| Artículos | 01 ABR 2006

Habitaciones con vistas a Internet

Tags: Histórico
Piedad Bullón.
La posibilidad de rentabilizar negocios tradicionales a través de Internet parece inagotable. Ahora les toca el turno a los distribuidores online, a los hoteles familiares y pequeñas cadenas que usan la Red para gestionar y rentabilizar mejor sus ventas de alojamiento.

Los hoteles pequeños, por lo general regentados por familias, así como las cadenas independientes, acuden a Internet para capitalizar una nueva tendencia, protagonizada por los clientes que prefieren organizar sus viajes por libre. Los turistas picotean aquí y allá en los distintos portales, que se han multiplicado en los últimos años y funcionan, de hecho, como agencias online, en busca de nuevos lugares y de modalidades de viajes –entre ellas el turismo rural- que no figuran en los paquetes estándares de los touroperadores. En paralelo, han surgido empresas que ayudan a los hoteleros a externalizar la gestión de reservas, haciéndola visible en los mejores sitios y buscadores.
Para un pequeño y mediano empresario de hostelería, no se trata sólo de colgar su página en Internet y esperar a ver qué pasa con ella. Hay firmas que, como EHoteling [www.ehoteling.com], se encargan de darles resonancia en el mundo virtual. Por lo general, no venden habitaciones ni se dirigen al cliente final; su servicio consiste en colocar los hoteles escogiendo entre las muchas agencias online existentes, situándolos en un nivel de preferencia mediante tácticas de optimización de enlaces.
Su planteamiento se basa en el criterio de que, para un hotel independiente, de poco sirve tener una página web perdida en el ciberespacio, si no es para recibir reservas online. Los empresarios no conocen el alcance de los portales que venden su capacidad, a los que pagan una cuota. A cambio, se les pide que sus tarifas sean flexibles. Siguiendo esta filosofía, se han acabado los precios fijos, que no se corresponden con el cambiante estado de la oferta ni con la disponibilidad. EHoteling, que empezó en 2004 con dos hoteles como clientes, hoy gestiona reservas para unos cuarenta en toda España.
Es éste un enfoque original, pero parece insuficiente frente al ímpetu de los grandes portales de viajes, que fueron los primeros en ver el filón que abría Internet. Lastminute [www.es.lastminute.com/] pasa por ser el líder europeo: actúa como una agencia de los proveedores: touroperadores, hoteles y restaurantes. Lo que significa que su oferta está condicionada por las normas de cada uno de ellos, y sólo en determinados productos asumen una responsabilidad contractual directa con el usuario. Antes de completar una transacción, éste debería saber en qué casos actúa como agente y en cuáles como principal. Gracias al poder que le da su alcance europeo, este portal tiene una cartera de 1.300 hoteles en España, número que espera aumentar hasta 2.400, con la incorporación de establecimientos familiares, antes del verano.
Con pocas variaciones, Atrápalo [www.atrapalo.com], eDreams [www.edreams.es/], Rumbo [www.rumbo.es/] y Viajar [www.viajar.com/] siguen el mismo modelo. Muchas agencias tradicionales se quejan de que los portales les han arrebatado un importante porcentaje de reservas; en realidad, ellas mismas navegan intensamente por Internet en busca de la oferta que les permita satisfacer a sus clientes: no todo el mundo es amigo de buscar gangas online y deja a otros ocuparse del asunto. Lo que se ofrece en Internet es, en síntesis, rapidez de compra, elección entre un catálogo muy variado y ... precios más económicos. En cierto modo, su expansión está forzando una reestructuración del mercado y puede decirse que han contribuido a que la gente viaje de otra manera. El usuario puede, si quiere, convertirse en su propio agente, y puede modular la oferta para que corresponda a su necesidad. Pero, desde luego, lo más atractivo son los precios, gracias a unos costes de gestión muy inferiores a los de las agencias convencionales.
Es verdad que los precios pueden ser un aliciente para los usuarios, pero no para muchos hoteleros independientes, que quisieran liberarse de ese corsé. Es el caso de Hoteles Andaluces Con Encanto [www.hace.es/] una pequeña cadena hotelera cuya oferta se encuentra en la gama alta, con establecimientos exclusivos. Aunque ya recibe un 20% de las reservas por Internet, la cuestión del precio es determinante en sentido contrario: su clientela recurre a la red sin buscar gangas, y es improbable que acuda a los portales al uso. Sus dueños pretenden ofrecer con su propio recurso en línea un tratamiento individualizado: mantienen la gestión de reservas en sus manos y usan el canal online como un escaparate.
En el polo opuesto –y también en la otra punta de España- en Barros, Asturias, el hotel Miracielos [www.hotelmiracielos.com/], desde que sus dueños apostaron por Internet, han experimentado un incremento del 20% en su facturación. Lo más importante para los establecimientos de zonas excéntricas al flujo turístico es que, gracias a Internet, han dejado de depender del clásico mecanismo de boca a oreja. Otro ejemplo, entre tantos posibles, en la provincia de Salamanca, es el hotel Sierra Quilama [www.hotelsierraquilama.com], al que el sistema de venta electrónica ha venido como caído del cielo. Sus tarifas son iguales para todos los clientes, pero se aprovechan de la Red para esos viajeros que esperan a último momento para hacer sus reservas, algo impensable en las agencias tradicionales.
Como se ve, este negocio, tiene muchas caras. Una de ellas, la más ventajosa para los viajeros, es que pueden acceder a una oferta amplia, diferenciada y con garantías. Ya ha pasado el tiempo en el que la inseguridad era un freno para estos negocios online. Los problemas que, si acaso, puede acarrear una reserva en línea, no son distintos a los que se tienen por la vía habitual. A ello quizás ha contribuido el hecho de que grandes centrales de reservas del mundo real, como Viajes El Corte Inglés [www.elcorteingles.es/viajes] y otras muchas de su género, hayan adoptado Internet como un canal al que no se puede renunciar.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información