| Artículos | 01 MAY 1996

Impresoras color de chorro de tinta

Tags: Histórico
La mejor combinación de velocidad y calidad
Gabriel Contreras.

Las impresoras de chorro de tinta ya son las más importantes del mercado. Son silenciosas, ofrecen buena calidad, son eficientes, son económicas y su resistencia es alta. La mejor elección para el mercado doméstico y semiprofesional.

Hasta ahora, cuando leíamos o escribíamos artículos acerca de las impresoras de chorro de tinta se anunciaba que se estaban imponiendo a la impresión matricial. Ahora ya se puede hablar de que es la única tecnología que permite el color al usuario por un precio asequible. La impresión matricial como la que conoció el usuario medio ha desaparecido. Ya nadie se compra una impresora matricial. Esta tecnología sólo se utiliza en las empresas donde, por exigencias de la aplicación, la necesitan.

Hoy todo el mundo utiliza impresoras de chorro de tinta en color, que ofrecen una excelente calidad, muy buena velocidad, un precio por copia impresa bastante ajustado y un coste de la impresora realmente bajo. Lo tiene todo. Incluso en determinados puestos de trabajo de las empresas donde se requiere color y buena resolución, también se utiliza la impresión por chorro de tinta.

¿Cómo funcionan?

La impresión por chorro de tinta es técnicamente compleja, ya que el cabezal siendo de dimensiones reducidas, alberga un mecanismo formado por toberas (entre 25 y 300) por donde pasa la tinta y elementos de calor, de variación de tamaño o de generación de vibraciones que expulsan la tinta al exterior. Existen distintas técnicas para expulsar la tinta por las toberas. Algunas impresoras utilizan una pequeña resistencia para calentar la tinta de la tobera. La tinta hierve hasta evaporarse, produciendo una pequeña burbuja. A medida que la burbuja crece empuja la tinta fuera de la boquilla. Este proceso se lleva a cabo tan sólo en un milisegundo. Esta es la técnica que utilizan las impresoras de Lexmark y Canon.

Otras impresoras utilizan una variante de este método, pero en vez de calentar la tinta utilizan un elemento piezoeléctrico que consiste en un pequeño cristal situado en la salida de la tobera. Una señal eléctrica aplicada al cristal crea una acción similar a una bomba de líquidos, empujando una gota fuera de la boquilla. Cuando se elimina la señal, el cristal se relaja y vuelve a su posición original, dando paso a tinta nueva. Este es el sistema que utiliza HP y Epson.

Por último, otra variante de la impresión por chorro de tinta es por cambio de fase. La principal característica de esta técnica es la utilización de tinta sólida, que se calienta para licuarla. Acto seguido se pone en contacto con un elemento piezoeléctrico que vibra para empujar la tinta al exterior. La tinta se solidifica justo en el momento de tocar el papel, evitando problemas de humedad, abarquillamiento, manchones y ofreciendo colores más saturados, más nítidos y brillantes. Para lograr un funcionamiento más rápido, algunas impresoras aumentan la presión con asistencia de aire.

Los cabezales de las impresoras de color tienen las toberas agrupadas en tres grupos, para lanzar la tinta de color Cían, Magenta y Amarillo. A diferencia de un monitor que es una fuente de luz, un objeto de color refleja la luz que es percibida por el observador como color. Durante el proceso de reflexión algunos tonos del espectro los absorbe el objeto y otros los refleja, dando como resultado los diferentes colores. En la impresión de color se utilizan tres tonos primarios: Cían, Magenta y Amarillo, que se combinan para formar los demás colores del espectro. El color negro y todas las tonalidades de grises se consiguen combinando los tres colores en las mismas proporciones, pero todas las impresoras de chorro de tinta (excepto la de Olivetti) incorporan un cuarto cartucho con el color negro.

¿Cómo probamos las impresoras?

