| Artículos | 01 NOV 1997

Instalar una cámara de vídeo

Tags: Histórico
Aurelio Llorente.

Con la llegada de las tecnologías multimedia han aparecido en el mercado una inmensa multitud de periféricos destinados a saciar las necesidades de los usuarios.

Sin duda la parte que más llama la atención a los usuarios es el vídeo. Ya no interesa tanto como antes poder retocar las fotos de un amigo, ahora podemos hacerlo, pero en movimiento. Una cámara conectada a un ordenador tiene varios campos de aplicación. En primer lugar la digitalización de imágenes y secuencias de vídeo, y en segundo lugar la última moda, la videoconferencia. En el número 135 de PC World (Septiembre 1997) podíamos encontrar un amplio artículo sobre la videoconferencia, aplicaciones y sus accesorios. Es un buen punto de partida a la hora de elegir una cámara o kit.

Cámaras

Existen varias formas de conectar una cámara al ordenador, cada una con sus ventajas e inconvenientes. La más económica consiste en utilizar el puerto paralelo, también es la que peor calidad ofrece, puesto que la señal tiene que digitalizarse en la cámara y pasar al ordenador a través del puerto paralelo, que en el mejor de los casos tiene únicamente 8 bits y a una velocidad no muy elevada.

Sin lugar a dudas la mejor solución consiste en instalar una tarjeta digitalizadora de vídeo y una cámara que tenga al menos una salida de señal de vídeo compuesto, o SVHS. Al utilizar una tarjeta digitalizadora, conectada a una de las ranuras de expansión del ordenador, se consigue una velocidad de transferencia mucho mayor, especialmente si utiliza el bus PCI. Evidentemente si pueden pasar muchos más datos, en el mismo tiempo, tendremos una calidad mayor en cada cuadro que se digitalice.

En el caso de que tengamos un presupuesto limitado y sólo queremos utilizar la cámara para videoconferencia, entonces con una cámara sencilla que se conecte al puerto paralelo tendremos más que suficiente, puesto que la transmisión de la imagen a través de la línea telefónica siempre será más lenta. Los usuarios que usen la cámara para realizar vídeos, o digitalizar imágenes, necesitan la calidad que proporciona una tarjeta digitalizadora de vídeo y una buena cámara.

Una buena alternativa si queremos gran calidad, sin gastar mucho dinero, se presenta si tenemos una videocámara doméstica convencional (o menos convencional y más profesional). En este caso sólo tendremos que comprar una tarjeta digitalizadora, y utilizar las salidas de vídeo compuesto que tienen todas las videocámaras.

Manos a la obra

La instalación es sumamente sencilla en todos los casos. Las cámaras de puerto paralelo pueden tener la electrónica dentro de la cámara, o en un módulo que se conecta al ordenador. En la foto 1 podemos ver una de este último tipo. Como se puede observar tiene un conector en cada extremo, uno para el ordenador y otro para la cámara. Como el puerto paralelo apenas proporciona corriente suficiente para alimentar a la cámara es habitual encontrar modelos que obtienen la alimentación del conector del teclado (en la misma imagen se puede observar el adaptador que hace de puente para el teclado). Otros modelos utilizan un adaptador externo que se conecta a la red eléctrica.

En las cámaras con tarjeta digitalizadora la instalación se complica un poco, puesto que tenemos que abrir el ordenador e instalar la tarjeta en una ranura libre, como se muestra en la foto 4. Se conecta la cámara a la tarjeta digitalizadora (fotos 5 y 6) e instalando el software habremos terminado.

Si tenemos una cámara para puerto paralelo, y no tenemos más puertos de este tipo, no podremos utilizar la impresora, en este caso la mejor solución es una tarjeta con un segundo puerto paralelo, o una caja conmutadora, el precio debe ser muy similar.

1- Si tenemos una cámara por puerto paralelo, será necesario conectarla a dicho puerto, además de la alimentación, que puede realizarse a través del conector del teclado o con un alimentador externo.

2- Las cámaras suelen tener su propio sistema de sujección. En la mayoría de los casos se colocan encima del monitor, y a veces la cámara tiene un pie largo para colocarlas sobre la mesa.

3- Existe una gran variedad de tarjetas digitalizadoras, todas ellas incluyen el software necesario para digitalizar secuencias de vídeo y imágenes estáticas.

4-La instalación de la tarjeta digitalizadora no tiene mayor complicación: abrir el ordenador, retirar la chapa que cubre la salida de la ranura en la caja, insertar la tarjeta en la ranura, atornillarla y cerrar el ordenador.

5- La conexión de la cámara a la digitalizadora se realiza con un solo cable, normalmente con conectores RCA, aunque si la cámara tiene salida SVHS, y la digitalizadora una entrada de éste tipo podemos aprovecharlas y obtener una mayor calidad.

6- Algunas digitalizadoras disponen de varias entradas de vídeo, y tenemos que poner atención al seleccionar la correcta en el software.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información