| Artículos | 01 SEP 2007

Integración entre Windows Mobile 6.0 y Exchange 2007

Tags: Histórico
Daniel Matey.

Hoy en día el correo electrónico se ha convertido en una herramienta tan potente que las empresas están dispuestas a invertir parte de su presupuesto en llevar el e-mail a los dispositivos móviles de sus empleados. A continuación repasamos las últimas ventajas de contar con una plataforma combinada entre Exchange 2007 y Windows Mobile 6.

El acceso al correo desde un dispositivo móvil empezó en muchas empresas como una necesidad exclusiva de ejecutivos y personal VIP. Sin embargo, la continua evolución hacia una forma de trabajar más dinámica y digital ha logrado que esta necesidad se extienda a porcentajes cada vez más significativos de usuarios dentro de las empresas.
En la actualidad, el número de usuarios que requieren correo móvil oscila mucho, dependiendo del sector y del grado de evolución tecnológica de las empresas. Obviamente, una compañía con una importante fuerza móvil de trabajadores prestará este servicio a un mayor número de usuarios que una donde el 90 por ciento de sus empleados desempeña su labor en un centro fijo.
Desde que el correo móvil empezó a ganar protagonismo, la plataforma Blackberry, de la empresa canadiense RIM, asumió una posición muy fuerte en el sector. Se trataba de un dispositivo muy bien ideado bajo una plataforma de desarrollo ajustada, pero más que suficiente. Esto, unido a la ausencia de competencia y la necesidad urgente para muchas empresas de empezar a prestar el servicio, afianzó a Blackberry en esta posición. Por su parte, los operadores de telefonía móvil, apoyados en otros fabricantes de software, lanzaron también su oferta, aunque a día de hoy lo cierto es que existen dos nichos de mercado claramente enfrentados entre dos gigantes: RIM y Microsoft, cuya batalla promete ser bastante ardua en los próximos años.
Desde que Microsoft apostó fuertemente por la movilidad, han ido ganando cada vez más usuarios de correo. Ya con Exchange lanzó su estrategia Windows para dispositivos móviles, y con el tiempo ha ido apareciendo dispositivos que incorporaban conexiones GSM y más tarde GPRS o UMTS y, por último, HSDPA. Por su puesto, al igual que ocurre con el resto del mercado, estos dispositivos son cada vez más pequeños, baratos y manejables, con formatos que van desde la típica PDA con teclado, hasta los modelos más reducidos.
Desde luego, el esfuerzo de Microsoft pasaba claramente por una mejor integración entre su plataforma para dispositivos móviles, Windows Mobile, y su solución para correo electrónico profesional, Exchange. Por lo tanto, estaba claro que si mejoraba sus dispositivos móviles y lograba que Exchange tuviera un mejor soporte para correo móvil, su posición en el mercado podría mejorar sustancialmente.


Los puntos fuertes de Microsoft
Las claves en la batalla por el mercado del correo móvil en las cuales Microsoft apuesta sus fichas están claras:
- Plataforma de desarrollo; los dispositivos con Windows Mobile cuentan con soporte para Compact Framework de la plataforma .Net, lo cual permite a los desarrolladores con conocimientos en este entorno programar aplicaciones para los dispositivos móviles de una forma rápida, intuitiva y usando el mismo entorno de desarrollo de programación (Visual Studio) que usan para desarrollar aplicaciones Windows o Web. Compact Framework está diseñado para sacar el máximo provecho de los dispositivos de una forma sencilla. Así, por ejemplo, es posible acceder al navegador GPS o a las funciones del teléfono con pocas líneas de código.
Además de esto, Windows Mobile puede tener bases de datos con SQL Server EveryWhere, que incluso pueden sincronizarse con las de su hermano mayor SQL Server. Asimismo, como es evidente, el trabajo con Web Services está integrado en el propio Framework, lo cual facilita mucho el desarrollo de soluciones para dispositivos móviles que aprovechen las inversiones realizadas en aplicaciones basadas en SOA.
Por si esto fuera poco, Microsoft ya ha anunciado su intención de soportar la plataforma Silverlight en Windows Mobile, aunque por el momento se encuentra en fase de desarrollo. Esta noticia, sin duda, permitirá a Windows Mobile disponer de interfaces tremendamente ricas, que doten a las aplicaciones móviles de más interactividad e integración multimedia.
- Facilidad de uso; no cabe duda de que Outlook y Windows tienen un altísimo nivel de penetración en el mercado empresarial. Esto hace que los usuarios estén acostumbrados a ver sus tareas, contactos y correos a través de una interfaz determinada, a trabajar con unos tipos de menús y a disponer de una serie de opciones. Windows Mobile se aprovecha de esta situación para proponer al usuario una forma de trabajar que ya conoce en su versión de escritorio, permitiéndole realizar su trabajo sin necesidad de exponerse a una curva de aprendizaje inicial pronunciada, o a las incomodas diferencias entre sus mensajes, contactos y tareas en su ordenador y en su dispositivo móvil.
- Infraestructura, integración y ahorro de costes; hoy en día, y como vamos a mostrar en este artículo, Exchange 2007 y Windows Mobile 6.0 disponen de todas las funcionalidades que una empresa puede desear para su correo móvil. Es lógico, por tanto, que muchas empresas que ya cuenten con plataforma Exchange tengan que pensarse dos veces por qué asumir gastos adicionales para prestar un servicio que pueden dar con su infraestructura y licencias existentes.
Los requisitos de la competencia de Microsoft en el terreno del correo móvil suelen consistir en pagos de tarifas y servidores de pasarela con sus correspondientes licencias, y estas pasarelas suelen adolecer de una buena escalabilidad, lo que hace que para dar soporte a muchos usuarios sea necesario un buen número de servidores. Por otra parte, la solución de Microsoft escala en este servicio de una forma distinta, ya que puede dar soporte a miles de usuarios con un único servidor, aportando además tolerancia a fallos y/o balanceo de carga de forma sencilla. Asimismo, con Exchange no es necesario pagar ningún coste por usuario ni licencia adicional, por lo que cualquier empresa usuaria de Exchange puede empezar a prestar este servicio a sus usuarios sin inversiones adicionales.
En este sentido, la solución de movilidad de Microsoft dispone de una integración incuestionable con los productos de su plataforma, desde la configuración de los cortafuegos hasta la gestión de la seguridad, usuarios, permisos y opciones, por ejemplo.
Así, por ejemplo, desde el Directorio Activo podremos definir qué usuarios pueden acceder al correo desde sus dispositivos móviles y qué políticas queremos aplicarles.
Otro ejemplo de integración sería utilizando SMS 2003, o su próxima versión aún en fase Beta, System Center Configuration Manager 2007 (SCCM), que nos permite, de forma centralizada, configurar los dispositivos móviles de los usuarios. Para que nos hagamos una idea de lo que se puede hacer, sería posible configurar si los dispositivos podrán tener habilitado Bluetooth, configurar las conexiones telefónicas o WiFi, parámetros de sincronización, políti

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información