Las impresoras de chorro de tinta se han caracterizado siempre por una calidad bastante buena, pero con una velocidad lenta. Increíblemente las nuevas impresoras ofrecen velocidades superiores al rango medio de las impresoras láser y la calidad también supera a las de transferencia térmica. No se puede uno fiar de los valores de velocidades y de duración de cartuchos que anuncian los fabricantes de las impresoras, ya que siempre se basan en parámetros subjetivos. Nosotros tampoco vamos a afirmar tajantemente que una impresora es capaz de imprimir a una cierta velocidad, lo que hacemos es comparar las velocidades de las distintas impresoras bajo las mismas condiciones. De esta manera sí que podemos asegurar que una impresora es más rápida que otra.

Para probar la velocidad hemos generado varios ficheros en MS DOS, sin comandos de control, que hemos enviado directamente a la impresora. También hemos generado ficheros PCL 3, PCL 5 y PostScript a partir de procesadores de textos en Windows, y finalmente hemos impreso varias imágenes con colores de 24 bits y varios gráficos generados con Corel Draw 6.0, Adobe PhotoShop 3.0, Excel 7.0 y Word 7.0 (todos ellos desde Windows 95).

De las nueve impresoras que hemos probado, sólo el modelo de Tektronix y el 4079 de Lexmark ofrecen un intérprete PostScript, mientras que el modelo DeskJet 1600C de HP ofrece PCL 5. El resto ofrecen intérprete PCL 3. La impresora más rápida en las pruebas ha sido la HP DeskJet 1600C con una velocidad máxima de 8,4 páginas por minuto en modo ráfaga o de 4,1 páginas por minuto cuando imprimimos a partir de un complejo fichero en formato PCL 5. Inmediatamente después nos encontramos con la HP DeskJet 850C, que resulta rapidísima cuando imprimimos a 300 puntos por pulgada. Esta diferencia de velocidad que nos encontramos entre estas dos impresoras y el resto de los modelos se debe a que los cabezales de impresión incorporan 300 toberas en el modelo monocromo y más de 492 en el modelo de color, lo cual permite imprimir mayor superficie de la imagen por cada pasada. La velocidad de la impresora de Canon es superior incluso a modelos cuatro veces superiores en precio, pero el defecto en este caso es la calidad.

En calidad, sin duda hemos considerado a la Epson como el modelo a imitar. Utilizando el papel especial que suministra Epson, se consiguen calidades superiores a las de las impresoras de transferencia térmica, con colores menos brillantes, pero mucho más homogéneos. En segundo lugar hemos elegido a la impresora de Tektronix y a la Lexmark 4079 plus.

Las impresoras de chorro de tinta que más se venden en el mercado Español son las familias Hewlett Packard DeskJet y Epson Stylus Color. Estas impresoras producen una resolución muy buena con prestaciones cada vez mejores. La HP DeskJet 850C y la Epson Stylus Pro han sido las impresoras seleccionadas como productos recomendados por la comparativa.

En tercer lugar hemos puntuado a la impresora de Canon, que sin ofrecer mejores prestaciones que el resto en cuanto a velocidad y resolución, consideramos que ofrece un formato y calidad perfectas para el usuario medio. A continuación hemos reconocido la calidad de Tektronix y Lexmark, en su versión económica, y las versiones profesionales de Lexmark y de HP las hemos puntuado peor, ya que sin mejorar notoriamente la velocidad, ofrecen una calidad similar por un precio elevadísimo. El último lugar de la comparativa ha sido para Olivetti, ya que el modelo que se comercializa está bastante desfasado, aunque el precio sea el más bajo de la comparativa. En líneas generales todas las impresoras se comportan extraordinariamente. Ofrecen muy buena calidad de impresión, con colores saturados, degradados suaves y uniformes, buena calidad de tintas, controladores software para Windows (no todos para Windows 95), buena documentación y buen soporte.

Canon BJC-70

¡Es la impresora que quiero tener en casa! Todas las personas que la ven trabajar se quedan prendados de sus prestaciones y sobre todo de sus minúsculas, casi portátiles, dimensiones. Canon sigue en su

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información