| Artículos | 01 NOV 1997

Impresoras láser corporativas

Tags: Histórico
Epson EPL-N2000, Hewlett Packard LaserJet 4MV, Hewlett Packard LaserJet 5SiMX, IBM Network Printer 17, Kyocera FS-3700, Kyocera FS-7000, Lexmark Optra S 1650, Lexmark Optra S 2450, Okipage 16n, Olivetti PG616, QMS 2060 ImageServer y Xerox DocuPrint 4517.
Eugenio Barahona, Oscar G. Peinado, Aurelio Llorente y Jaime Taboada.

Cuando una impresora láser tiene que ser utilizada por varios usuarios de una oficina, es necesario utilizar modelos con ciertas características mínimas. En este artículo se explican los criterios que debe seguir al comprarla, y se analizan 12 modelos de impresoras indicadas para uso corporativo.

Una primera distinción de las impresoras láser que existen en el mercado las agrupa en tres categorías: personales, de grupo y corporativas. En la primera se incluyen las impresoras de menor velocidad de impresión y con menores capacidades de manejo de papel. En el caso de las impresoras de grupo (o departamentales), se trata de máquinas con prestaciones intermedias, con o sin conexión a red local, ya que muchas veces se conecta por puerto paralelo a un ordenador que hace de servidor de impresión.

Cuando se adquiere una impresora corporativa, se está pensando en una máquina que van a utilizar personas de varios departamentos de una empresa. En este caso, se cuenta con una red local, y la impresora debe contar con este tipo de conexión, de forma que no tenga que instalarse un ordenador a su lado. Además de poseer una maquinaria más rápida, las impresoras corporativas tienen que contar con varias emulaciones, de forma que cada usuario pueda utilizar la que más le convenga a su tipo de trabajo. Por ello, en la comparativa que se incluye en este artículo, se han evaluado modelos de 16 páginas por minuto o más, emulaciones PCL5 y PostScript, y adaptadores para red local.

Conexión en red

Una impresora corporativa podría conectarse al puerto paralelo de un ordenador que se configura para que funcione como servidor de impresora. Pero esta solución tiene como inconveniente que requiere un ordenador adicional, cuando seguramente ya existe uno que haga la misión de servidor. Por ello resulta mucho más económico adquirir la impresora con conexión directa de red, y que el servidor de la compañía se encargue de administrar y enviar los trabajos.

Existe una gran variedad de adaptadores de red para impresoras. Algunos se conectan al puerto paralelo de la impresora y por otro lado a la red. Pero es mejor adquirir adaptadores específicos de la marca, que se conectan de forma interna, con lo que permiten mayor interacción con el aparato, y, por tanto, más controles sobre todo su hardware.

Normalmente las impresoras se conectan por medio de un servidor, lo que obliga a poseer una red local de un cierto tamaño. Existen, no obstante, algunas impresoras que entre su software incluye controladores para Windows 95 gracias a los cuales se pueden enviar los trabajos directamente a la impresora. En este caso, se puede adquirir una impresora de este tipo para una red pequeña y no necesitar el uso de un ordenador permanentemente encendido.

Si la impresora se conecta al servidor, el método más utilizado es el del identificador MAC. Se trata de un número de 12 dígitos hexadecimales con los que se identifica de forma única cualquier dispositivo que se conecta a una red. Basta pues con especificar dicho número en el servidor para que la impresora quede conectada a la red. Sin embargo, en ocasiones no resulta tan sencillo, teniendo que realizarse pasos adicionales que, desgraciadamente, no siempre quedan bien explicados en los manuales.

Software de control

Las impresoras corporativas tienen que ser mucho más flexibles que las personales por una razón muy sencilla: reciben trabajos de muchos usuarios de forma simultánea. Esto quiere decir que un usuario puede necesitar un trabajo en un tipo de papel con membrete, y entre que envía el trabajo y llega a la impresora pasar un tiempo considerable. Desgraciadamente no existe la impresora perfecta. Se trataría de un modelo que retuviera los trabajos hasta que llegase el propietario y cargase el papel adecuado. Mientras tanto, la impresora podría ir imprimiendo aquellos trabajos cuyo soporte estuviera disponible en las bandejas de papel.

