| Artículos | 01 MAR 1998

Instalación de Linux

Tags: Histórico
Aurelio Llorente.

En números anteriores de la revista se ha tratado en esta sección la instalación de Windows 95 (número 130) y de Windows NT Workstation (número 131), el criterio de selección fue tomado directamente de las respuestas de los lectores de la revista a las diversas encuestas que se realizan habitualmente. Dichas encuestas mostraban que tras Windows 3.x/95 y Windows NT, el sistema operativo más utilizado es UNIX/Linux. Sin lugar a dudas Linux es el más popular de las implantaciones de UNIX, puesto que es de libre distribución. A través de Internet se puede obtener el sistema operativo completo, aunque es más recomendable comprar una distribución comercial. Estos paquetes suelen tener un coste muy bajo, y a cambio podemos obtener varios CD-ROM con una gran cantidad de software extra, además de un manual de instalación. Existen una gran cantidad de distribuciones comerciales de Linux, las más conocidas son RedHat, S.u.S.E., Slackware, o Infomagic. A nivel de sistema son todas prácticamente iguales, las variaciones las encontramos en el programa de instalación, y en los paquetes de software que se incluyen. En este artículo nos centraremos en la instalación de la distribución S.u.S.E., puesto que la regalamos este mes con la revista. Tal vez sea una distribución menos conocida, pero su orientación es más profesional que otras más populares.

Antes de nada conviene puntualizar que Linux no es un sistema operativo sencillo de instalar, configurar y mantener. Es muy difícil que una persona que no ha tenido ningún contacto con sistemas operativos UNIX pueda llegar a trabajar con Linux de forma habitual. Aunque la instalación pueda parecer sencilla, la configuración y mantenimiento del sistema puede ser una tarea muy tediosa y frustrante. Si realmente le interesa utilizar Linux y no tiene conocimientos en este entorno es muy conveniente que compre alguno de los múltiples libros que se han editado sobre Linux.

Manos a la obra

El primer paso que se tiene que realizar antes de comenzar la instalación de Linux es preparar el disco duro para crear una o dos nuevas particiones para este sistema operativo. Los requerimientos mínimos para Linux podrían calificarse como ridículos al lado de los demás sistemas operativos que se utilizan en la actualidad. Con un 386 con 8 MB y 40 MB de espacio en disco duro, Linux tiene más que suficiente para funcionar bastante bien. Si queremos compartir el mismo disco duro con los dos sistemas operativos, la opción más recomendable, si no tenemos un ordenador específico para Linux, es reducir el tamaño de la partición del otro sistema. Esto se puede conseguir, sin necesidad de formatear el disco duro con utilidades del tipo de Partition Magic, o FIPS, que se incluye con S.u.S.E.. en el directorio DOSUTILS del CD-ROM. S.u.S.E. recomienda que la partici;on de Linux tenga al menos 100 MB para el sistema, pero si queremos instalar algunas de las aplicaciones extra que se incluyen con esta distribución tendremos que reservar algo más de espacio.

Además si tenemos poca memoria o vamos a darle un uso muy intensivo, al ordenador tendremos que crear una partición de intercambio (memoria virtual). Nuevamente S.u.S.E. recomienda 96 MB, sin bajar de los 64 MB si utilizamos habitualmente XWindows. Con la utilidad FDISK incluida con DOS, Windows, u OS/2 podremos borrar las particiones antiguas y crear las nuevas que necesitemos. Para Linux lo único que debemos hacer es reservar el espacio libre, puesto que el instalador tiene su propia utilidad para particionar los discos.

Para iniciar la instalación tenemos varios métodos, el más cómodo es utilizar el CD-ROM que se regala con la revista para arrancar el ordenador, aunque esto sólo se podrá hacer en los ordenadores que soporten a través de la BIOS el arranque desde CD-ROM. Las otras dos opciones son las que se utilizan más habitualmente, con uno o dos disquetes que se generan con la utilidad de instalación, o iniciando la instalación desde el sistema operativo DOS.

