| Artículos | 01 OCT 2007

Intel presenta Tigerton y la segunda generación de vPro

Tags: Histórico
Nuevos avances en los Quad-Core para servidor
Encarna González.
La carrera por seguir liderando el mercado de procesadores ha llevado a Intel a regresar del período estival con nuevos lanzamientos. Los tan esperados procesadores Quad-Core Xeon 7300, conocidos como Tigerton, o la segunda generación de vPro, con notables avances en características referentes a la seguridad, son las principales novedades con las que la compañía afronta la recta final del año.

Mientras su principal competidor, AMD, presentaba su primer procesador de cuatro núcleos, Barcelona, Intel ha vuelto a poner toda su maquinaria a pleno rendimiento para acabar el año con grandes avances en su gama de procesadores.
Uno de las novedades presentadas ha sido la nueva familia de procesadores Xeon MP, pensada para formar parte de la configuración de las placas base que dispongan de hasta cuatro zócalos. Sin embargo, uno de los lanzamientos más esperados ha sido el de sus nuevos procesador Xeon 7300, los primeros que la compañía lanza para utilizarse en servidores que actualmente cuentan con cuatro o más procesadores.
Hasta ahora, el procesador Xeon más utilizado en estas configuraciones contaba con dos núcleos, con lo que las ventajas a nivel de prestaciones aumentarán al poder montar sistemas con un único procesador de varios núcleos, o bien optar por configuraciones de servidores de dos vías. Según señala la propia compañía, la serie 7300 puede incrementar la productividad hasta en un 82 por ciento en entornos de soluciones de gestión (ERP) y en un 92 por ciento en lo que respecta a transacciones de bases de datos, valores establecidos en comparación con la generación anterior, la serie 5300.
Sin embargo, una de las grandes novedades de los Tigerton es que vienen acompañados de nuevos chipsets. Estos presentan cuatro canales bus interconectados a cada procesador a una velocidad de 1.066 MHz, con lo que se consigue eliminar los estados latentes entre el procesador y la memoria principal del sistema. Como señala Diane M. Bryant, directora general del grupo de plataformas de servidor, “la combinación de procesadores Quad-Core con la microarquitectura de cuatro núcleos en servidores dará un impulso importante a su virtualización y consolidación, así como a optimizar la fiabilidad y escalabilidad del rendimiento”.

Versiones disponibles
Intel ofrecerá, inicialmente, seis versiones de Tigerton. En la parte alta de la gama se encuentra el modelo X7350, con una velocidad de reloj de 2,93 GHz, 8 MB de memoria caché compartida y una disipación térmica (TDP) de 130 vatios. En línea con el interés de la compañía por hacer hincapié en la eficiencia energética, otros modelos ofrecerán una TDP de 80 vatios, como es el caso del E7340, de 2,4 GHz y el E7330, también de 2,4 GHz pero con una caché de 6 MB. Finalmente, los modelos E7320 y E7310 mantienen los 4 MB de memoria caché compartida y presentan unas velocidades de 2,13 y 1,6 GHz respectivamente.
Asimismo, y con el fin de abastecer los servidores de formato reducido montados sobre rack de 1U, Intel también presenta el modelo L7345, con caché de 8 MB, velocidad de 1,86 GHz y una disipación térmica de apenas 50 vatios.

Nueva generación vPro
Junto a los nuevos Xeon MP y la serie 7300, Intel ha lanzado la segunda generación de su tecnología para procesadores vPro en la que destaca el refuerzo que se ha hecho en los aspectos relacionados con la seguridad. En este sentido, esta segunda generación de vPro incluye la nueva tecnología Trusted Execution Technology (TXT), cuyo nombre en código era LaGrande, y que permite proteger los datos en entornos de virtualización. Además, según Shesha Krishnapura, ingeniero en tecnología de diseño de computación en Intel, TXT, junto con la tecnología de virtualización de la compañía (Intel Virtualization Technology for Directed I/O), permitirá que las máquinas virtuales “sean menos vulnerables frente a ataques que hoy en día no pueden detectarse con soluciones de software de seguridad convencionales”.
Junto a ello, la segunda generación de vPro ha incorporado una serie de filtros, System Defense Filtres, para identificar la gran cantidad y variedades de ataques que fluyen en las redes. Con ello, además de mayor seguridad, Intel busca incrementar el rendimiento de los equipos, facilitar su gestión, reducir costes y, cómo no, también ha mejorado todo lo relativo a eficiencia energética para un menor consumo.


Parmigiano-Reggiano, última tecnología para el negocio tradicional
--------------------------------------------------------------------------------------------
Disponer de la última tecnología para ayudar a las empresas a ser más competitivas, eficientes e incrementar su rendimiento es algo cada vez más necesario. Conscientes de ello, desde el fabricante de quesos parmesanos Parmigiano-Reggiano, han apostado por la tecnología de Intel. Tal y como explica Marco Panini, director de la firma, “buscamos tecnología que nos ayude a entender cómo evoluciona la calidad de la leche que empleamos en nuestros productos y cómo podemos mejorarla en las más de 4.400 granjas que tenemos”. La compañía forma parte del C.R.P.A. (Centro de Investigación de Producción Animal), que se encarga de investigar y analizar la calidad y condicionantes que se dan en la cadena de producción de productos agroalimentarios. Tiziano Bettati, director de TI de este centro, ha sido el responsable de llevar a cabo un proyecto en el que han migrado sus aplicaciones para realizar pronósticos en su actividad a un nuevo servidor con los nuevos Intel Xeon 7300 con lo que “hemos reducido tiempos de computación que antes llevaban 5 horas a una hora, hemos consolidado servidores pudiendo insertar nuevos modelos para realizar pronósticos”. La mayor disponibilidad de aplicaciones e información en el proceso de producción y el aumento de la potencia de cálculo les ha permitido mejorar procesos. Todo ello para mejorar aún más, si cabe, la calidad reconocida del auténtico parmesano Parmigiano-Reggiano.


La seguridad como objetivo
---------------------------------------
Según el estudio realizado por Intel entre 1.000 responsables de TI de 10 países europeos, la seguridad de los sistemas sigue siendo su principal preocupación. El estudio refleja un cambio respecto al tipo de vulnerabilidades que más les preocupan. Así, si en 2006 el 66 por ciento de los encuestados apuntaban a los ataques internos como su máximo temor, este porcentaje ha descendido hasta un 24 por ciento este año. Actualmente, una tercera parte de los encuestados concibe los ataques externos como la principal vulnerabilidad de la que son objetivo sus redes. Además, los responsables de TI apuntan que el tiempo que destinan a las tareas de gestión de la seguridad es uno de los mayores costes que han de asumir. Especial relevancia cobra el hecho de que, en las grandes compañías (con más de 500 empleados), el 25 por ciento de los encuestados señala que destina más del 50 por ciento de su tiempo a resolver aspectos relacionados con la seguridad de los sistemas.


INFORMA DESDE MÓDENA (ITALIA) Encarna González [egonzalez@idg.es]

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información