| Artículos | 01 SEP 1997

HP LaserJet 6L y Canon LBP-660

Tags: Histórico
Dos modelos de impresoras láser de uso sencillo y que imprimen seis páginas por minuto a 600 puntos por pulgada
Jaime Taboada.

Las dos impresoras que son objeto de este primer contacto son dos modelos de características prácticamente idénticas tanto en el hardware como en el software. Únicamente las diferencia el aspecto exterior y algunos detalles de la configuración.

Ambas impresoras utilizan la misma maquinaria fabricada por Canon, lo que incluye tanto la maquinaria de impresión como la de arrastre del papel.

Se trata de impresoras personales, es decir, pensadas para un público que la va a utilizar conectada a su ordenador personal y para trabajos poco exigentes en cuanto a la velocidad y cantidad de impresión. Esto se refleja en unos modelos que tienen una velocidad máxima de impresión de seis páginas por minuto y unas bandejas de entrada y salida de papel de baja capacidad. Sin embargo tiene una calidad de impresión de 600 puntos por pulgada que es la misma que se obtiene con los modelos más normales de impresoras láser.

Dos aspectos destacan por encima de los demás en estas impresoras. El primero es su aspecto, y cuya descripción estética resulta complicada, pues no tiene nada que ver con ninguna otra cosa. La segunda es la escasez de controles e indicadores que poseen. De hecho la LBP-660 no cuenta con ningún tipo de indicador ni botón, mientras que la LaserJet 6L tiene sólo un pulsador y tres luces. En ninguna de las dos impresoras existe interruptor de alimentación (la impresora entra en modo reposo pasado un cierto tiempo sin recibir datos del ordenador, y se activa sola cuando le llega un trabajo).

Estos dos aspectos determinan la característica fundamental de las impresoras: su facilidad de uso. Desde el sistema de carga de papel, para el que no es necesario extraer bandejas en las que muchas veces no resulta intuitiva la colocación del papel, hasta el hecho de que el usuario no necesite luchar con menús de configuración, todo es ausencia de complicaciones para quien la utiliza.

En el aspecto de controladores, ambas se entregan con unos controladores para Windows muy similares, que indican al usuario cualquier problema que pueda existir en el funcionamiento de la impresora y cómo resolverlo. Los controladores para Windows se entregan en dos versiones: PCL y Windows Printing System (lo que antes se llamaba GDI). En el caso de la LaserJet en el momento de la instalación se pide al usuario que elija uno de los dos controladores, aunque posteriormente se puede instalar el otro. La Canon instala ambos sistemas de impresión, aunque la impresora es puramente Windows y no tiene emulación PCL, sino que dicha emulación se realiza en el ordenador para las aplicaciones DOS que se ejecuten en una sesión. De modo que es una impresora que no se puede utilizar si no se tiene instalado Windows.

Ambas impresoras tienen, aparte de la bandeja de papel normal para 100 hojas, una segunda para sobres, con capacidad para 10 unidades, que facilita enormemente el uso de este soporte de impresión. Este aspecto está apoyado por los controladores de impresión, que incluyen un buen número de tamaños de papel y sobres normales. Además, en el caso de la LaserJet, se pueden añadir otros nuevos definidos por el usuario.

La LaserJet viene con un disquete de controladores DOS para WordPerfect y Lotus 1-2-3, además de un panel de control para ver el estado de la impresora y configurar sus parámetros.

Tanto los controladores como los manuales están en Castellano. En el caso de la LaserJet, aunque poco voluminoso, es un manual bastante completo, y cuenta con toda la información que necesita el usuario, incluyendo la identificación de las señales luminosas y diagnóstico de fallos según el aspecto de la hoja impresa obtenida.

El manual de la LBP es más extenso, y, por tanto, bastante más completo. Contiene gran cantidad de figuras y explica con mayor detalle todos los aspectos de uso de la impresora. Los controladores de impresión son ambos muy similares, con un sistema de control de impresión en el que sólo cambia el aspecto de la impresora del gráfico que se representa, y que en el caso de la LBP se puede activar el sonido para escuchar el estado de la impresora ("Impresora sin papel" por ejemplo).

El único inconveniente que se le puede poner a la impresora de Hewlett Packard es un precio algo elevado, aunque debe tenerse en cuenta que este precio es orientativo (en realidad un precio máximo), y el usuario podrá encontrar distribuidores en los que se rebaje considerablemente. A cambio obtiene una emulación PCL para utilizar desde DOS.

La impresora Canon es un producto de idénticas prestaciones pero sin emulación PCL, pero si lo que busca es ahorrarse dinero, y no va a utilizar más que aplicaciones Windows o alguna sesión DOS, es una opción más adecuada.

LaserJet 6L

----------------

***

Fabricante: Hewlett Packard Distribuidor: Hewlett Packard Tel.: (91) 631 16 00 http://www.hp.es Idioma: Castellano PVP: 103.820 pesetas (precio orientativo)

LBP-660

-----------

****

FABRICANTE: Canon DISTRIBUIDOR: Canon http://www.europe.canon.com Tel.: (91) 538 45 00 Fax: 411 41 76 IDIOMA: Castellano PVP: 69.484 pesetas

taboada@idg.es

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información