| Artículos | 01 ENE 1995

Intel e IBM se enfrentan por los fallos del Pentium

Tags: Histórico

La decisión de IBM de paralizar la comercialización de sus sistemas equipados con el microprocesador Pentium de Intel ha sido el detonante de una polémica mundial entre ambas compañías.

La causa no es otra que el error encontrado en la unidad de coma flotante de los Pentium, que provoca fallos en las operaciones de divisiones aleatorias. Frente al argumento esgrimido por Intel, quien señala que la posibilidad de que un cliente encuentre un error es de uno en 27.000 años y no provoca problemas en el software estándar, IBM ha realizado sus propias pruebas llegando a la conclusión de que los errores alcanzan una frecuencia de cada veinticuatro días, con un uso del procesador de quince minutos diarios al utilizar aplicaciones comunes de hojas de cálculo. Ello arroja una posibilidad de 20 errores diarios en una compañía con una base instalada de 500 ordenadores personales.

Distintos supuestos, diferencias abismales

Este abismo entre las diferentes respuestas obtenidas por las pruebas de uno y otro fabricante son debidas a las premisas adoptadas. IBM utiliza números que, traducidos al sistema binario, cuentan con una larga sucesión de unos, números simples que de acuerdo al gigante azul son los más utilizados. Por su parte, Intel basa su prueba en la posibilidad de error al considerar que todos los números tienen la misma probabilidad de ser usados. Asimismo, mientras que Intel considera que el usuario de una hoja de cálculo puede llevar a cabo cerca de mil divisiones al día, IBM explica que este número se ve incrementado hasta cinco mil por segundo al llevar a cabo un recálculo dentro de este tipo de aplicaciones, con lo que el margen de error se eleva considerablemente. Frente a esta teoría, distintos analistas cuestionan la veracidad de los supuestos de IBM. Entre ellos se encuentra el descubridor de este fallo en el Pentium, el profesor de matemáticas Thomas Nicely, único caso verificado que encontró un error en una situación real. Bajo el punto de vista de Nicely, si los supuestos de IBM fueran correctos, deberían haber surgido mayor número de fallos reales en el uso del procesador.

Réplica de Intel

En respuesta al movimiento de IBM, Intel ha declarado que dicha decisión no está justificada en ningún modo y aclara que el fallo no es relevante para una amplia mayoría de aplicaciones comerciales para PC, así como no supone ningún problema en las aplicaciones de servidor.

De forma adicional, la compañía ha puesto en marcha un plan de corrección de errores para los próximos meses. Así, mientras se estudian los primeros prototipos del procesador, el nuevo plan de fabricación anunciado por Intel se llevará a cabo en tres fases. La primera, que comenzará este mes, se dedica a los de 60 y 66 MHz, en abril o mayo entrarán los de 90 MHz y, por último, en junio se dedicará a los de 75 y 100 MHz.

Solución vía software

Si el fallo detectado en el Pentium ha tardado más de medio año en salir a la luz, (Intel lo detectó en el mes de junio), pocos días ha tardado la compañía desarrolladora de software Stage Research en anunciar una utilidad software que permite a los usuarios de este procesador solventar sus problemas en los cálculos matemáticos. Por un módico precio de diez dólares y a través de CompuServe, este software desactiva el coprocesador matemático y realiza las operaciones pertinentes. La solución, que lleva por nombre FPU-Fix, trabaja tanto sobre DOS como sobre Windows y no utiliza ningún tipo de fuentes ni memoria del sistema.

De forma paralela al lanzamiento de esta vía alternativa al procesador, uno de los fabricantes de hardware que han ratificado su fidelidad a Pentium, Dell Computer ha querido informar a sus usuarios de los pasos a dar ante esta contingencia. Así, sugiere la evaluación de los resultados a partir del sexto dígito en los cálculos cuando se utilicen las aplicaciones habituales. En el caso de los usuarios que trabajan con estadísticas de alta precisión, análisis matemático o entornos altamente sensibles, se recomienda una cuidada comprobación a través de técnicas de pruebas redundantes o mediante una CPU diferente, tal como un 486. Por último, Dell reafirma su colaboración con Intel de cara a identificar y poner a disposición del cliente soluciones acordes con las necesidades del usuario.

Pruebas de IBM

En otra de las pruebas de IBM, en esta ocasión con números decimales, se extrajeron las siguientes conclusiones. En el caso de números de tres dígitos en los que dos de ellos se encuentran a la derecha de la coma, (4,37 por ejemplo) la posibilidad de detectar un error en la realización de una ecuación con ellos asciende a 188 entre 100.000 casos.

Cuando el número tiene una única cifra a la derecha de la coma (43,7) esta probabilidad se incrementa hasta 356 entre 100.000. Por último, en un número de cuatro dígitos (24,37 por ejemplo), las posibilidades se cifran en 45 sobre 100.000 casos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información