| Artículos | 01 ABR 1998

Herramientas 3D: El mundo profesional de la producción multimedia (I/II)

Tags: Histórico
3D Studio Max R2, Infini-D 4.1, Softimage 3.7 SP1y TrueSpace 3.2
Jorge Pascual.

La producción multimedia en 3D es uno de los campos que más están creciendo últimamente . Este crecimiento se debe fundamentalmente a la bajada drástica de los precios de los ordenadores, cuyas características actuales permiten trabajar con escenarios virtuales sin demasiada dificultad . Al igual que ocurrió con la multimedia clásica ( imágenes 2D y sonido ) en los años 90, las 3D y la realidad virtual serán las tecnologías que acaparen el próximo decenio, que por otro lado será el primero del siglo XXI . Son tecnologías que requieren de gran capacidad de cálculo, capacidad que será ampliamente soportada por los procesadores del siglo que viene .

No podemos dejar escapar que, aunque se tenga un procesador con la potencia suficiente como para mover escenarios 3D en tiempo real, si el software que se utiliza no es el adecuado, de poco servirá el procesador . Precisamente la misión de este artículo será mostrarle los programas más avanzados que actualmente se encuentran disponibles en plataformas PC . Como veremos un poco más adelante, dentro del mundo 3D existen dos sectores bien diferentes . Ambos los analizaremos y determinaremos cuáles son las herramientas más adecuadas para cada uno de ellos .

Un aspecto muy importante que debe de tener en cuenta a la hora de realizar la compra de uno u otro producto es el distribuidor del mismo . Si está analizandoen comprar programas de gama alta, tendrá que pensar en desembolsar varios cientos de miles de pesetas .

Es muy recomendable saber a quién se va a entregar ese dinero, pues en cierto modo, a partir de ese momento comenzará a depender del distribuidor en cuestión, tanto para soporte como para actualización de nuevas versiones . Queremos destacar este punto por el siguiente motivo . A lo largo de la elaboración de este artículo nos hemos encontrado con un sector altamente competitivo, pero, además, también con ciertas dificultades con algunos distribuidores para poder probar sus productos por lo que no los hemos podido incluir en esta prueba . Por ello, no tenga problema en ponerse en contacto con los distribuidores que aquí citamos, ya que todos ellos han sido debidamente consultados, pero si decide acudir a otros distintos, hágalo, eso sí, asegúrese muy bien de que le prestarán la atención y servicios que merece .

El hardware

Una producción en 3D no es más que cientos de superficies matemáticas de las formas más variadas, compuestas a su vez por miles o millones de vértices . Un solo cambio en la posición de la cámara hace que el ordenador tenga que aplicar una matriz de posición a los miles de vértices existentes . Además, en fase de render es necesario tener en cuenta los cientos de texturas ( mapas de bits ) aplicadas a cada superficie, a las cuales se les aplicará la luz que corresponda y todos aquellos efectos que se hayan definido . Como se puede ver, un pobre i486 estaba lejos de poder ejecutar el número de instrucciones por segundo necesarias para poder trabajar de forma eficiente en 3D . Actualmente, los poderosos Pentium II aportan rendimientos muy parecidos, incluso superiores, a los que aportaban hace unos meses las estaciones gráficas de gama baja, además, a un precio muy inferior .

Aún así, no podemos dejarnos llevar por el entusiasmo, ya que para hacer verdaderas producciones 3D será necesario dotar al Pentium II de complementos hardware que contribuyan en el proceso de cálculo . Los complementos más importantes son la memoria y el disco duro, pero hay uno de especial mención: la tarjeta de vídeo . El adaptador gráfico es un componente muy crítico, ya que sobre él recaerá en gran medida todo el proceso de representación interactiva . Sin un buen adaptador gráfico, estaremos sobrecargando al procesador con operaciones de representación, además de las puramente matemáticas que ya tiene asignadas . Lo ideal es incorporar un acelerador gráfico que sea compatible con OpenGL, pues éste se ha convertido en un estándar dentro del mundo 3D . Los precios de este tipo de dispositivos van desde las modestas 50 . 000 pesetas hasta varios millones . Eso sí, no caiga en el error de pensar que al tener un adaptador gráfico muy bueno se mejorará el tiempo de render final . En realidad, la tarjeta de vídeo únicamente ( y no es poco ) contribuirá a hacer renders interactivos para poder mostrar en tiempo real el trabajo que se está realizando . Así, la productividad aumentará de forma considerable, ya que a la vez que trabaja irá viendo una representación aproximada del modelo que está creando . Pero únicamente representa el modelo en pantalla ( no hace volcados a discos ) y, aunque sí guardase en disco, el render que se conseguiría posee una calidad muy inferior al render final producido por el procesador .

Actualmente, un equipo preparado para trabajar adecuadamente las 3D en proyectos no demasiado grandes sería un Pentium II de 266 o 300 MHz, con 64 o 128 MB de RAM y un disco duro de 4 GB al ser posible SCSI . Además de lo anterior, es imprescindible incorporar un adaptador gráfico con las características enumeradas en el párrafo anterior .

Los sectores profesionales

Dentro del mundo de las tres dimensiones podemos encontrar, a grandes rasgos, tres sectores bien distintos . Por un lado se encuentra el dedicado a las producciones audiovisuales . Este sector realiza trabajos relacionados con el mundo del cine y la televisión, abarcando desde cortinas de entrada de programas televisivos, hasta complejos seres de hace millones de años que son protagonistas de películas, por supuesto, pasando por un sector clave: la publicidad . El campo publicitario es el que mayor demanda de 3D está solicitando, pues es uno de los más dinámicos . Hasta este momento, todos estos grupos han estado ocupados por estaciones gráficas . De momento siguen reinando este tipo de máquinas, ya que, además de necesitar unos escenarios muy complejos, se requiere de resoluciones muy altas y se exige máxima rapidez en la producción . En este caso es posible decantarse por dos soluciones . La primera de ellas sería continuar con estaciones gráficas, pero una solución alternativa sería la de colocar varios PC de gama alta en red, de forma que todos ellos trabajasen en paralelo .

Los programas existentes en plataformas PC destinados a este sector son Softimage 3D y 3D Studio MAX . Son los dos únicos programas que poseen todas las características necesarias para abordar este tipo de proyectos . También se podría haber incluido Lightwave, pero su actual versión, la 5 . 5 dista poco de la 5 . 0 y ésta fue analizada en una anterior comparativa ( PC World número 126, noviembre de 1996 ) y en aquella ocasión quedó por debajo de las versiones anteriores de 3D Studio MAX y Softimage . Por tanto, los dos principales representantes de este sector en plataformas Wintel son los citados . Si miramos al exterior, veríamos como Alias|WaveFront con su PowerAnimator 8 . 0 o Maya sobre Silicon Graphics se reparte el mercado junto a Softimage ( que también tiene versión para Silicon Graphics ) .

Otro sector donde las 3D tienen muchísima importancia es el de los videojuegos . La creación de videojuegos en 3D, tanto para su utilización en ordenadores, como para su ejecución dentro de máquinas recreativas o videoconsolas, es otro de los sectores que más capital está aportando al mundo de las tres dimensiones . De hecho, los principales programas de creación 3D incorporan opciones de optimización para juegos y herramientas de exportación a plataformas como Nintendo o Sega . Al igual que ocurre con el sector audiovisual, en este caso también son Softimage y 3D Studio MAX los principales representantes y los que mejores herramientas tienen .

Finalmente, el último sector sería el de la producción de pequeñas animaciones 3D encaminadas a formar parte de modestos tít

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información