| Artículos | 01 SEP 1999

Herramientas para el autoaprendizaje del inglés

Tags: Histórico
Todo lo que necesita para aprender interactivamente
Jorge Pascual.
Si en la intranet de su empresa disponen de un servidor web con información corporativa, y además, para las comunicaciones internas utilizan Outlook 98 o superior, este artículo le interesa. En él le explicamos cómo se puede adaptar a sus necesidades “Outlook para hoy” de manera que muestre información más valiosa y sirva para obtener todo tipo de servicios, proporcionando todos los datos de interés en un solo golpe de vista.

Hoy en día la mayoría de las empresas disponen de una red interna que utilizan para compartir información y recursos entre sus usuarios, así como para difundir notas internas, acceder a datos corporativos, etc. En muchas de estas redes se emplea el programa de mensajería y organización Microsoft Oulook, que, al permitir el manejo de varias cuentas de correo y servicios diferentes, facilita la gestión de todo el correo, sea éste de Internet o interno a la empresa. Este organizador personal (o como dicen los ingleses PIM, Personal Information Manager) maneja también las citas personales, un calendario perpetuo, un diario, permite planificar las tareas, e incluso dispone de una versión informática de las famosas notitas amarillas que últimamente forman ya parte del paisaje de cualquier oficina. Cuando se ejecuta Outlook lo primero que aparece es una ventana llamada Outlook para hoy, donde se muestra información relativa al correo electrónico pendiente de leer, las tareas a realizar y las citas y compromisos para el día de hoy. Esta información es muy útil pero estrictamente personal y, en principio, no hay manera de combinarla con la información corporativa. Si pudiésemos hacer esto último obtendríamos una visión global de nuestra información que normalmente nos resultaría mucho más interesante (Figura 1).
Estaba claro que lo que se muestra en la ventana de Outlook para hoy es HTML dinámico, o sea, una simple página web, por lo que es lógico pensar que ese código HTML debe estar guardado en algún sitio de nuestro disco duro. Si lograba encontrarlo tendría solucionado el problema que planteo más arriba, y podría personalizarlo para adaptarlo a mis necesidades. Bueno, la búsqueda no parecía demasiado complicada. Simplemente debía encontrar en mi disco duro un archivo con extensión ‘.htm’ y que contuviese las palabras “Outlook para hoy”. Usando el diálogo buscar del explorador de Windows no aparecía nada... “¡Qué raro!”,, “a lo mejor no tiene extensión ‘.htm’, o puede que esté como un recurso en una DLL o ejecutable”, así que vuelta a buscar. Pero esta vez sin restringir la búsqueda a un tipo de archivo. ¡Ahora sí!. Aparecieron varios archivos con la frase, pero sólo dos de ellos podían ser válidos, un par de DLLs. Estaba claro que la página se encontraba en una de ellas como un recurso.
Para ver el contenido en recursos de un ejecutable o biblioteca mi programa favorito es el entorno de desarrollo (IDE) de Visual Studio. Utilizándolo encontré enseguida el recurso que andaba buscando y descubría unas cuantas cosas más.

La manera difícil de cambiar “Outlook para hoy”
Al final resultó que el recurso que estaba buscando se encontraba en la biblioteca de enlace dinámico de nombre Outlwvw.dll, sita en el directorio donde se haya instalado Outlook, que normalmente será el mismo en que se instaló Microsoft Office.
Para poder editar y modificar este recurso emplearemos el IDE de Microsoft Visual Studio 98, aunque podríamos utilizar cualquier otro. Antes de nada, y sólo por si acaso, encuentre en su disco duro el archivo Outlwvw.dll y sáquele una copia de seguridad. Ahora ábralo desde el entorno de Visual Studio escogiendo como modo de apertura Resources en la lista desplegable Open as: (Figura 2). De esta manera el entorno mostrará un árbol jerárquico con todos los recursos contenidos en la biblioteca.
En la primera rama de los recursos, de nombre 2110, encontramos gran cantidad de recursos binarios cuyos nombres revelan claramente su contenido, ya que se trata ni más ni menos de archivos de tipo GIF, CSS y HTM, es decir, los componentes de una pagina web. Hay varios archivos gráficos, varias hojas de estilo y unos pocos archivos HTML. El recurso que estamos buscando es el que tiene por nombre Outlook.htm (Figura 3).
Al hacer doble-clic sobre el nodo correspondiente se abre un editor de recursos binarios que nos muestra en el lado izquierdo un montón de números hexadecimales y en el lado derecho el contenido del recurso como texto. Esto es así porque, al figurar el recurso como de tipo binario, el IDE no sabe cómo tratarlo y nos lo muestra de este modo para que lo empleemos como mejor nos parezca. El código HTML se puede editar directamente en esta ventana y posteriormente grabarlo, pero desde luego no se trata del mejor editor HTML que haya visto, así que habrá que buscar una manera mejor de hacerlo. A propósito, si está usando, como yo, el IDE de Visual Studio, sólo podrá cambiar el recurso dentro de la DLL si está trabajando desde el sistema operativo Windows NT. Desde Windows 95/98 no es posible hacerlo. De todas formas esto no supondrá demasiado problema como veremos dentro de poco.
Para obtener el contenido completo de la página a partir del recurso, seleccione la opción de grabar a disco en el menú contextual que aparece al pulsar con el botón derecho sobre el nodo correspondiente. Esto abrirá un cuadro de diálogo estándar que le permitirá escoger la ruta y el nombre donde guardarlo (Figura 4). Por defecto se sugiere la extensión ‘.bin’ para guardar el archivo, pero en este caso es mejor utilizar la extensión ‘.htm’.
Ahora con un editor de texto o con un editor HTML y teniendo cuidado de no tocar el código original de la página, podemos cambiar el código fuente de la misma, y hacer que aparezca otro tipo de información adicional extraída de cualquier fuente de datos de nuestra red o incluso de Internet. Basta con escribir el código HTML y de Script adecuado. Después se copia y se pega ese contenido en el editor de recursos y queda sustituido en la biblioteca.

La manera fácil y más adecuada de hacerlo
Lo que se acaba de describir en el apartado anterior está muy bien como comienzo, pero enseguida se empiezan a ver las limitaciones.
Para empezar, si la información que se quiere mostrar en la página de “Outlook para hoy” (y que no es extraída de una base de datos) se debe modificar muy a menudo el método de editar la DLL no parece el más práctico. Por otro lado se debe disponer de Visual Studio y además ejecutarlo sobre un sistema Windows NT. Demasiadas condiciones. Sin embargo el problema más grave de todos es que se debe distribuir a todos los usuarios de nuestra red el archivo Outlwvw.dll y lo deben copiar por encima del que ya tienen. Esto, en principio no es un problema demasiado grave si nuestra red consta de muy pocos puestos, pero en ese caso, probablemente tampoco necesitaríamos cambiar la DLL para compartir información, lo cual tiene sentido en redes de un tamaño mayor que estén distribuidas en varias plantas de un inmueble o incluso en distintos edificios. No sería lógico cambiar la DLL y luego tener que distribuirla por varias decenas de puestos de la red, haciendo que los propios usuarios la sustituyan.
Existe una rama en el registro de Windows

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información