| Artículos | 01 MAY 2010

Intel Core i3 llega a los portátiles

Tags: Histórico
Oscar G. Peinado.
Los primeros ordenadores portátiles con el nuevo procesador Intel Core i3 empiezan a estar disponibles. Los nuevos chips, que llevan la arquitectura Nehalem y se anunciaron el pasado mes de septiembre, pero no ha sido hasta enero de 2010 cuando Intel ha hecho el lanzamiento real y han empezado a presentarse los primeros modelos que los incorporan. De hecho aun son pocos los fabricantes que cuentan con referencias con este procesador en su catálogo.

Los procesadores Intel Core i3 son la alternativa más económica de la nueva gama de chips de Intel, que se completa con los Core i5 y los Core i7. Actualmente Intel cuenta con dos referencias para esta gama: el Core i3-330M y el Core i3-350M. Ambos son chips de dos núcleos con tecnología Hyper Threading, por lo que pueden ejecutar hasta cuatro procesos simultáneos. También comparten la cantidad de memoria caché de nivel tres: 3MB, y el soporte de memoria DDR3 1066/800 MHz. Lo único que los diferencia es su velocidad de reloj, 2,13 GHz en el primero y 2,26 GHz en el segundo.
Los Intel Core i3, junto con los nuevos i5, son los primeros procesadores fabricados con tecnología de 32 nanómetros (Clarkdale) y llevan integrado en el propio chip el controlador de memoria, de manera que se mejora el rendimiento en las transferencias de información entre el procesador y la RAM. Por último, frente a sus hermanos mayores, los i5 e i7, Intel ha prescindido en los i3 de la tecnología Turbo Boost, que permite elevar la frecuencia de trabajo cuando uno de los núcleos está inactivo, mejorando el rendimiento global.
Son, por tanto, procesadores que mejoran las prestaciones de la anterior gama Core 2 Duo, pero permitiendo diseñar equipos con un precio asequible que, en cualquier caso, estará determinado por el resto de componentes del portátil.
En los cinco ordenadores que hemos analizado, observamos como predomina el uso del i3 330M, frente al i3 350M que sólo ha sido instalado por Asus. La diferencia entre ambos modelos es mínima, pero quizás sí haya sido determinante para que consiga el mejor rendimiento en casi todas las pruebas de nuestro test WorldBench 6 Gold, y se alce con la mejor calificación de rendimiento, aunque por poca diferencia, apenas un 4 % mejor que los menos rápidos. De hecho, en siete de diez aplicaciones, el Asus es ligeramente mejor que cualquiera de los demás y las otras tres se reparten entre distintos modelos.
A esta similitud de rendimiento también contribuye el hecho de que todos los portátiles comparten el chipset Intel HM55 Express e incorporan la misma cantidad de memoria: 4 GB, que el usuario puede ampliar hasta un máximo de ocho.
Sin embargo, el ordenador de Samsung no podrá aprovechar toda la memoria que tiene instalada, pues utiliza la versión de 32 bits de Windows (Home Premium en todos los equipos) que es incapaz de direccionar más de 3. El resto de los portátiles, con una edición de 64 bits sí que pueden manejar los 4 GB de memoria o los 8 que soportan los ordenadores como máximo.
Entre las características de este chipset se incluye una nueva interfaz de gráficos que permite mejorar el rendimiento, sonido integrado de alta definición, y un controlador SATA de 3 Gb/s. Pero la función más novedosa es la tecnología contra robos (Intel AT), que permite desactivar un ordenador y bloquear el acceso a los datos a distancia en caso de que haya sido sustraído o perdido, con lo que, al menos, se puede proteger la información confidencial.

