| Artículos | 01 FEB 2001

Instalación de FreeBSD

Tags: Histórico
Daniel Avila.
En las siguientes líneas vamos a dar un rápido repaso a la instalación del sistema operativo FreeBSD que regalamos este mes.

La instalación de un sistema BSD por primera vez puede ser una tarea irritante, debido a que es un sistema al que pocos usuarios de ordenadores personales están acostumbrados. Ante todo, conviene realizar un back-up de los archivos de nuestro disco duro antes de proceder con la instalación, y sobre todo no conviene hacer las cosas a la ligera, ya que podríamos perder el contenido de nuestro disco duro, por lo que es recomendable leer primero este artículo.
El sistema de ejemplo para esta demostración es un sistema estándar basado en un equipo Intel con interfaz IDE y 48 MB de memoria. Aun así, puede echar un vistazo a la página de hardware soportado de FreeBSD por
si existiera algún problema de incompatibilidad con su equipo (www.freebsd.org/handbook/install-hw.html). Es recomendable usar un disco duro independiente al habitual del sistema para evitar problemas. Además, con esta configuración podremos instalarlo con más facilidad.
Para iniciar la instalación debemos disponer de un CD de arranque o bien de los disquetes correspondientes. En nuestro caso usaremos el CD incluido en la revista, que es autoarrancable, así que debemos reiniciar el ordenador con el CD insertado (antes del arranque), teniendo en cuenta que nuestra BIOS debe tener las opciones de autoarranque de CD como dispositivo primario.
Una vez iniciada la instalación veremos pasar algunos mensajes refiriéndose a la carga del núcleo (kernel) para pasar al primer menú de configuración. En este menú seleccionamos la primera opción (Skip Kernel Configuration) moviéndonos con los cursores y pulsando ENTER para seleccionar. El primer kernel que se usa en la instalación es el llamado “GENERIC”, que incorpora soporte para un gran número de dispositivos de hardware. En este paso indicamos el modo de instalación; para nuestros propósitos seccionamos la opción Express. Después de elegir el método, nos aparece directamente el fdisk de
FreeBSD, en el cual debemos seleccionar el disco donde vamos a instalar el sistema. Recuerde que, aunque es posible instalar FreeBSD en el mismo disco duro que Windows, en otra partición, es preferible hacerlo en un disco duro diferente, por lo que en nuestro ejemplo usaremos un ordenador nuevo con un disco sin formatear.
Dentro del fdisk, creamos la partición BSD necesaria. La forma más fácil es pulsando la tecla A para indicarle que lo haga todo automáticamente (reiteramos que esta instalación se basa en un sistema nuevo). Después usamos Q para terminar y grabar los cambios.
FreeBSD dispone de un gestor de arranque propio al estilo del lilo de Linux, llamado BootMGR. Este se instala en el sector de arranque del disco duro y nos permite seleccionar un sistema u otro al arrancar, así que seleccionamos esta opción.
Llegados a este punto, se nos presenta el DiskLabel Editor, con el cual asignamos las particiones del sistema correctamente. Al igual que antes, la forma más fácil es usar la opción automática, pulsando la tecla A, para crear todas las particiones necesarias, incluida la de intercambio (swap).
Para terminar debemos elegir los paquetes de software según nuestras preferencias, pero si no estamos seguros elegimos la opción de instalar todo (All). A partir de aquí, el resto de los pasos son muy sencillos y puede consultar la información en línea pulsando F1.
En la página oficial del sistema puede encontrar toda la información necesaria para cualquier aplicación (www.freebsd.org).

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información