| Artículos | 01 FEB 2000

Intel proporciona doble velocidad en sus nuevos procesadores para equipos portátiles. Con la tecnología Intel SpeedStep, los usuarios pueden elegir diferentes velocidades, según la opción de uso, por corriente eléctrica o batería para optimizar sus recurs

Tags: Histórico
Con la incorporación de esta nueva tecnología, se da un paso más en la optimización de la relación entre rendimiento y autonomía de trabajo, pues ofrecen velocidades de hasta 650 MHz y la posibilidad de prolongar entre un 15 y un 20 por ciento la vida de la batería de los portátiles.
Los primeros procesadores de Intel en contar con SpeedStep aparecen a 650 y 600 MHz y ya son muchos los fabricantes, como HP, Compaq, IBM, NEC o Gateway, que no han querido esperar para presentar sus ordenadores portátiles equipados con estos procesadores. Así, ofrecen a sus clientes, la velocidad de los ordenadores de sobremesa, tanto si están conectados a la red eléctrica en su oficina, como si trabajan con la batería durante un viaje. El desarrollo de esta tecnología viene a satisfacer las necesidades de los usuarios móviles, pues según un estudio de IDC, el 80% de ellos consideraban insuficiente la velocidad de su CPU.
Con estos productos, se mejoran las características de gestión del consumo y la tecnología de encapsulado de Intel, permitiendo a los fabricantes incorporar estos procesadores en equipos portátiles ligeros y finos. La forma de trabajo de estos procesadores es muy sencilla, pues ante la capacidad de trabajar en dos modos diferentes: modo de prestaciones máximas y de optimización de batería; el sistema elige automáticamente una opción para funcionar, dependiendo de si el ordenador está operando con baterías o trabaja conectado a la corriente. También cambia la frecuencia y voltaje de manera dinámica, sin que el usuario se vea afectado.

En qué consiste
Así, cuando trabaja en el modo de optimización de batería, los procesadores alcanzan los 500 MHz y 1,35 voltios, reduciendo así el consumo de la CPU. En el momento en que el usuario trabaja conectado a la red eléctrica, el notebook cambia automáticamente al modo de prestaciones máximas, incrementando el voltaje a 1,6 voltios y la velocidad a 600 ó 650 MHz, según el procesador. Además, los usuarios pueden trabajar a la velocidad más alta, incluso cuando estén trabajando con baterías, simplemente deberán especificarlo pinchando en un icono que está en la parte de debajo de la pantalla y no necesita reiniciar el equipo. Permite tanto el cambio automático como la elección personal del modo de funcionamiento.

Las necesidades del sector
El desarrollo de SpeedStep por parte de Intel responde a la intención de la compañía de introducirse con más fuerza en el segmento de los ordenadores portátiles. De hecho, según Gartner Group, el 25% de los vendidos en Europa durante 1999 fueron portátiles.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información