| Artículos | 01 MAR 1997

Herramientas de autor profesionales: Creación de aplicaciones multimedia

Tags: Histórico
Corel Click&Create 1.0, Macromedia Authorware 3.5, Macromedia Director 5.0, Oracle Media Objects 1.1, Scala Multimedia MM100 y ToolBook Instructor II 5.0
Jorge Pascual.

Conozca qué le pueden ofrecer las herramientas para crear atractivas presentaciones y programas multimedia simplemente moviendo el ratón.

Se puede decir que para crear aplicaciones multimedia existen dos formas típicas: la tradicional y la moderna. La forma tradicional de crear aplicaciones multimedia no se diferencia para nada de la forma tradicional de crear aplicaciones de cualquier otro estilo. Esta se basa en compiladores de lenguajes clásicos (como el C/C++, Pascal, etc.) y a partir de ahí el programador debe de crear toda la estructura del programa, incluyendo las librería de manejo de conceptos multimedia (como vídeo, audio, etc.). Por el contrario, la forma moderna de realizar aplicaciones multimedia consiste en utilizar lo que se denominan herramientas de autor. Estas herramientas incluyen todos los ingredientes necesarios para crear una aplicación multimedia, teniendo que preocuparse el creador únicamente del aspecto que debe de tomar la aplicación, y para nada de conceptos de programación.

La creación de aplicaciones multimedia con las herramientas de autor tiene varias ventajas. La primera es la facilidad de trabajo, pues en la mayoría de los casos podremos realizar el programa casi sin tener que mover la mano del ratón. Otra de las ventajas interesantes es la multiplataforma. El usuario de estas herramientas crea la aplicación en una plataforma (por ejemplo Windows) y, teniendo en cuenta unos pequeños detalles, es posible migrar la aplicación a otro tipo de plataforma (por ejemplo Macintosh). De este modo el tiempo invertido para desarrollar el programa en dos plataformas es el mismo que para desarrollarlo en una sola, pero el parque de ordenadores que la pueden utilizar se multiplica.

Por último, otra de las ventajas importantes es que las aplicaciones creadas con las herramientas de autor son muy robustas, lo que hace que en muy pocos casos la aplicación se pueda volver inestable. Esta es una de las mayores desventajas de la programación tradicional, pues para realizar una aplicación robusta con un lenguaje clásico es necesario que el programador controle de forma absoluta todo el programa (memoria, recursos, acceso a disco, etc.), algo en lo que se llega a invertir demasiado tiempo.

También es cierto que la programación clásica tiene sus ventajas. Mediante un lenguaje como C/C++ es posible controlar al 100% las prestaciones de los ordenadores, cosa que con una herramienta de autor no es posible hacer.

Metodología de trabajo

La forma de trabajar con herramientas de autor para crear programas multimedia es simple. En primer lugar es necesario hacerse con todos los recursos multimedia. Entre los recursos se encuentran las imágenes, los sonidos, los vídeos y los textos que aparecerán durante la ejecución del programa, pero no podemos olvidar un detalle muy importante: el guión. Para un buen resultado es necesario que se tenga un buen guión. Este guión se encargará de establecer cuándo debe de aparecer un recurso y su duración en el tiempo, teniendo en cuenta las posibles interacciones que pueda efectuar el usuario de la aplicación.

Una vez que se tiene todo esto, el siguiente paso es ponerse a trabajar con la herramienta de autor. La aplicación absorberá todos los recursos y nos permitirá especificar dónde, cuándo y cómo debe de aparecer un recurso determinando. Para llevarlo a cabo de forma correcta será necesario tener muy presente el guión que se ha desarrollado. Una vez que este proceso ha concluido estamos en disposición de depurar el programa. Para ello, la mayor parte de las herramientas de autor incorporan un depurador (Debugger en inglés). Mediante este depurador se podrá seguir paso a paso el programa y determinar dónde el comportamiento del mismo no es el esperado.

Cuando se ha comprobado que la aplicación cumple exactamente con todo lo que se tenía previsto exigirla, ya podemos pasar a la siguiente fase. Esta suele consistir en crear un archivo que se pueda visualizar en cualquier ordenador sin necesidad de que el usuario deba de tener instalada la herramienta de autor. En la mayor parte de los casos, en este punto se crea un archivo ejecutable (.exe) que incluye todas las librerías necesarias para ejecutar la aplicación sin problema. En otras ocasiones es necesario crear un archivo protegido e incluir junto a éste un player o reproductor. Los players son versiones reducidas de la herramienta de autor que únicamente incorporan el código necesario para ejecutar el programa, pero no para su edición. Después de finalizar todos los anteriores pasos ya estaría en disposición de producir un master (por ejemplo, un CD-ROM) con vistas a hacer múltiples copias del programa para su distribución.

Las metáforas

Cada herramienta de autor tiene una forma diferente de trabajar. Para facilitar la compresión de la aplicación a usuarios con poca experiencia en el terreno informático, los fabricantes de estas herramientas han optado por crear un símil entre la aplicación que se está creando y algo familiar al usuario. Así se han desarrollado diferentes filosofías de trabajo. Por ejemplo, Macromedia Director se basa en una metáfora cinematográfica, donde los actores son los recursos de la aplicación (textos, videos, imágenes, etc.). La pantalla es el escenario y el usuario es el director de la película. ToolBook se basa en un libro como medio de trabajo, así las diferentes páginas del libro serán las diferentes pantallas que se muestren. Los contenidos del libro serán los recursos multimedia y el usuario será el autor del libro.

Oracle Media Objects se basa en cartas, donde cada pantalla es una carta y donde un conjunto de cartas dan lugar a una pila.

Como se ve son muchas las metáforas que son utilizadas por las herramientas de autor con el fin de facilitar la tarea de creación de la aplicación. Desde luego este no será un factor decisivo a la hora de decidirse por uno u otro producto, ya que lo importante desde el punto de vista del usuario de estas herramientas será la relación prestaciones incluidas/tiempo empleado.

Los recursos multimedia

Sin duda el componente fundamental de una aplicación multimedia es el recurso multimedia. Se entiende por recurso multimedia cualquier componente que intervenga a lo largo de un programa multimedia. Los cinco recursos más importantes son: Las imágenes, los sonidos, los vídeos, las animaciones y los textos.

La mayoría de las herramientas de autor incorporan elementos que permiten la manipulación de recursos. Básicamente consisten en editores de imágenes (al estilo de PaintBrush), editores de textos más o menos sofisticados y editores de sonido. Pero aunque estas herramientas se incluyen dentro del paquete de creación, no suelen ser demasiado potentes. Esto hace que para la creación de un programa multimedia con aspecto profesional sea necesario recurrir a otro tipo de herramientas complementarias. Por ejemplo, para la creación de vídeos es típico acudir a Adobe Premiere o a Ulead Media Studio PRO. Son herramientas específicas de creación de vídeos y por lo tanto incluyen muchísimas ayudas para manipular este tipo de recursos. Para la creación de gráficos espectaculares se suele acudir al famoso Adobe Photoshop o CorelPHOTO-PAINT. También para el sonido existen múltiples herramientas, como Saw PLUS y SoundForge entre otros (cada uno para editar un tipo de archivo, .WAV, .MDI, etc.)

La conclusión de este epígrafe es que aunque la herramienta de autor nos facilitará la oración de la aplicación final, muy poco nos facilita la manipulación de los recursos y será necesario acudir a otros programas para poder hacer acabados profesionales.

Programación con el ratón

Pese a que la mayoría de las herramientas de autor proclaman que ofrecen programación simplemente moviendo el ratón, ninguna lo consigue al 100% y muy pocas l

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información