| Artículos | 01 NOV 2000

Instalar una unidad DVD-ROM con tarjeta MPEG

Tags: Histórico
José C. Daganzo.
Hace ya algún tiempo que aparecieron las unidades DVD-ROM. En un principio se pensó en ellas como las sucesoras de las unidades de CD-ROM, pero no ha sido así. Sin embargo, el DVD-ROM se ha convertido en un dispositivo muy común dentro de los ordenadores.

Beneficios: Podrá reproducir películas en DVD y beneficiarse de la calidad que ofrece este formato, además de utilizar software tanto en DVD-ROM como CD-ROM.
Coste: (2)
Tiempo requerido: 60 minutos (4)
Nivel de experiencia: (2)
Herramientas necesarias: Pinzas, destornillador y pulsera antiestática.
La consideración del coste y del nivel de experiencia van de uno a tres iconos que equivalen a un nivel bajo, medio o alto de requerimientos.

El formato DVD-ROM nos proporciona una calidad muy buena a la hora de reproducir películas en nuestro equipo y además nos introduce en un nuevo nivel de realismo en los juegos, haciendo del lugar donde tengamos la unidad un centro de entretenimiento de mucha calidad. Por otro lado, cada vez son más los títulos disponibles en dicho formato. Si hace unos años era casi imposible disponer de programas en DVD-ROM, actualmente podemos tener prácticamente cualquier título en este formato. Hablamos de un formato que es capaz de almacenar hasta 18 GB en un solo disco, superando con creces los 650 MB de un CD-ROM de 74 minutos ó los 700 MB de un CD-ROM de 80 minutos. Mediante el uso del sistema DVD-ROM, por ejemplo, podemos disponer de la Enciclopedia National Geographic en 4 discos. Quizá parezcan muchos, pero esta misma enciclopedia en formato CD-ROM ocupa la friolera de 30 discos.
Podemos adquirir un DVD-ROM sin tarjeta descompresora MPEG, con lo cual la reproducción de vídeo se realizará mediante software, o adquirirla con tarjeta. Esta última es la más recomendable de las dos opciones. Si bien supondrá un desembolso mayor, nos proporcionará mejores prestaciones, ya que la velocidad de reproducción por software está condicionada directamente por el equipo que poseamos, y si nuestro equipo no es muy potente, entonces la opción de la tarjeta MPEG es casi obligada. Siguiendo estas instrucciones prácticas usted podrá actualizar su equipo de manera sencilla, aunque ha de tener en cuenta que cada tarjeta MPEG tiene diferentes conectores y salidas. Por ello, si su tarjeta descompresora se diferencia en algo de la que aquí presentamos, no se preocupe: conecte los cables según el manual que la acompaña.

1- Compruebe el sistema y corrija los posibles conflictos
Antes de nada verifique que no existe ningún conflicto en su máquina. Para ello, elija InicionConfiguraciónnPanel de controlnSistemanAdministrador de dispositivos, o bien acceda pulsado con el botón derecho sobre Mi PC y en el menú contextual seleccione Propiedades para posteriormente elegir Administrador de dispositivos. En caso de encontrar alguna exclamación en alguno de nuestros dispositivos, resuelva el conflicto. Normalmente bastará con actualizar los controladores para resolver el problema.

2- Instale la tarjeta descompresora MPEG
Apague su equipo, asegúrese de desconectarlo de la red eléctrica y retire la carcasa del ordenador. A continuación colóquese la pulsera antiestática (si no dispusiera de dicha pulsera, descárguese tocando una superficie de metal, por ejemplo, el chasis del PC), y busque una ranura PCI libre donde alojar la tarjeta MPEG. Después inserte la tarjeta dentro de la ranura firmemente pero sin forzarla y fije la tarjeta mediante un tornillo a la caja.

