| Artículos | 01 JUN 2003

Hoteles Wi-Fi: tecnología de cinco estrellas

Tags: Histórico
Las redes wireless se introducen en los mejores establecimientos
No puede ser más fácil. Llega a un hotel y se conecta a Internet desde su propio ordenador portátil. Sin cables, sin instalaciones, en el momento que sea necesario y desde donde más le convenga. Sólo necesita el ordenador, y el resto se lo proporciona la tecnología Wi-Fi y todas las empresas tecnológicas y de hostelería que actualmente se encuentran trabajando para poblar nuestro país de puntos de acceso inalámbrico o hot spots.

Según un estudio realizado por la Fundación Grupo Eroski, dos de cada tres hoteles en España ofrecen acceso a Internet y, concretamente, más del 90% de los hoteles de cuatro y cinco estrellas ofrecen esta posibilidad. Esta cifra resulta alentadora, ya que al menos significa que los establecimientos públicos se preocupan por ofrecer a sus clientes lo que necesitan, y cada día es más demandado el acceso a Internet, sobre todo para los que no trabajan en un sitio fijo.
Esta preocupación del sector hotelero por ofrecer las últimas tecnologías a sus clientes comenzó hace años, coincidiendo con el boom de Internet. Los inicios de esta tendencia trajeron a finales de 1998 inventos como el “carrito de ordenador multimedia para hoteles”, diseñado por la compañía Sector Cero, que incorporaba un ordenador con Windows 98 instalado, una impresora en color con papel y un disquete. Incluso pensando en los usuarios más avanzados ya ofrecía una pantalla de 15 pulgadas con altavoces y micrófono que permitía, además de escuchar música, conversar telefónicamente a través de Internet o enviar faxes.
Las cosas han cambiado mucho, y en cuestión de cinco años los hoteles han avanzado enormemente a la hora de ofrecer servicios de acceso a Internet. Para empezar, el acceso que los hoteles están instalando hoy en día es inalámbrico, por lo que los clientes no tienen que preocuparse siquiera por conectar el equipo a la red telefónica. La tecnología inalámbrica que se emplea en estos entornos se conoce como Wi-Fi (abreviatura de Wireless Fidelity), y es el término popular por el que se designa a una red de área local inalámbrica (WLAN) de alta frecuencia. Está definido bajo la especificación 802.11b del IEEE (Institute of Electrical and Electronics Engineers), y ya existen desarrollos para la nueva especificación 802.11g que sustituirá a la actual.

Trabajadores móviles
La mayor parte de los nuevos ordenadores portátiles incluye tecnología Wi-Fi, especialmente los basados en Centrino, lo que les permite conectarse a la Red sin necesidad de cables. Los portátiles que no la integran ofrecen la posibilidad de insertar una tarjeta PCMCIA para red inalámbrica. Los hoteles que ofrecen a sus clientes conexión inalámbrica a Internet lo hacen mediante estos dos métodos, dado que en este momento existen muchos usuarios de portátiles que no llevan Wi-Fi integrado. Los usuarios actuales del servicio de acceso inalámbrico a Internet son trabajadores móviles que llegan al hotel con un ordenador portátil propio y, o bien solicitan una tarjeta PCMCIA para conseguir acceder de forma inalámbrica, o bien simplemente acceden de forma directa gracias a que sus equipos incorporan la tecnología necesaria.
Xavier Pascual, presidente de Toshiba España, habla de su empresa como una de las compañías que están apoyando la tecnología inalámbrica desde el lado del fabricante de hardware. A lo largo del último ejercicio, según Pascual, “hemos vendido 80.000 equipos, de los cuales un 80% llevaban la tecnología inalámbrica incorporada”, lo que implica que sólo Toshiba ha vendido unos 64.000 equipos Wi-Fi en España durante el último año. El crecimiento que los fabricantes de hardware han experimentado en los últimos años en la venta de equipos portátiles se debe a que “cada vez más los usuarios valoran la movilidad en todos los ámbitos, tanto privado como público”, como afirma Pascual. “Hace dos años los portátiles constituían el 25% del mercado, y hoy se puede hablar de hasta un 35%. Las ventajas que ofrece un ordenador portátil en una empresa, al igual que en el propio hogar, es algo que las compañías están valorando”. Incluso añade que “actualmente hablamos de portátiles o dispositivos de mano como Po-cket PC o Tablet PC, pero según nuestros ingenieros con el tiempo aparecerán nuevos dispositivos móviles que se adaptarán a las necesidades de cada uno”. Lo único claro, según Pascual, es que “la movilidad es un hecho y las expectativas de crecimiento son enormes”.

Un mundo lleno de “hot spots”
La media naranja de esta tecnología reside en los puntos de acceso inalámbrico, llamados hot spots, que proporcionan acceso a Internet de forma inalámbrica de alta velocidad en lugares públicos, como aeropuertos, estaciones de tren, hoteles o bares, entre otros, amén de las múltiples redes wireless sin ánimo de lucro que existen por toda la geografía española (ver PC World nº 191, de octubre de 2002). En la parte comercial, empresas como Kubi Wireless, Vayris o Telefónica de España son algunas de las que se encuentran en estos momentos desplegando redes inalámbricas e instalando hot spots en lugares públicos para ofrecer este servicio. Intel, por su parte, ha desarrollado el Programa de Verificación Inalámbrica, con el que prevé haber verificado a finales de año más de 10.000 hot spots en todo el mundo. Además, ha creado un Programa de Identificación de Lugares Inalámbricos, que incluye señales para ayudar a los usuarios a identificar los lugares donde pueden conectarse de forma inalámbrica. Este programa informa a los usuarios de que una red de un proveedor de servicios ha sido verificada con la tecnología móvil Intel Centrino.

Navegar en la piscina
Kubi Wireless es uno de los principales protagonistas en la expansión de esta tecnología, ya que ha instalado hasta el momento cerca de un centenar de hot spots sólo en hoteles. Muchos de ellos ya se encuentran instalados, y otros están en proceso. El servicio que ofrece Kubi en los hoteles permite que cualquier cliente que disponga de un ordenador portátil o agenda electrónica, pueda acceder a Internet sin necesidad de ningún cable y desde cualquier punto del establecimiento, ya sea en las habitaciones, en salas de reuniones o incluso en la piscina. El usuario tiene que introducir en su portátil una tarjeta suministrada por la recepción. El precio del alquiler de esta tarjeta varía dependiendo del hotel, ya que cada uno establece una tarifa. En el caso del hotel Majestic, en Barcelona, el alquiler de esta tarjeta es de 9 euros para toda la estancia del usuario, sea el tiempo que sea. A partir de ahí el usuario sólo tiene que acceder a Internet, y Kubi le ofrece distintos tipos de acceso, con sus correspondientes tarifas, para que elija el que más le convenga. La principal ventaja que ofrece la red de Kubi es que el usuario se puede conectar desde cualquier punto sin necesidad de reconfigurar cada vez su ordenador.
Luis Malagarriga, presidente de Kubi Wireless, no se asusta al escuchar que IDC prevé que en 2005 haya en el mundo más de 118.000 hot spots instalados. Además de afirmar que “es difícil estimar esta cantidad”, según él “existe un problema de definición a la hora de hablar del términ

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información