a estar garantizada por la firma electrónica. El Ministerio de Economía y la Real Casa de la Moneda-Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT), han diseñado un certificado -dentro del plan de Certificación Española Electrónica [www.cert.fnmt.es/faq.htm]- que proveerá a los usuarios de un sistema de identificación para realizar los trámites y gestiones con la Administración. Una fórmula que garantiza la seguridad y la confidencialidad de los datos personales y que, además, según la propia Administración Central, supondrá un impulso para el proyecto de administración electrónica, que incluye el desarrollo de un portal único, que englobará a todos los estamentos de la función pública y de una red interna (intranet) de banda ancha para el Ministerio de Economía.
La FNMT, además de certificados, provee a quienes lo soliciten la tarjeta criptográfica CERES [www.cert.fnmt.es/pilotos/tarjeta.htm], que se presenta como la opción más segura para evitar usos fraudulentos de la identidad y el acceso a datos confidenciales. La tarjeta puede generar y almacenar varios pares de claves, certificados y datos adicionales del usuario. Los beneficios de la utilización de este nuevo sistema son: la presentación telemática de la declaración de la renta y otros impuestos, la consulta de fe de vida laboral a la Seguridad Social, la obtención de certificado para la compraventa de Deuda Pública, registro seguro para Windows y firma y /o cifrado de correo y ficheros electrónicos.

El auge del comercio electrónico
El ruido que se genera en torno a los asuntos relacionados con Internet no es capaz de ocultar la realidad del comercio electrónico, que crece poco a poco, pero sin pausa, para facilitar el trajín diario de la compra, la gestión con los bancos o la búsqueda (de momento no compra) de piso sin moverse de casa. La reticencia de los ciudadanos a un medio virtual para gestionar aspectos tan tangibles y tan sensibles en muchos casos como los señalados, se manifiesta en todos los estudios sobre Internet, a pesar de las fórmulas de las que ha ido dotando el medio para ofrecer cada vez más garantías. Pero lo cierto es que, dicen las encuestas, muchos consumidores españole

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información