3- Instale la unidad DVD-ROM
Ha llegado la hora de instalar la unidad DVD-ROM. Para ello deberá conectar la unidad a la placa madre teniendo en cuenta lo siguiente: las placas actuales tienen dos conectores IDE, el primario y el secundario. Normalmente, se encontrará con el cable primario conectado al disco duro y el cable secundario conectado al CD-ROM. Ambos cables probablemente tendrán conectores libres entre la placa y el dispositivo. La mejor elección para conectar la nueva unidad es montar el DVD-ROM al cable al que se encuentra conectado el CD-ROM. Si no dispusiéramos de un conector libre en el cable del CD-ROM, cambiaríamos el cable por el otro que suele venir con la unidad DVD-ROM. Si no fuera éste el caso, lo enchufaremos al conector libre del cable de nuestro disco duro. Si la configuración de su PC se lo permite, use el cable suplementario de la unidad DVD-ROM y conéctelo en el hueco del segundo conector IDE en la placa base.
Si el nuevo dispositivo a instalar ocupa el segundo lugar en el cable, configure los puentes como "esclavo" (la mayoría de los dispositivos vienen configurados como esclavos por defecto) con la ayuda de unas pinzas. Pero si éste es el único dispositivo que se encuentra en el cable, configure los puentes en la posición de "maestro". Deberá tener cuidado, ya que si ha instalado la unidad en el mismo cable en que tenía el disco duro, puede que tenga que cambiar la configuración de los puentes del disco duro. Monte el DVD-ROM sobre una bahía de 5,25" libre, para finalmente colocarle el cable IDE y alimentar la unidad mediante cualquier cable de alimentación que encuentre libre.

4- Conecte el cable de audio y vídeo
A continuación deberá conectar los cables de audio y vídeo, para optimizar y sacar el máximo partido de los nuevos dispositivos. Dependiendo del tipo de tarjeta MPEG que adquiramos el proceso puede variar; para estar seguro es recomendable leer el manual que ha de venir con la tarjeta y el DVD-ROM. Realice este paso con mucho cuidado y tranquilidad: interconectar los diferentes conectores bien puede ahorrarle muchos quebraderos de cabeza.
a) Conecte el cable de audio desde el DVD-ROM hasta el conector de Sonido 1 en la tarjeta MPEG. Ahora coloque el cable que iba del CD-ROM a la tarjeta de sonido en el conector de Sonido 2 de la tarjeta MPEG.
b) Para finalizar de canalizar el sonido, coloque un cable de audio desde el conector de salida de la tarjeta MPEG al conector de la tarjeta de sonido.
c) Quite el cable del monitor que está en la tarjeta gráfica y colóquelo en la entrada de vídeo de la tarjeta MPEG. Después conecte el puerto que ha liberado en la tarjeta gráfica al puerto de vídeo que se encuentra libre en la tarjeta MPEG.
d) Si desea ver películas DVD a través de su televisor, entonces deberá comunicar la tarjeta MPEG con su monitor mediante un cable (RCA o S-Vídeo, dependiendo de las posibilidades de su televisor).
e) Si dispone de altavoces que soportan los efectos Dolby Surround, conecte un cable entre la salida digital de sonido de la tarjeta MPEG con los altavoces (este cable no suele acompañar a la tarjeta MPEG, deberá adquirirlo por separado).

5- Instalar el software y los controladores
Todos los dispositivos deben traer consigo sus drivers (bien mediante CD-ROM o bien en disquete). Para instalarlos bastará con encender el sistema, Windows deberá reconocer los nuevos dispositivos y preguntarnos por los controladores. Para finalizar la instalación, siga los pasos que le indicará su software y después reinicie su equipo.
Para terminar, realice una prueba exhaustiva de su sistema, su nueva unidad deberá de ser capaz de leer tanto un CD-ROM como un DVD-ROM. Si encontrase algún problema –como por ejemplo: la unidad no es capaz de leer un disco, no podemos reproducir ningún sonido, etc.- no se preocupe, apague su equipo y revise concienzudamente las conexiones que realizó en el paso anterior (al hacer tantas con

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información