| Artículos | 01 FEB 2000

Instalación de Windows 2000

Tags: Histórico
Ponga su equipo a punto para la actualización
Jorge Pascual.
La nueva versión de Windows facilita en mayor medida la instalación y configuración de todo el sistema. Aún así no debemos tomar a la ligera su implantación en nuestra red y asegurarnos de cumplir los requisitos mínimos y de compatibilidad de hardware y software.

Ya esta aquí Windows 2000. El número de mejoras y adelantos que se han incluido nos harán querer instalarlo de inmediato. De hecho, durante los últimos meses de desarrollo de la versión final, han sido muchos los usuarios que han confiado en Windows 2000 para ser instalado en equipos de producción. Incluso algunas compañías de renombre comercializaban sistemas con betas de la nueva versión de Windows preinstalada.
Una vez nos hayan conquistado las bondades de Windows 2000, es momento de decidir su implantación en nuestro negocio. La instalación de la nueva generación de sistemas Windows en nuestra compañía no es ninguna tarea trivial, y como cualquier sistema que vaya a desempeñar una función de importancia en nuestra empresa, tenemos la obligación de planear con cuidado cual será su uso dentro de la misma y establecer unas fases para su integración paulatina.

Requisitos hardware mínimos
Una vez que ha comprobado que tanto el hardware que posee como el software que utilizará es compatible con el nuevo sistema, el siguiente paso es verificar si su equipo cumple con los requisitos mínimos para trabajar con Windows 2000. En este caso depende de la versión que vaya a utilizar. Si se decide por la Professional deberá tener un ordenador con un mínimo de 64 MB, un disco de 2 GB con un mínimo de 1 GB libre (2 GB libres son más que recomendables) y un procesador que, como mínimo (pero no recomendable) sea un Pentium de 133 MHz. En el caso de la versión Server, los requisitos son mayores en cuanto a memoria, subiendo hasta los 256 MB como mínimo.
Como se puede ver, aunque son elevados, lo cierto es que los requisitos mínimos se encuentran al alcance de prácticamente cualquier ordenador de última generación. Fundamentalmente hay que tener en cuenta la cantidad de memoria instalada. Normalmente suele ser más aconsejable incrementar ésta que hacer una ampliación en la velocidad del procesador.

Verificación del hardware
Una de las primeras tareas que debe realizar un usuario que tenga intención de actualizar su sistema operativo es ver si todo el hardware que posee es compatible con Windows 2000. Para ello, puede acudir a www.microsoft.com/windows2000/upgrade/compat/search/default.asp. donde podrá introducir el fabricante y modelo de cada uno de los dispositivos que esté utilizando y le aparecerá si es o no compatible con el nuevo sistema.
Si no conoce esta información y desea obtenerla, lo mejor es que acuda en Windows 9x a InicioConfiguraciónPanel de controlSistemaAdministrador de dispositivos y, una vez allí, seleccione el dispositivo que desee consultar, haga doble clic en él y lea el fabricante y modelo que allí aparece. Diríjase entonces a la anterior página para verificar la compatibilidad.
Especialmente interesante es verificar si la tarjeta de vídeo es compatible, así como la controladora SCSI, en caso de que posea alguna. Estos dos componentes son críticos a la hora de realizar la instalación del sistema operativo y, por ello, es lo mínimo que tenemos que verificar. En el caso de la tarjeta de vídeo es menos importante que la controladora SCSI, pero resulta más que conveniente verificar ambas cosas.
Otro de los componentes críticos es la BIOS. Es más, en muchas ocasiones nos podemos encontrar con que Windows ni siquiera arranca el proceso de instalación al comprobar que existe una BIOS que no es compatible con el sistema. En las pruebas que hemos realizado, este problema se nos ha dado con mucha frecuencia, fundamentalmente debido al apartado de gestión de energía. Windows 2000 ha variado radicalmente este aspecto con respecto a sus predecesores y exige tener una BIOS plenamente compatible con sus posibilidades. De todos modos, resulta curioso comprobar como Windows 2000 Server no puede trabajar con una determinada BIOS mientras Windows 2000 Professional sí lo hace. Esto último lo hemos podido comprobar con las placas base GA-6BXDS de Gigabyte dotadas de una BIOS Award.
En caso que se encuentre ante el problema de la BIOS, tiene dos posibles soluciones. La primera y más recomendable es mirar si la web del fabricante o www.hardware-update.com poseen una actualización de la misma. Si es así, lo mejor es descargarla y actualizarla. Con ello, habremos solucionado el problema. Si no tenemos esta posibilidad, durante el proceso de instalación podemos indicar a Windows 2000 que obvie los problemas de compatibilidad de gestión de energía que tiene con la BIOS actual. Simplemente tendremos que mantener pulsada la tecla F7 durante el proceso de carga de controladores, justo cuando se inicia la instalación del sistema en modo MS-DOS (pantalla azul con línea inferior blanca donde se indican los controladores que se están cargando). Windows no notifica de nada, pero hace caso omiso de la incompatibilidad mencionada.
Aunque en la página que mostrábamos al comienzo de este epígrafe se encuentran muchos de los dispositivos que existen para Windows 2000, lo cierto es que no están todos, ni mucho menos. Esto se debe a que Microsoft únicamente está incluyendo en el CD de Windows 2000 y en sus páginas web los controladores de dispositivos que han pasado previamente por el laboratorio de calidad WHQL (Windows Hardware Quality Labs), lo que reduce considerablemente el número de controladores disponibles aunque, lógicamente, se aumenta la calidad de los existentes.
Por eso, si el resultado de la búsqueda es negativo, lo siguiente será acudir a la web del fabricante. En ella tendremos que ver si existe un controlador actualizado para el nuevo sistema y, si no lo está, tendremos que buscar en algún lugar, dentro de la misma web, información sobre si se está preparando y, si es así, cuándo estará disponible. En caso de no encontrar esta información, lo mejor es ponerse en contacto directamente con él y realizar la consulta.
Una vez verificados todos los componentes de nuestro ordenador (BIOS, tarjeta de vídeo, controladora de disco, tarjeta de sonido, CD-ROM, DVD, módem, adaptador RDSI, etc.), lo siguiente será verificar la compatibilidad del software.
Puede ejecutar un test para verificar la posibilidad de instalar Windows 2000 en su sistema antes de instalarlo (Vea recuadro Compruebe la compatibilidad ).

Compruebe la compatibilidad de su software actual
Las aplicaciones que ejecutemos frecuentemente en nuestro sistema para nuestro trabajo diario es otro de los puntos importantes de evaluación antes de proceder a la migración definitiva a Windows 2000. Tanto o más importante que los dispositivos hardware son los programas que utilizamos en nuestro trabajo diario. Por eso, un paso fundamental es chequear que todo funcionará sin problemas.
Prácticamente cualquier aplicación para Windows 95/98/NT 4.0, correrá limpiamente en Windows 2000. No obstante, hemos de prestar atención a aplicaciones de uso específico que puedan ser especialmente dependientes de la plataforma o el dispositivo empleado. En algunos casos concretos, aplicaciones nativas para NT 4.0 no f

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información