Sin USB 3.0
El chipset de Intel permite disponer de hasta 12 puertos USB 2.0, de los que los fabricantes de los portátiles han utilizado entre tres y cuatro. En el caso de HP, Samsung y Toshiba, sólo se aprecian tres puertos, aunque existe un cuarto USB que comparte conector físico con el puerto eSATA. Esto permite aprovechar mejor el espacio disponible en el lateral del ordenador. Acer y Asus, han optado por no implementar ningún conector eSATA.
Aunque no está soportado por el chipset de Intel, se echa en falta la existencia de algún puerto USB 3.0, una conexión que no tardará en ser el estándar y cuya ausencia puede obligar a recurrir a incómodos adaptadores adicionales. Para ello podremos recurrir a tarjetas ExpressCard en los ordenadores de HP, Samsung y Toshiba (en el de Samsung sólo ExpressCard/34), pero no disponemos de esta opción en los de Acer y Asus, que nuevamente se quedan descolgados en sus opciones de ampliación.
En cuanto a las comunicaciones, todos los equipos disponen de red Gigabit Ethernet y Wi-Fi compatible con las versiones b, g y n, del estándar 802.11, pero sólo los de Asus y Toshiba ofrecen interfaz Bluetooth.

Hasta 500 GB de disco
En lo que respecta al almacenamiento encontramos dos elecciones: los 320 GB de disco duro que han utilizado Acer y HP, o los 500 GB del resto de fabricantes. En cualquier caso se trata de un disco SATA de 2,5”, que permite ofrecer un buen equilibrio de prestaciones, economía y ligereza. Utilizar discos SSD encarecería los productos, mientras que la opción de usar dos discos duros en RAID queda reservada a plataformas de mayor tamaño en las que el peso no es un factor tan importante.
Todos los equipos cuentan con una unidad óptica multiformato, capaz de leer y grabar discos CD y DVD en sus diferentes variantes, incluidos los DVD de doble capa. También disponen de un lector de tarjetas multiformato que puede usar tarjetas MMC, SD y SDHC, aunque en este caso hay modelos más versátiles que otros al ofrecer compatibilidad con las Memory Stick de Sony o las xD de Fujifilm y Olympus. Si este detalle es importante, en la tabla indicamos los formatos soportados. De lo que todos carecen es de un lector de tarjetas CF que, actualmente, ya sólo resulta de utilidad para los usuarios de la mayoría de cámaras réflex.

La diferencia está en los gráficos
Las mayores diferencias las podemos encontrar en el adaptador gráfico empleado. HP ha optado por confiar en los gráficos integrados: Intel GMA 4500MHD, lo que, al menos teóricamente, debería proporcionarle menor consumo de energía. Sin embargo en las pruebas de autonomía veremos como es el que menos minutos nos permite trabajar.
Acer y Asus eligen a AMD para el adaptador gráfico, y ambos optan por el mismo modelo: una ATI Mobility Radeon HD5470. Sin embargo, mientras que Acer monta medio GB de memoria (permitiendo usar hasta 2.234 MB compartidos), Acer opta por duplicar la cantidad de RAM instalada.
Por su parte Samsung y Toshiba se decantan por nVidia, con una GeForce 310M con medio gigabyte de memoria.
En la práctica, aunque las soluciones elegidas son diferentes, los rendimientos son muy similares, predominando en las pruebas gráficas también el portátil de Asus por su diferente procesador.
Las pantallas son de tecnología LED y 15,6 pulgadas de diagonal, ofreciendo una resolución nativa de 1.366 x 768 píxeles. También tienen en común su aspecto brillante, lo que, como ya hemos mencionado en otras ocasiones, provoca importantes reflejos cuando se usa en zonas bien iluminadas, aunque también ofrece un mejor aspecto de contraste y saturación del color.
Todos los equipos cuentan con dos salidas de vídeo, la tradicional VGA y una HDMI que permitirá conectarlos de una forma cómoda a un televisor de alta definición.

Ergonomía mejorada con los touchpad multitáctil
Además del detalle de la pantalla brillante, que influye decisivamente en la ergonomía del producto, no podemos dejar de mencionar

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información