Para utilizar cualquiera de estas dos opciones es necesario arrancar desde DOS el programa SETUP.EXE que se encuentra en el CD-ROM. Los disquetes se pueden generar desde una ventana DOS. Para iniciar la instalación desde DOS es imprescindible tener cargados los controladores del CD-ROM para este sistema operativo.

Al iniciar la instalación, después de seleccionar el idioma, debemos confirmar al programa la letra de unidad de nuestro CD-ROM. Después de una ventana informativa se nos ofrece la posibilidad de generar los disquetes o iniciar la instalación de Linux desde DOS. Continuando con la instalación decidiremos si realizarla desde CD-ROM o disco duro. Para esta segunda opción es necesario copiar los ficheros de instalación al disco duro. El siguiente paso es la selección del Kernel para el arranque. Si tenemos un ordenador con controladora IDE seleccionaremos EIDE01. Con este Kernel la gran mayoría de ordenadores deberían funcionar correctamente. Se incluyen otros dos Kernel para controladoras IDE y 29 para controladoras SCSI.

Una vez seleccionado el Kernel tenemos la opción de introducir parámetros opcionales, únicamente los usuarios avanzados sabrán que teclear aquí, nosotros dejaremos la ventana en blanco. Ahora aparece una opción para seleccionar el gestor de arranque. Hay dos opciones, siendo la más recomendada LILO (abreviatura de LInux LOader), puesto qué es la que permite seleccionar con que sistema arrancar al encender el ordenador.

La otra opción es LOADLIN, que se ejecuta desde la línea de comandos de DOS. Nosotros recomendamos no instalarlo, puesto que LILO es mucho más potente, de modo que contestaremos No. Llegados a este punto, aparece la última pantalla en DOS. Pulsando ?Load Linux Now? arrancará esta implementación de UNIX y podremos continuar con la instalación a partir de la primera captura.

1- La primera pantalla que aparece del instalador de Linux puede parecer un poco sosa, en las tres primeras pantallas tenemos que seleccionar el idioma del instalador, si el monitor es en color o no y el teclado. Nuestra elección es ?English?, ?Color Monitor? y ?Español?.

2- Ya en el menú principal del instalador seleccionaremos la opción ?Kernel Modules?, siempre y cuando dispongamos de un CD-ROM que no soporte directamente el Kernel. En caso contrario iremos directamente al paso 4.

3- Si disponemos de una controladora SCSI, y hemos elegido el Kernel IDE, podemos cargar un módulo para poder utilizar estos discos durante la instalación, lo mismo podemos decir de los CD-ROM que no sean ni IDE ni SCSI, de las tarjetas de red y del soporte PC Card (PCMCIA). La mejor opción es ?Autoload of modules?, aunque hay veces que no funciona todo lo bien que debería.

4- Volvemos al menú principal y seleccionamos ?Start installation / system?. Aparece un menú que nos da la opción de arrancar la instalación, arrancar un sistema instalado (para solucionar problemas con LILO), modo de recuperación y demo. Elegimos nuevamente ?Start installation? y ?CD-ROM? en la siguiente pantalla. En los dos menús siguientes

5- Después de varias pantallas informativas aparece ésta, en la que se nos pregunta si hemos grabado un disquete con información sobre una sesión anterior con el instalador, ahora seleccionaremos ?No?, pero más adelante habrá que contestar afirmativamente a esta pregunta.

6- Esta pantalla es YaST, la utilidad de instalación de la distribución S.u.S.E. de Linux. Primero ajustaremos algunos parámetros, y particionaremos el disco duro. Elegimos por tanto la opción ?Adjustments of installation?, Seleccionamos el idioma y el mapa de teclado ?es? para los teclados en castellano.

7- Ahora nos disponemos a particionar el disco duro de forma que queden un total de tres particiones, la de DOS, la principal de Linux y la de intercambio. Si tenemos va

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información