| Artículos | 01 SEP 2000

Instalar una unidad removible

Tags: Histórico
José C. Daganzo.
La necesidad de transportar grandes cantidades de datos aumenta, por lo que poseer una unidad removible se ha convertido una buena inversión. Estos dispositivos ganan terreno tanto en el ámbito doméstico como en el profesional.

Beneficios: Podrá desplazar grandes cantidades de información de una manera muy cómoda.
Coste: en función del dispositivo (2)
Tiempo requerido: 45 minutos (4)
Nivel de experiencia: (2)
Herramientas necesarias: Pinzas y destornillador de estrella (según carcasa del PC).

Para encontrar mas información acerca de las unidades removibles: www.iomega.com. www.fujitsu.com. www.superdisk.com.
La consideración del coste y del nivel de experiencia van de uno a tres iconos que equivalen a un nivel bajo, medio o alto de requerimientos.

Gracias a su gran capacidad, fácil transporte y a la simple pero efectiva seguridad que nos proporcionan, las unidades removibles se están convirtiendo en el más popular de los dispositivos de almacenamiento, junto con los grabadores de CD. Usando los cartuchos o discos podrá ayudar a su economía personal y también a la de su empresa, así como facilitar la tarea de guardar el trabajo que se haya realizado a lo largo del día, de una manera cómoda y eficaz. Estos discos son muy manejables para almacenar copias de grandes cantidades de información y ofrecen un rápido acceso (evitando almacenar datos en el disco duro principal y consiguiendo de este modo “desahogar” nuestro disco duro), y dada la gran expansión del uso que están experimentando las unidades removibles, se han convertido en un gran medio para intercambiar datos en cantidades demasiado grandes para transmitirse mediante correo electrónico.
El índice de elección de estos dispositivos tuvo un gran aumento el pasado año. Las unidades Zip de Iomega de 100 MB y 250 MB son las más usadas, seguidas muy de cerca por la unidad Jaz de 1 o 2 GB. Otros competidores en este campo serían las unidades SuperDisk (LS-120), disponibles por parte de un gran número de fabricantes, que ofrecen 120 MB para almacenar datos en discos de tamaño medio, o los magneto-ópticos con capacidades de hasta 1,3 GB.
Pero llegado el momento, deberá elegir la unidad a instalar teniendo en cuenta las características de cada unidad removible. Existen dos tipos: unidades externas y unidades internas. En las externas solamente tendrá que conectar al puerto USB, paralelo o SCSI y proporcionan una fácil instalación y una inmejorable movilidad para transportarlas de un lugar a otro. Pero si quiere sumergirse en un proceso de instalación, entonces las unidades internas (IDE o SCSI) son más rápidas y muy cómodas de usar. Ahora pasaremos a instalar ambos tipos de unidades internas removibles; empezaremos por las unidades IDE, luego describiremos el proceso de instalación para las unidades SCSI y terminaremos con los procesos comunes para instalar ambas unidades.

Dispositivos IDE

1- Busque los conectores y elija una conexión libre
Apague su equipo, asegúrese de desconectarlo de la red eléctrica y retire la carcasa del ordenador. Tendrá dos conectores IDE en su placa base: el primario y el secundario. Normalmente, se encontrará con un cable conectado al disco duro IDE y otro cable conectado al CD-ROM IDE. Ambos cables probablemente tendrán conectores libres. La mejor elección para conectar la nueva unidad es el conector libre del cable al que se encuentra conectado el CD-ROM. Si no dispusiéramos de un conector libre en el cable del CD-ROM, cambiaríamos el cable por el otro que suele venir con la unidad removible.
En ambos casos, el disco duro y el CD-ROM deberán estar conectados al mismo cable. Si la configuración de su PC lo permite, use el cable suplementario de la unidad removible y conéctelo en el hueco del segundo conector IDE en la placa base.

2- Configure sus puentes
Si el nuevo dispositivo a instalar ocupa el segundo lugar en el cable, configure los puentes como “esclavo” (la mayoría de los dispositivos vienen configurados como esclavos por defecto) con la ayuda de unas pinzas o alicates pequeños. Pero si ésta es la única unidad que se encuentra en el cable, configure los puentes en la posición de “maestro”.
Debemos de tener en cuenta que, si ha quedado instalada la unidad removible en el mismo cable en que tenemos nuestro disco duro, deberemos cambiar la configuración de los puentes del disco duro. Algunos dispositivos removibles tienen asignadas unas posiciones específicas para los puentes cuando se encuentran solos en el cable IDE. En ese caso, tendrá que cambiar los puentes del disco duro a la posición de “maestro”.

Dispositivos SCSI

1- Instalación de una tarjeta SCSI
Si su PC no tiene una controladora SCSI o un conector SCSI en la placa base, entonces necesitará instalar una tarjeta SCSI. La mayoría de las tarjetas en la actualidad son de tipo plug and play, por lo que no tendremos problemas a la hora de instalarla. Bastará con conectar la tarjeta SCSI a nuestro equipo para que la reconozca. No obstante, para obtener mas información consulte el artículo Instalación de tarjetas y dispositivos SCSI, publicado en PC World nº 122, de junio de 1996.

2- Configuración del número de ID
Los dispositivos SCSI sólo pueden tener un número de identificación (ID), el cual se configura mediante puentes en el dispositivo. Si nuestra unidad removible es el único dispositivo SCSI instalado en nuestro PC, por defecto el ID (normalmente 4 o 5) estará bien. Si tenemos otro dispositivo SCSI en nuestro PC, necesitaremos revisar nuestro nuevo dispositivo para estar seguros de que le hemos asignado un identificador único y no se produce ningún conflicto con otro dispositivo SCSI.
El último de los dispositivos que esté colocado en el cable SCSI deberá tener la terminación conectada o activada. Algunos dispositivos utilizan para su configuración los puentes, pero el Jaz Iomega no tiene puentes de terminación. En su lugar, viene con un cable SCSI para su propia terminación. Si se instala el Jaz en un cable SCSI diferente, hay que asegurarse de que no es el último dispositivo.

Para ambos buses

3- Conectar los cables y montar la unidad
Deberemos seleccionar una bahía libre y válida para montar nuestra unidad. Si disponemos únicamente de una bahía libre pero es de 5 1/4 y la unidad a instalar es de 3 1/2 , deberemos montar nuestro dispositivo previamente sobre un adaptador.
Si instaló una tarjeta nueva, conecte el cable de datos SCSI al conector de la tarjeta. Deslice el final libre del cable de datos a través de la bahía y conéctelo a la nueva unidad. Puede insertar parcialmente la unidad dentro de la bahía en caso de ser necesario. Asegúrese de que el pin número uno del cable de datos (normalmente marcado por una línea roja a lo largo del cable) conecta con el pin número uno de la unidad removible. Y después del cable de datos, cogeremos el cable de alimentación y lo conectaremos a la unidad a instalar. Posteriormente, deslice la unidad hasta el final de la bahía, para finalizar fijando la unidad extraíble a la carcasa del PC mediante tornillos.

4- Instalar el software
Todos los dispositivos removibles traen consigo sus propios controladores para proporcionarnos una insta

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información