| Artículos | 01 ENE 2000

HP-48, HP-49: ¿qué pasa con mi versión de la ROM?

Tags: Histórico
José M. Alarcón.
El hecho de que la HP-49G incorpore una memoria ROM de tipo Flash es una ventaja para los usuarios. Nos permite actualizar el sistema operativo de la máquina en cuanto salen nuevas versiones más avanzadas y con pequeños fallos corregidos. En este artículo veremos cómo se efectúan esas actualizaciones. Además, conoceremos los errores que presentaban las diferentes versiones de la HP-48.

Nuestra querida y vetusta HP-48 era y es, sin lugar a dudas, un magnífico aparato para las matemáticas y la ciencia. Su enorme cantidad de funciones hacen que pocos problemas queden fuera de nuestro alcance. Con la HP-49 se ha ido un paso más allá y, aunque parecía difícil, se han incorporado una enorme cantidad de funciones adicionales. Esto la convierte en una de las máquinas portátiles de cálculo más potentes que existen en la actualidad. Esta variedad de funcionalidades es, al mismo tiempo, un arma de doble filo, puesto que aumenta la posibilidad de encontrar fallos en la calculadora.
Una calculadora científica “común” efectúa un determinado número de operaciones. Éstas pueden ser más o menos en número (nunca muchas si las comparamos con las que puede efectuar una HP), pero en cualquier caso suelen ser de carácter simple y con algoritmos por hardware sobradamente conocidos y probados en todas las situaciones posibles. Es debido a ello que nadie pasaría un error de cálculo en este tipo de aparatos. Sin embargo este no es el caso de una calculadora como la HP-4x o sus competidoras directas (como la TI-89 de Texas Instuments). La gran variedad de funciones que poseen, unida a la complejidad de algunas de ellas, hacen que sea más fácil encontrar pequeños fallos. Si a esto le sumamos que poseen un potente sistema operativo, lo raro sería que no apareciese ni el más mínimo error. En cualquier caso estos “bugs” no suelen ser importantes y se dan en circunstancias poco frecuentes.
El primer modelo de la serie 48-G, salió al mercado allá por el año 1993. Su versión de la ROM llevaba la letra ‘K’. Las anteriores versiones (de la ‘A’ a la ‘E’ y la versión ‘J’) se corresponden a modelos de la serie S/SX. A medida que el tiempo transcurría, los usuarios y el equipo técnico de HP, descubrían pequeños gazapos en la máquina (ver cuadro adjunto “¿Qué errores tiene mi versión?”). Dado que la ROM de estos modelos estaba grabada físicamente en un chip, resultaba imposible modificarla para corregirlos. Lo que se hacía era sustituir el chip por otro más actualizado en las nuevas unidades que salían a la venta. Si habíamos adquirido una calculadora con una versión que no era la más moderna no podíamos hacer nada para tener una ROM posterior.
La nueva HP-49G lleva incorporada una memoria ROM de tipo flash. La mayor particularidad de este tipo de memorias es que son EEWROM (o sea, una ROM que se puede borrar y rescribir eléctricamente). Ello implica que, al contrario que en las 48, si se descubre un fallo en la ROM, ésta puede ser sustituida rápidamente por una versión posterior que tenga dicho fallo corregido. Se acabó el quejarse porque no podemos disponer de la última versión. Ahora basta con unos pocos minutos para estar actualizado. Muchos otros dispositivos portátiles actuales (sobre todo PDAs y ordenadores de mano) incorporan este tipo de memoria por las ventajas de actualización y mantenimiento que conlleva.
En la página web de Hewlett-Packard, www.hp.com/calculators. encontraremos siempre las últimas versiones disponibles de la ROM de la 49 (en el disco del mes se incluyen las últimas disponibles en la fecha de edición de la revista). Tras una breve descarga (no suelen ocupar más de unos pocos cientos de Kb) ya estamos en disposición de actualizar la máquina desde nuestro ordenador personal.
Los pasos a seguir son los siguientes:

1 Conectamos la calculadora al PC con el cable suministrado a tal efecto por HP (y que, generalmente hay que pedir por correo cuando se adquiere una 49).
2 Ejecutamos el kit de conexión PC-HP, y en la parte correspondiente a nuestro PC seleccionamos el archivo de la ROM que vamos a traspasar a la calculadora. Al hacer doble-clic sobre él se lanza automáticamente la aplicación de actualización de la ROM (Figura 1).
3 En la HP pulsamos simultáneamente las teclas ON y F4 para entrar en el modo de pruebas de hardware de la calculadora. A continuación accederemos al menú especial que aparece cuando no hay sistema operativo en la calculadora. Para ello pulse con el pulgar y el índice de la mano derecha las teclas ENTER y + simultáneamente. Ahora, presione al mismo tiempo la tecla ON con la mano izquierda y libere las tres. Ya estamos en el menú “No System” (Figura 2). Seleccionaremos la opción 4 para poner la calculadora en modo terminal. La pantalla se pone en blanco. Todo esto es normal. En este punto todavía estamos a tiempo de olvidarnos de todo y dejar la memoria como estaba. Si nos hemos arrepentido mantendremos pulsada la tecla ON y presionaremos F3 (lo que se suele llamar “oncear” la calculadora). Al soltar ambas teclas reiniciamos la máquina y no se pierde ninguna información.
4 En el PC elegimos el puerto de comunicaciones adecuado a través del botón Config Comms, y a continuación pulsamos el botón Talk para empezar la actualización de la memoria. Esto hace que se envíe a la calculadora un programa especializado que se encargará de realizar la actualización.
5 Cuando el programa esté funcionando se nos ofrecerán una serie de opciones. Seleccionaremos la primera opción (pulsando el 1) que significa descargar el nuevo sistema operativo. El proceso de actualización comienza y en el PC podemos ver el estado actual de éste en tiempo real. Se tarda alrededor de 20 minutos en terminar. Al final se nos pregunta si queremos reiniciar. Pulse dos veces la tecla Q. La calculadora se reinicia y ¡el sistema operativo está ya actualizado!.
Recuerde que siempre debe guardar en el ordenador una copia de los datos importantes que estén contenidos en la calculadora. Generalmente tras una actualización la memoria de usuario se conserva y no es necesario tomar esta precaución, pero por si acaso es conveniente hacerlo.
Debería asegurarse de que las pilas están nuevas antes de iniciar la transferencia del sistema operativo. Las comunicaciones, y sobre todo la operación de borrado y escritura de la memoria flash consumen una gran cantidad de energía. Si no fuesen suficientemente nuevas es posible que el proceso se interrumpa a la mitad y no pueda actualizar su sistema. En tal caso, y dado que la ROM se borra al principio, su calculadora se quedaría “vacía” y no podría utilizarla de nuevo hasta que logre introducirle algún sistema con el proceso descrito aquí.
En el momento de escribir estas líneas la ROM más actual es la C, #1.14 que se encuentra en fase beta. Contiene varias mejoras respecto a versiones anteriores y también corrige algún error.
Tal vez la novedad más interesante de la C,#1.14 es la posibilidad de actualizar la ROM de otra calculadora directamente, sin necesidad de disponer de un PC (con el comando ROMUPLOAD).
También se prometen grandes mejoras de velocidad en los programas User-RPL, algo de lo que los usuarios nos llevamos quejando en todos los for

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información