| Artículos | 01 ENE 2003

Internet como solución de negocio

Tags: Histórico
Fco. Javier Pulido.
España no se encuentra bien posicionada en el mapa de las tecnologías de la información. Los ponentes de Cisco, José Manuel Petisco y Rafael Pérez de la Calle, abogaron en las Jornadas por el uso de “Internet Business Solutions” para que nuestro país mejore su productividad y pueda situarse en los niveles de convergencia europeos.

Una de las claves para el éxito de un maridaje feliz entre tecnología y empresa es Internet. Así lo entienden tanto José Manuel Petisco, director del área de empresa de Cisco, como Rafael Pérez de la Calle, director para PYMES de la misma compañía. Ambos señalaron en el transcurso de las Jornadas Tecnológicas para PYMES que la Red es una herramienta que no está suficientemente explotada por las compañías españolas.
Los dos ponentes hicieron mención al estudio Net Impact, realizado conjuntamente por Cisco Systems e investigadores de la Universidad C. Berkeley, “The Brookings Institution” y “Momentum Research”, en el que han participado más de 2.065 empresas estadounidenses y 634 empresas de la Unión Europea. El objetivo del estudio pasa por medir el impacto real en las empresas de Estados Unidos y Europa de las soluciones de negocio Internet (Internet Business Solutions, o IBS). Estas soluciones, según Petisco, se definen como “iniciativas que combinan Internet y sus aplicaciones con las tecnologías de red, software y hardware informáticos para optimizar o mejorar los procesos empresariales existentes o crear nuevas oportunidades de negocio.” Además de subrayar el ahorro en costes que suponen estas aplicaciones, el estudio pretendía proporcionar a Cisco una información que calara hondo en la comunidad empresarial.
De los resultados principales de Net Impact se desprende, aseveró Petisco, que sólo el 61% de las empresas de EE.UU. han adoptado alguna solución de negocio Internet, mientras que en Europa el porcentaje es aún menor, con un 46%. Net Impact también refleja los costes que esperan reducir las organizaciones con el empleo de las IBS. Así, las compañías estadounidenses esperan ahorrar 528.000 millones de dólares una vez que finalicen las iniciativas emprendidas. Por su parte, las entidades europeas tienen previsto ahorrar 148.000 millones de euros acumulados.
En el caso de que se continuaran aplicando estas soluciones orientadas a Internet en el año 2010, Petisco afirmó que se podría conseguir “un aumento de la productividad del 48% en Estados Unidos, y del 30% en territorio europeo”. Sin embargo, en la actualidad un 39% de empresas norteamericanas no utilizan las soluciones de negocio Internet. En el Viejo Continente, casi el 55% de las compañías no utilizan aún este tipo de soluciones. Siguiendo con las conclusiones de Net Impact a las que hicieron referencia los representantes de Cisco en las Jornadas, las organizaciones de ambos continentes que implementan IBS logran un ahorro de entre un 2 y 4% de costes anuales, que podría incluso elevarse a niveles cercanos al 10%. Por otra parte, las soluciones contribuyen a un aumento de la fidelización y captación de los clientes de en torno al 55%.

España, menos competitiva
Pérez de la Calle hizo hincapié en el dato de que la empresa española no está adaptada a las nuevas tecnologías. Para reforzar la idea acudió al informe CEOE-CEPYME, de octubre de 2002, “Competitividad en España. Problemas y propuestas de mejora”. Según este estudio, se detecta un deterioro progresivo de la competitividad española desde 1998. En nuestro país se ha registrado una pérdida de dos puntos en la cuota de mercado en las exportaciones mundiales. En el período de tiempo comprendido entre 1975 y 1985 la productividad española sólo aumentó un 1,6%. La cosa fue aún peor de 1995 a 2001, años en que la productividad en nuestro país sólo creció un 0,5%. Otro dato preocupante es que la productividad del factor trabajo en España sólo supone el 65% de la de Europa y un 94% de la de Estados Unidos.
Según Pérez de la Calle, “en España existe un importante desfase tecnológico respecto a la media de la Unión Europea”. Para lograr la convergencia con el resto de países sería necesaria una inversión de 15.025 millones de euros para el desarrollo de la Sociedad de la Información en un período de tiempo de entre cuatro y seis años. Además, para que nuestro país pudiera entrar a competir a niveles razonables con el resto de países, el 80% de esta inversión debería ser efectuado por las propias empresas. Sin embargo, el informe no se queda ahí. Sus autores afirman que las inversiones en infraestructuras de red de banda ancha deben ser de 12.020 millones de euros para lograr los niveles de convergencia europeos.
Existe, por otra parte, una serie de activos más intangibles que las empresas y la Administración española deberían tener en cuenta si quieren mejorar su competitividad a nivel internacional. Además de una rebaja generalizada de las cotizaciones, se debería reforzar la vinculación entre la productividad y la subida salarial. Todo ello sin descuidar una estrategia que abogue por la flexibilidad laboral. Para conseguir estos objetivos se debe asignar una cantidad razonable a I+D. Sin embargo, mientras que en Suecia el gasto total en Tecnologías de la Información del total de la economía supone el 4,5% del Producto Interior Bruto, en España se queda en el 1,9%, un nivel por debajo de la media europea, que es del 2,7%.

Programa “Efficiency”
Cisco tiene diversas iniciativas para ayudar a la PYME española. En concreto, Petisco hizo mención de “Efficiency”, un programa que incide sobre una serie de Internet Business Solutions que pueden ofrecer a la PYME una ventaja competitiva. Principalmente, las compañías españolas deben ser capaces de conseguir una perfecta integración con el cliente, y llevar a cabo una agresiva política de comunicación y marketing web. Además de las acciones habituales de comercio electrónico, se deben reforzar los procesos de e-procurement, automatizar los procesos de fabricación y distribución y la fuerza de venta, optimizar la fuerza de trabajo y gestionar correctamente la cadena de suministros.
Ambos ponentes señalaron que las nuevas tecnologías que Cisco ofrece a la pequeña y mediana empresa española residen en cuatro pilares fundamentales: redes locales de datos inteligentes, acceso a Internet de banda ancha seguro, redes inalámbricas (WiFi) y Telefonía IP. En el caso concreto de las redes inalámbricas, Petisco manifestó que para que cristalicen en el tejido empresarial español se deben facilitar sus condiciones de despliegue, potenciando nuevos servicios de acceso en hoteles, aeropuertos o grandes centros de convenciones.
Por lo que respecta a los servicios de telefonía IP que la compañía presta, se encuentran integrados en Cisco Avvid, Arquitectura Integrada de Voz, Vídeo y Datos de la compañía que intenta “combinar la estrategia empresarial y tecnológica”. Pérez de la Calle mencionó algunas de las aplicaciones y servicios de IP para PYME que presta Cisco en la actualidad. Es el caso de Cisco Unity, una solución de mensajería unificada que aumenta la capacidad de respuesta del empleado mediante el envío de mensajes de correo electrónico, voz y fax a un buzón de

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información