| Artículos | 01 MAY 1998

Infoadicción

Tags: Histórico
Cómo inciden las nuevas tecnologías en el comportamiento humano ¿Existe la adicción a la información?
Joan C. Ambrojo.

¿ Crea adicción Internet ? ¿ Son perniciosas las mascotas virtuales ? Estos son algunos temores que están despertando las nuevas tecnologías y que últimamente inundan las páginas de los medios de comunicación de todo el mundo . Cuando aún los videojuegos son demonizados por algunos, ya se comienza a hablar de los ?enganchados? a la información en línea .

?La información se podría convertir en la droga de los 90? señalaba hace pocas semanas un informe de la consultora británica Firefly para Reuters . Este informe alertaba del peligro que corren los ciudadanos ante la avalancha de información . ?Estamos ante una nueva era de ?datahólicos?, sentenciaba el estudio . El 54% de las 1 . 000 personas encuestadas en varios países reconoce tener una ?subida? cuando encuentra la información que estaba buscando, la mitad dice necesitar la información y tres cuartas partes creen que los PCs, Internet y la información en general se convertirán en adictiva en el futuro . En el ámbito doméstico, las conclusiones son más dramáticas: casi la mitad de los padres aseguran que sus hijos prefieren el PC a sus amigos .

Ciertamente, hace unos años la popularización de los videojuegos despertó los mismos temores entre todos los estratos de la sociedad . La mayor parte de psicólogos concluyen hoy en día en que no existen diferencias significativas en la estructura de la personalidad de los jugadores de videojuegos respecto a los no jugadores . En todo caso, destaca la presencia de un mayor grado de extroversión, como señala Juan Alberto Estallo, psicólogo del Instituto Psiquiátrico de Barcelona y experto en nuevas tecnologías .

Algunos científicos consideran que los juegos electrónicos agresivos podían establecer efectos negativos a corto plazo en el estado emocional del jugador . De cualquier manera, Estallo y muchos otros especialistas consideran que los videojuegos no presentan secuelas adversas en la conducta de los individuos, ?y los efectos descubiertos por algunos autores podrían tener una vida corta y no presentar efectos mórbidos a medio o largo plazo?, señala . También se ha dicho que los videojuegos producen epilepsia, ?cuando no es más que la manifestación de un síntoma de un trastorno ya existente? .

Adhesión

Muchas personas confunden una supuesta adicción a las videoconsolas y juegos de ordenador con el extraordinario efecto motivador que poseen . Estallo cita el estudio publicado en 1994 por la Confederación Estatal de Consumidores y Usuarios como el más amplio ( muestra de 13 . 200 individuos ) que se ha desarrollado en nuestro país . Los resultados fueron tranquilizadores: el videojuego no es la actividad preferida por los niños .

A un nivel más profundo, este psicólogo realizó hace dos años un estudio sobre los efectos a largo plazo del uso de videojuegos . La principal conclusión es que la práctica regular y sostenida del videojuego no supone ninguna modificación especial ni en el rendimiento escolar ni en las actividades sociales, ni produce problemas físicos, entre otros aspectos . Sin embargo destaca la presencia de un pequeño porcentaje de sujetos que plantean algunos interrogantes: dedican gran tiempo y frecuencia a esta actividad, gastan elevadas cantidades en adquirir nuevos juegos o presentan comportamientos no deseables . No obstante, considera altamente probable que estos individuos correspondan al grupo existente en toda población que presenta similares comportamientos .

Precauciones con la Red

Millones de páginas de información listas para su visualización en cualquier momento y desde cualquier parte, innumerables listas de discusión, chats y la facilidad de enviar mensajes electrónicos a cualquier parte del mundo, han abierto nuevas interrogantes sobre la sociedad de la información propiciada por Internet . Y sólo es el comienzo .

La popularización de Internet ha atraído el interés de los estudiosos por conocer los efectos que la Red provoca en los individuos . Al igual que existen adictos a las drogas, a los juegos de azar o al alcohol, ahora se habla de adictos a la información electrónica .

Algunos especialistas como John Suler describen a los adictos a Internet como sujetos muy aficionados e interesados por sus ordenadores y que utilizan la Red para recoger información o jugar en solitario, pero estableciendo el mínimo contacto . También menciona un segundo tipo de individuos que frecuentan los chats o las listas de correo y tienen en común la búsqueda de estimulación social .

Que Internet es polémico lo demuestra el gran interés que ha despertado entre los profesionales del comportamiento humano . La doctora Kimberly Young, de la Universidad de Pittsburg y creadora del Center for On-Line Addiction, ha elaborado una de las encuestas más conocidas sobre adicción a Internet ( IAD ) que se han realizado a través de la propia Red . En opinión de la psicóloga Àngels González, responsable de la Unidad de Juego Patológico del Hospital de Bellvitge ( Barcelona ) , Internet es una tecnología relativamente nueva, ?y es demasiado pronto para saber el número y características de las personas que pueden tener ese problema? . Por ello considera necesario realizar más investigaciones que delimiten e identifiquen los factores que influyen en la incidencia del trastorno, posibles factores de predisposición, para diseñar adecuados programas de prevención e intervención . ?Hemos visto muy pocos casos de adicción a videojuegos o informática . De Internet, ninguno hasta ahora? .

Young ha establecido una serie de criterios para diagnosticar el síndrome de la infoadicción . Son una adaptación de los utilizados en el abuso de sustancias o en el juego patológico . Define la adicción como un deterioro en el control del uso de Internet, que se manifestaría como un conjunto de síntomas cognitivos, conductuales y fisiológicos . Es decir, el sujeto continuaría con esta actividad aunque distorsione sus objetivos personales, familiares o profesionales .

Otros profesionales como Juan Alberto Estallo discrepan de tal rotundidad: ?Existe un grupo de sujetos cuya conducta en relación con la Red es cuando menos preocupante por el uso excesivo que hacen de ella . Pero esta circunstancia por sí sola no puede considerarse como un elemento suficiente para proclamar la existencia de entidades nosológicas como el IAD? . En su opinión, previamente se debe investigar si esa conducta no puede considerarse como sintomática de la existencia de otras dificultades . ?No sirven los relatos que hay en Internet . ¿ Cuál es el grado de fiabilidad de esa información ? ?, se pregunta Estallo . ?Por ejemplo, las encuestas sobre el grado de utilización de la Red las contestan sólo los usuarios y éstos llegan tras una navegación exhaustiva? .

¿ Quién puede tener problemas con Internet ? Según la doctora americana, responder afirmativamente a tres de las siguientes cuestiones es una señal de alarma muy clara: tener la necesidad de aumentar el tiempo de conexión para obtener el mismo grado de satisfacción; experimentar síntomas de abstinencia cuando no está en línea; alargar las sesiones más de lo planeado; gastar gran parte de su tiempo en actividades relacionadas ( comprar libros sobre Internet, probar nuevas tecnologías o hablar sobre la Red ) ; continuar navegando sin tener en cuenta las consecuencias negativas que puede tener sobre la familia o sobre el trabajo; fracasar en los intentos de parar y dejar importantes actividades sociales u ocupacionales por Internet .

El hospital de Bellvitge, que ha tratado 1 . 500 jugadores patológicos, ha iniciado recientemente una evaluación sobre la adicción a Internet . Àngels González considera que algunos usuarios pueden engancharse a la Red de la misma forma que otros podrían ser adictos al alcohol, las

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información