| Artículos | 01 DIC 2009

Hay mundo más allá de Windows

Tags: Histórico
Linux y Mac OS son las principales alternativas, pero no las únicas
Paula Bardera.
"Aunque pudiera parecer que no hay nada más allá del horizonte de Microsoft y sus sistemas operativos, lo cierto es que cada vez son más los usuarios que tienen en cuenta nuevas plataformas para trabajar con sus equipos. Es cierto que el lanzamiento de Windows 7 ha podido eclipsar de algún modo la oferta del mercado, pero ésta existe y tiene sus adeptos. Hagamos un repaso de qué podemos encontrar más allá de los confines de Windows 7.

El reciente lanzamiento del último sistema operativo de Microsoft ha revolucionado el mercado de las TI. En una época de recesión económica como la que atravesamos en la actualidad, el sector en pleno esperaba esta presentación, que se preveía como un revulsivo de las ventas de equipos, tanto corporativos como domésticos. Y eso que, según la firma de análisis de mercado Net Applications, los sistemas operativos de Microsoft están perdiendo cuota de negocio en los últimos meses en favor de otras alternativas, principalmente, de la propuesta de Apple. Así, en función de sus datos, la cuota de Microsoft cayó hasta el 92,55 por ciento a finales de octubre, cuando en enero tenía una porción del mercado del 93,66 por ciento. En ese mismo período de tiempo, la cuota de mercado de Apple ha crecido hasta el 5,27 por ciento. Por su parte, Linux y otros sistemas operativos siguen teniendo una presencia muy poco significativa en el negocio. A pesar de todo, el lanzamiento de Windows 7 podría revertir esa tendencia. De hecho, desde Microsoft se muestran satisfechos con las ventas de Windows 7 desde su lanzamiento, aunque no han dado detalles sobre las mismas.
En cualquier caso, es innegable el dominio de Microsoft en este campo, con más del 90 por ciento de equipos en todo el mundo que trabajan con sus sistemas operativos.
Aún así, las alternativas que existen hoy en día en el mercado tienen a su favor un público entregado. Es el caso de los usuarios de equipos Apple, que cuentan con su propio sistema operativo y que, en muchos casos, son enemigos declarados de cualquier propuesta que provenga de Microsoft.
La última polémica al respecto la han servido desde la propia compañía creadora de Windows, pues un portavoz de la firma ha declarado que el diseño de Windows 7 se habría inspirado en Mac OS X. Algo que ha henchido de orgullo a sus fanáticos, pero la reacción por parte de Microsoft no se ha hecho esperar y el responsable de comunicaciones de Windows, Brandon LeBlanc, ha negado estas afirmaciones, describiendo estas declaraciones como “desinformadas y poco precisas”.
En cualquier caso, es indudable que el nuevo sistema operativo de Microsoft tiene una interfaz mucho más sofisticada y atractiva para sus usuarios, algo de lo que en Apple presumen desde hace tiempo.

Fanáticos de Apple
Si hay una firma que pueda presumir de una clientela fiel es Apple. Aunque menos numerosos que los usuarios de Windows, los que optan por tener un Mac, no suelen cambiar.
La última versión del sistema operativo de Apple, Mac OS X Snow Leopard, aún está reciente, pues vio la luz a finales del pasado mes de agosto y, aunque no hizo tanto ruido como la última actualización de Windows, su éxito ha sido indudable. Desde Apple presentaron Snow Leopard como un sistema operativo que llega tras una década de innovación y éxito en OS X, “aportando cientos de refinamientos, nuevas tecnologías de núcleo y soporte integrado para Microsoft Exchange”.
De hecho, para crear Snow Leopard, los ingenieros de Apple refinaron el 90 por ciento de los más de 1.000 proyectos que componen Mac OS X. Así, los usuarios pudieron encontrar en él mejoras en las más variadas facetas, “incluyendo un Finder más sensible; un Mail que carga los mensajes hasta el doble de rápido; Time Machine que realiza el back–up inicial hasta un 80 por ciento más rápido; un Dock que integra Exposé; Quick–Time X con un reproductor rediseñado que permite a los usuarios, de manera muy fácil, ver, grabar, recortar y compartir vídeos; y una versión de 64 bits de Safari 4 que es hasta un 50 por ciento más rápida y resistente a caídas originadas por plug-ins”, explican desde la firma. Así las cosas, Snow Leopard ocupa la mitad que la versión anterior y libera hasta 7 GB de espacio en disco una vez instalado. Pero quizá su principal novedad sea la integración de soporte para Microsoft Exchange Server 2007, de modo que su información pueda fluir de manera uniforme para sacar partido de capacidades únicas de OS X. 
Pocas semanas después de su lanzamiento, las primeras mejoras de Snow Leopard vieron la luz en Mac OS X 10.6.1. La beta de esta actualización hace a Snow Leopard más estable, soluciona problemas de seguridad y hace más compatible al sistema con las aplicaciones para Mac OS X ya disponibles y con diversos dispositivos hardware. Entre otros, resuelve problemas tales como la compatibilidad con algunos módems 3G Sierra Wíreles; la detención inesperada de la reproducción de discos DVD; la aparición incorrecta de los drivers de algunas impresoras en el navegador; un problema que dificulta la eliminación de ítems del Dock o un error que hace que Motion 4 no responda.
Al mismo tiempo, Apple ha añadido la versión 10.0.32.18 de Flash de Adobe para solucionar los problemas de seguridad del plug-in incluido en Snow Leopard.

Linux, ¿sólo para expertos?
El tercero en discordia podría ser Linux, que aunque fue creado en 1991, no fue hasta que Corel lanzó el primer Linux para equipos de sobremesa en noviembre de 1999, cuando se le empezó a considerar un sistema operativo para todo tipo de usuarios.
Por aquel entonces, Corel era una compañía de software Windows, pero su fundador, Michael Cowpland, quería hacer cosas más importantes, más grandes. Y fue así como nació Corel Linux 1.0, que fue desarrollado sobre el kernel Debian 2.2.12 y utilizaba el entorno de sobremesa KDE 1.1.2. Además de WordPerfect y las típicas aplicaciones de Linux, también incluía versiones alfa de la hoja de cálculo de la compañía Quattro Pro y de los programas gráficos CorelDraw para Linux.
Consiguió el modo de hacer funcionar todo esto en equipos menos potentes que cualquier smartphone de hoy en día, pues sólo necesitaba una CPU 100-MHz Pentium con 24 MB de memoria RAM y un disco duro de 500 MB.
Es cierto que Corel no era la única empresa que por entonces exploraba este negocio. También estaban dando los primeros pasos en el mundo del Linux en el PC Red Hat con Red Hat 6.1, SuSE con SuSE 6.3 y Caldera con OpenLinux 2.3. Sin embargo, Corel fue la primera en intentar llevar todo esto a cualquier usuario. A pesar de todos sus esfuerzos, lo cierto es que no tuvo éxito y acabó con otro equipo de gestión y asociándose con Microsoft, lo que echó al traste con sus experimentos con Linux. Desde entonces, ninguna compañía se ha convertido en el líder de este mercado durante un largo período de tiempo. Aún así, es cierto que Ubuntu es muy popular y, de hecho, en 2007, el suyo fue el primer Linux en estar preinstalado en los equipos de un gran fabricante de PC, Dell. Sin embargo, aún está lejos de hacerle sombra a Windows.
En estos años de historia si ha habido una constante ha sido la falta de buenas acciones de marketing y publicidad de Linux algo que, hoy en día, parece imprescind

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información