| Artículos | 01 FEB 1999

IGM: tecnología de gestión del color bajo los sistemas operativos Windows

Tags: Histórico
Eugenio Barahona.

Sin duda alguna uno de los principales inconvenientes con el que se encuentran tanto los programadores de aplicaciones gráficas como los usuarios de este tipo de programas, son los cambios que se producen en el color de una imagen durante su proceso de tratamiento . Es común digitalizar una imagen en color utilizando un escáner, posteriormente retocarla mediante un determinado software de tratamiento de imágenes para, por último, imprimirla sobre un determinado tipo de dispositivo que no tiene por qué ser una impresora . Durante cada una de estas fases la percepción que el usuario tiene del color de la imagen puede variar, ya que el escáner puede ser más o menos sensible a unos tonos que a otros, el monitor y la tarjeta gráfica a su vez reproducen el color dependiendo de las características del DAC del adaptador de vídeo y del fósforo utilizado en el tubo de imagen . El único método para que se conserven las características del color a lo largo de todo el proceso de manipulación de una imagen, consiste en que todos los elementos de un sistema informático que puedan alterar su aspecto, o la percepción que el usuario tiene del mismo, incorporen un mecanismo mediante el que se informe al sistema operativo de la forma en el que cada uno de ellos reproduce el color . Precisamente éste es la misión de la tecnología ICM ( Integrated Color Management ) que Microsoft ha integrado en sus sistemas operativos Windows y que en la actualidad se encuentra en su versión 2 . La primera versión de esta tecnología se integró en Windows 95 y sólo soportaba aplicaciones que trabajasen en el espacio de color RGB en las que se deseaba que la gestión del color funcionase de una forma totalmente transparente para el usuario final de la aplicación . La versión 1 de ICM requería que estuviesen instalados los perfiles de color ICC para todos los dispositivos presentes en el sistema del usuario que se encargasen de manipular imágenes en color . Asimismo es preciso que la aplicación que vaya a emplear el usuario soporte la versión 1 de la API ICM . Los parámetros que pueden modificar el aspecto de una imagen, y que se encarga de gestionar la tecnología ICM, son los siguientes: espacio de color, el cual puede ser RGB, CMYK, LAB, etc; rango de la gama de color, que puede variar, por ejemplo en el caso de las impresoras, dependiendo del tipo de papel que se emplee y de la tinta que se use; curva de la gama de color, por ejemplo, en el caso de los escáneres, varía dependiendo de que se vayan a digitalizar transparencias u opacos . Los perfiles de color que soporta Windows deben ser compatibles con la especificación ICC Profile Format Specification, sobre la que nuestros lectores pueden encontrar información en Internet en la siguiente dirección: www . color . org .

En la versión 2 de la especificación ICM Microsoft ha introducido mejoras significativas entre las que cabe destacar las siguientes: compatibilidad, ya que con la nueva versión también funcionarán todos los programas diseñados para la versión 1 de dicha tecnología y también se garantiza la compatibilidad con la especificación ICC; escalable, ya que se dispone de una API sencilla que pueden usar aplicaciones ofimáticas y de una versión más completa que ofrece al programador un control total para la creación de programas de retoque fotográfico; API idéntica para Windows 9x y Windows NT; espacios de color, soportándose el popular RGB y otros más específicos de determinados campos como CMYK o LAB; paletas, gestión mejorada de las imágenes que usan paletas; facilidad de uso, instalación más sencilla de los perfiles de color de los dispositivos; formatos, se ha incluido un soporte más amplio de diversos formatos de mapas de bits; integración, ya que con la nueva versión participan en la gestión del color los controladores de dispositivo de Windows 98 y del futuro Windows 2000 .

Asimismo debemos resaltar que Microsoft ha incluido, entre los requerimientos necesarios para que un dispositivo de tratamiento de imagen pueda llevar el logotipo " Diseñado para Windows " , que instale uno o más perfiles de color, lo que garantiza a los usuarios que los productos que lleven dicho logo soportarán la tecnología ICM .

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información