Pero mientras esto llega, lo único que tenemos es el panel de control de la impresora y las colas del servidor. Para que el administrador de la red no tenga que desplazarse constantemente a la impresora, algunos modelos poseen programas que permiten realizar un cierto control, Algunos se limitan a mostrar el panel de la impresora, mientras que otros se utilizan para configurar cualquier parte de la impresora, cancelar trabajos o imprimirlos en otro papel distinto del inicialmente pedido.

Gestión de papel

Cuando los trabajos llegan de muchas personas, existen dos problemas fundamentales. El primero es la necesidad de cambiar el tamaño de papel, el segundo los problemas cuando se acaba éste. En España, se utiliza de forma habitual el papel en tamaño A4, ocasionalmente algún tipo de sobre y hojas en tamaño A3, y raramente otros tamaños de papel. Por ello, al elegir una impresora corporativa, conviene elegir una que tenga múltiples bandejas para que no se tengan que estar cambiando. En este sentido existen modelos a los que se le pueden añadir alimentadores adicionales para soportar hasta cinco tamaños de papel. Además existen clasificadores de salida que permiten ordenar los trabajos por personas o grupos, o utilizar una bandeja de salida para cada trabajo que llega. Para evitar los inconvenientes que supone la recarga de papel, se pueden adquirir de forma separada alimentadores de alta capacidad, que permiten en algunos casos poner más de 2.000 hojas de entrada.

Otra opción que cada día está disponible en más modelos es la impresión dúplex, con la que se puede imprimir en las dos caras de la hoja.

Conmutación de emulaciones

Cuando una impresora posee varios lenguajes de emulación, puede ocurrir que se envíe un trabajo en un lenguaje que no esté activo en la impresora. Especialmente desagradable es la situación en la que se envía un trabajo en PostScript y la impresora lo interpreta como PCL. El resultado es un montón de hojas con listado PostScript que no sirven para otra cosa más que para tomar notas en la otra cara. Actualmente es imprescindible adquirir una impresora con conmutación automática de emulación, que se encarga de analizar los datos que le llegan e interpretarlos con el emulador que corresponda. En ocasiones este conmutador está manejado por el controlador de la impresora, que se encarga de enviar unos códigos avisando del tipo de trabajo que sigue.

Cartuchos de tóner

Las impresoras láser utilizan un sistema de impresión por el que en un tambor fotosensible (en algunos casos llamado fotoconductor), se dibuja el contenido de la página con un rayo de luz (normalmente láser). Las zonas excitadas se cargan de eléctricamente y se adhiere a ellas el tóner (una tinta sólida), que posteriormente se trasladan al papel que también se carga eléctricamente. Luego el papel pasa por un rodillo caliente (o fusor) en el que se funde el tóner que queda definitivamente fijado al papel.

En las impresoras láser originales, el tambor fotosensible era un elemento separado del cartucho de tóner. Pero debido a que ambos estaban en un contacto muy íntimo, al reponer el tóner, se solía derramar parte de éste, lo que producía inconvenientes al mancharse la impresora, las manos e incluso la ropa de usuario. Actualmente las mayoría de las impresoras utilizan un conjunto de tambor y cartucho que se cambia de una sola vez, resultando mucho más cómodo para el usuario, pero también mucho más caro, pues el tambor es una parte que tiene bastante más duración que la cantidad de tóner que se incluye en el conjunto. No obstante, algunos fabricantes mantienen la solución tradicional, gracias a la cual se consiguen impresoras con un coste por página considerablemente menor (vea el caso de las impresoras Kyocera). Alternativamente, lo que se puede hacer es enviar los cartuchos a servicios de reciclado, que rellenan el tóner por un precio bastante

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información