| Artículos | 01 OCT 2007

Hacia un nuevo modelo de seguridad

Tags: Histórico
Jorge Dinares.
En los últimos tiempos estamos asistiendo a un nuevo escenario en el que el malware (código malicioso) adopta diferentes formas para pasar lo más desapercibido posible. Los nuevos ciber-delincuentes provienen en muchos casos de auténticas mafias organizadas cuyo fin es conseguir el mayor beneficio económico posible intentando no ser detectados. En ocasiones, atacan a usuarios para conseguir claves bancarias y poder vaciar sus cuentas o hacer compras en su nombre. En otras, atacan a empresas y las someten a chantaje, para obtener importantes sumas de dinero. Y aún más, en los últimos meses hemos comprobado que la extorsión puede llegar ya a cualquier tipo de persona.

También hay quien persigue sólo llamar la atención sobre ciertos asuntos, aunque este tipo de hackers tienen menor presencia. Paradójicamente sus ataques son los que podemos ver reflejados en los medios de comunicación –recordemos el reciente caso de un hacker que entró en la página web de la ONU para denunciar las guerras existentes y pedir la paz- mientras que los ataques diarios, que pueden afectar a la gran mayoría de la población, transcurren de una manera tan desapercibida que existe una falsa sensación de seguridad.
Hoy día vivimos una auténtica epidemia silenciosa en la que cada vez más empresas están infectadas sin saberlo. Para hacer frente a esta nueva dinámica del malware, necesitamos estar equipados con soluciones de seguridad que protejan todos nuestros frentes: antivirus, antispam, antispyware, firewall y algún sistema de backup para recuperar información en caso de que se produzca un desastre. Éste permitirá a los usuarios y a las empresas realizar copias de seguridad de sus archivos y documentos en otros dispositivos.
Además, para poder abarcar la gran cantidad de malware que se produce en la actualidad, es necesario estar dotados de mecanismos de detección más sofisticados que los basados en ficheros de firmas. Cada pocos segundos, un tipo de malware puede “mutar” en nuevas versiones del mismo con el objetivo de lograr burlar estos mecanismos de detección tradicionales. Por ello, para incrementar la protección de los usuarios, se hace necesaria la combinación de una protección permanente, con actualizaciones diarias y automáticas; una protección proactiva, que detecte amenazas desconocidas gracias al análisis de comportamiento; y auditorías on-line exhaustivas, capaces de detectar los códigos maliciosos que pueden esconderse ante las soluciones antivirus tradicionales. Aunque no existe ningún método que proteja al cien por cien nuestros equipos, cuantas más barreras pongamos para evitar las infecciones, mayor será el grado de protección que otorguemos a nuestra compañía.
Asimismo, es necesario recordar que si no hacemos actualizaciones constantes de nuestro sistema de protección no obtendremos el grado de eficacia necesario para acabar con todo tipo de amenazas. Cuando se trata de proteger la información y los datos de nuestra empresa no debemos escatimar en dispositivos de seguridad.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información