| Artículos | 01 JUL 2006

HSDPA: Llega el ADSL sin cables

Tags: Histórico
Disponible ya en 8 ciudades de la mano de Vodafone
Arantxa Herranz.
Si siempre ha deseado trabajar sin cables, puede que su sueño esté a punto de hacerse realidad. Tras las siglas de HSDPA (High Speed Downlink Packet Access) se esconde el esfuerzo de la industria por llegar al estándar que nos permita tener un ancho de banda de varios megabytes sin necesidad de estar atados por el cable. Dicho de otro modo, HSDPA no es más que el siguiente paso de la tecnología 3G, lo que supone cuadruplicar la velocidad para la transmisión de datos disponible actualmente en este tipo de redes.

La tecnología HSDPA (High Speed Downlink Packet Access) supone la optimización de la tecnología espectral UMTS/WCDMA con la que se obtiene una capacidad máxima de transferencia de información bastante más elevada que la que podemos disfrutar a día de hoy, puesto que llega a alcanzar tasas de 14 Mbps. Es, como decíamos antes, la evolución natural de la tercera generación (3G) de la telefonía móvil y se considera como el paso previo antes de la cuarta generación (4G), la futura integración de redes.
Así pues, el principal beneficio de HSDPA no es otro que el de poder disfrutar de un mayor ancho de banda y, encima, sin cables.
Aunque es cierto que se lleva tiempo hablando de esta tecnología y de las posibilidades que ofrece, lo cierto es que es ahora cuando de verdad asoma la posibilidad de experimentar con nuestras propias manos cómo es HSDPA y lo que nos puede aportar. No en vano, desde el pasado 21 de junio, los clientes de la operadora Vodafone en Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Bilbao, Zaragoza, Málaga y Albacete ya pueden disfrutar de esta tecnología, aunque no será hasta fin de año cuando toda España tenga cobertura definitiva.

Pero, ¿qué es HSDPA?
Quizá la definición de HSDPA más sencilla es decir que tras estas siglas se esconde la banda ancha móvil, que conlleva una mejora del canal descendente en 3G hacia el usuario. El objetivo no es otro que alcanzar los 14,4 Mbps de velocidad, aunque lo cierto es que, a día de hoy, la velocidad disponible en la red es aproximadamente la mitad, unos 7,2 Mbps. No obstante, Eduardo Sánchez, director de marketing de producto UMTS de Nortel en EMEA, nos explicaba que se está trabajando en otra mejora, denominada HSUPA (uplink), con el fin de que se puedan alcanzar velocidades de subida de información de hasta 5 Mbps.
Es decir, que HSDPA va a permitir que la conexión de banda ancha que hasta ahora ha estado asociada a un lugar fijo (como el hogar o la oficina) pueda ser disfrutada las 24 horas del día independientemente del lugar donde nos encontremos o, incluso, de que nos estemos moviendo. Una prestación esta última de la que adolecen muchas otras propuestas tecnológicas de movilidad.
Por todo lo explicado anteriormente, hay quienes ven en HSDPA una oportunidad de oro para universalizar (o democratizar) las tecnologías de banda ancha, puesto que territorios que, hasta ahora, por su infraestructura cableada han permanecido ajenas a las conexiones de gran velocidad, van a poder contar a partir de ahora con esta tecnología y las posibilidades que brinda. Algo que para Jorge Navais, responsable del programa de banda ancha móvil de Ericsson España, es “de especial importancia en países como España en el cual cerca de un 40 por ciento de las conexiones de Banda Ancha están concentradas entre Madrid y Barcelona”.
En cualquier caso, hay que tener en cuenta que toda esta serie de mejoras nos aportan una evolución notable en la respuesta de la red, posibilitándonos mayor velocidad, capacidad, nuevos servicios, incremento de las funcionalidades de los ya existentes y el uso de aplicaciones interactivas.
Aunque, como explicamos, HS–DPA supone una mejora de las tecnologías telefónicas móviles, los fabricantes de ordenadores personales trabajan ya para que los usuarios de estos equipos puedan disfrutar de HSDPA en breve, especialmente en lo que a portátiles se refiere. No en vano, los profesionales de estos terminales ven en estos momentos coartados sus movimientos en base a dos ejes que, con HSDPA, parecen concluir: velocidad en la conectividad y libertad de movimientos. Además, Eduardo Gutiérrez, responsable de producto de Lenovo para España y Portugal, asegura que esta tecnología también permite que la instalación y su compatibilidad con los ordenadores personales sea más sencilla que con otras propuestas, además de que permite que haya muchos usuarios simultáneos en una misma ubicación sin que se vean mermadas las altas tasas de transferencia.

Donde radica la diferencia
Seguro que en alguna ocasión ha sentido sensación de vértigo al comprobar la cantidad de siglas que se manejan cuando de tecnología móvil se habla. Así que, a grandes rasgos, ¿qué es lo que diferencia HSDPA de otras propuestas tecnológicas?
En primer lugar, cabe recordar que estamos ante una evolución de las redes móvil UMTS y, por tanto, con cobertura mundial. Y aquí es donde radica una de las principales mejoras: ya no dependemos, como con el popular y exitoso WiFi, de que haya “hot spots” y podemos disfrutar de una mayor libertad de movimiento. Y, además, al ser precisamente eso, una actualización, no hay que acometer grandes inversiones en nuevas infraestructuras. Algo de lo que no pueden presumir todas las ofertas. Un axioma válido, además, para la transmisión tanto de voz como de datos.
Quizá otro de los puntos que marcan distancias entre HSDPA y otras propuestas no es sólo que la tecnología que nos ocupa proviene del ámbito de las operadoras de telecomunicaciones y no del ámbito informático, sino que las frecuencias que se van a emplear ya están reguladas y otorgadas por las diferentes administraciones responsables a los operadores móviles. Esto va a facilitar su puesta en funcionamiento y va a evitar las polémicas que se experimentan en muchos países por la adjudicación de los diferentes estándares 802.11.
Sin embargo, y pese a todas estas diferencias y bondades, cabe señalar que HSDPA no está reñida, ni mucho menos, con otras tecnologías inalámbricas, aunque la “verdadera integración total de las redes vendrá de la mano de la verdadera 4G: HSUPA”, opina Albert Olivé, responsable de producto en Acer.
Eso sí, aunque no son incompatibles, puede decirse que sí son independientes. Es decir, HSDPA es una red a la que puedes estar conectado y permite, además, permanecer conectado a la red WiFi de la empresa.

Pero, ¿para cuándo?
Pero, ¿cuándo estarán disponibles los primeros productos que permitan a los usuarios disfrutar de todas las ventajas relatadas de la tecnología HSDPA? Pues, como decíamos al principio, desde el pasado día 21, un total de 8 provincias españolas cuentan ya con esta cobertura, aunque la tecnología está lista desde hace tiempo. Es decir, todo depende del despliegue que hagan las operadoras. No obstante, cabe señalar que el consenso general apunta hacia el final del verano como punto de arranque definitivo y general para que todas las operadoras tengan ofertas de producto y conexión al usuario final.
Se espera, pues, que empiecen a proliferar tarjetas PC de 1,8 Mbps así como nuevos dispositivos, cuya primera expresión serán las tarjetas PC para ordenadores portátiles antes de 2007. En cuanto a los teléfonos móviles HSDPA, hay quien apunta que llegarán al mercado de forma masiva en la

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información