| Noticias | 13 ENE 2012

Hacia el smartphone submarino

Te suena: día espléndido al borde del mar, sol y playa, una buena cerveza y una conversación por el móvil. Un pequeño descuido y?. tragedia al borde del mar.¿Quién no ha sufrido una desgracia parecida alguna vez, en la bañera, la piscina o el baño? El agua repele y arruina cualquier equipo, no digamos si el líquido es peor que el agua. Lo último para los rutilantes smartphones son unas nuevas gabardinas que evitarán más de una disgusto a sus propietarios. ¡Aguantan hasta 4 horas sumergidos!
PCWORLD PROFESIONAL

La noticia llega de Utah y la protagoniza una firma especializada en complementos a prueba de agua para todo tipo de gadgets. Su nombre HzO recuerda la composición del líquido elemento y sus responsables han aparecido por el CES para sumergir repetidamente un iPhone y un iPad en tanques llenos de agua.

Tras el primer escalofrío, los asistentes comprobaron cómo es posible volver a utilizar uno de estos móviles después de caerse en el baño, por poner un escenario bien realista, y dejarlos sumergidos durante cuatro horas.

La compañía asegura que los móviles sumergidos con sus “chubasqueros” pueden incluso funcionar mientras sus usuarios nadan en la piscina o bajo una lluvia torrencial.

A pesar de sus siglas impronunciables, la compañía explica de forma muy sencilla por qué su innovadora tecnología “WaterBlock” (este nombre sí que lo han clavado) es capaz de resistir las peores condiciones de humedad.

Utiliza un proceso de aspiración que primero expulsa todo el aire Tecnología WaterBlock (HzO)del interior del dispositivo y después  bombea un gas que limpia el interior del móvil, primero, para después rodear todo el dispositivo con una minipelícula de pocos nanómetros de espesor que aísla definitivamente al equipo de cualquier líquido, como de si una barrera protectora se tratara, según explica el portavoz de la compañía Rick Peterson.

Incluso los dispositivos físicos del móvil, como los auriculares o los puertos de carga quedan protegidos y son inmunes al agua.

HzO no ha querido desvelar nada de los materiales que utiliza y Peterson sólo asegura que se trata de un elemento muy común que existe “desde hace 50 años”. La protección puede aplicarse con diferentes grados de seguridad, para ofrecer varios niveles de resistencia al agua y puede incluso proteger los equipos en inmersiones de hasta un metro.

Aplicar este proceso de resistencia al agua a todos y cada uno de los  equipos de un fabricante lleva varias horas por unidad y es demasiado costoso. Por ello, HzO está negociando directamente con los fabricantes de equipos para incluirlo como parte de su proceso de producción. Esto supone que, de forma inmediata, no será posible transmutar nuestro Smartphone o iPad en un gemelo submarino. Habrá que esperar.

Compartir

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información