| Artículos | 01 OCT 2005

Guardar en Internet

Tags: Histórico
Discos duros virtuales online
Daniel Alonso.
Los discos virtuales en línea ofrecen un almacenamiento de datos extra ubicado en internet. después del boom vivido años atrás, en la actualidad sólo algunas empresas especializadas y operadoras de telecomunicaciones mantienen el servicio activo, debido a la falta de beneficios. en muchos casos se ha pasado de una prestación gratuita a una suscripción con tarificación mensual.

A pesar del retroceso sufrido, observamos un resurgir de los discos duros virtuales gracias a dos factores: la masiva adopción de la banda ancha, que hace más atractivo su uso, y la expansión de los contenidos multimedia, en especial la fotografía digital, creando la necesidad de compartir las imágenes con el resto del mundo. Si bien existen numerosos sitios para crear álbumes y fotoblogs, algunos discos duros virtuales manejan imágenes, música e incluso vídeo con inteligencia. Sin olvidar la gran ventaja de estos espacios: podemos almacenar cualquier tipo de archivo.
Disponer de una copia de los datos más importantes lejos de nuestro PC y gestionada por especialistas, resulta de gran tranquilidad para todos. Según los últimos datos, hasta un 6% de todos los ordenadores sufren cada año algún tipo de pérdida de información. Ante catástrofes o simplemente como método de colaboración entre personas de un grupo de trabajo o sucursales de una misma empresa, los discos duros virtuales online son un recurso de gran valía.
Para un usuario doméstico, ofrece una forma sencilla de compartir archivos con familiares o amigos, así como para tener disponibles los datos que más utiliza en cualquier lugar del mundo. También resulta una alternativa a los disquetes o incluso discos duros portátiles, para cuando no queda más remedio que llevarnos el trabajo a casa o de viaje.
Pero no podemos esperar las mismas prestaciones que con el almacenamiento local. La parte positiva es que los discos virtuales se vuelven más eficientes según aumenta la velocidad de nuestra conexión a Internet. Y para ampliar un poco la capacidad de almacenamiento, siempre podremos comprimir la información en archivos ZIP o RAR.
Existen grandes diferencias entre las distintas ofertas, incluso de una misma empresa, dependiendo del coste del servicio o su gratuidad. En esta comparativa mostraremos los pros y contras de algunos de los discos virtuales más interesantes que se pueden encontrar en Internet. El usuario deberá tener en cuenta el espacio disponible, la capacidad de acceso simultáneo del sitio, la velocidad de archivo y la facilidad del proceso de almacenamiento y recuperación, entre otros factores.

PowerOffice Express Multimedia
El servicio ofrecido es, sin duda, el que mejor sensación ofrece a la hora de utilizarlo. Si bien el acceso web está dentro de la media, es destacable el cliente, que podemos utilizar en local y que utiliza la metáfora del escritorio remoto para organizar los archivos. En realidad crea tres escritorios: uno Personal, el espacio donde almacenaremos los archivos privados; Extranet, que aloja los archivos que podemos compartir con otras personas mediante un correo asociado y un pin (o contraseña) para el control de acceso; y por último Intranet, en el caso de desear compartir datos con otros usuarios de PowerOffice Express. La experiencia de usuario es muy similar a Windows. Redimensionar las áreas de trabajo, visualizar de distintas formas los contenidos (lista, detalles e iconos igual que en Windows Explorer), crear carpetas y cambiar su color. Además es posible dejar notas tipo post-it en el escritorio. Lo mejor es que no se queda sólo en el aspecto visual, ya que es posible arrastrar y soltar archivos y conjuntos de ellos como tenemos por costumbre en el entorno del sistema operativo. Y como colofón, se integra como una unidad de almacenamiento en el Explorador de archivos de Windows, lo que asemeja aún más su uso al de un disco duro real.
Podemos controlar la forma en que compartimos los archivos con claves de escritura o sólo lectura, pero PowerOffice no garantizará la privacidad y la seguridad en la utilización de los servicios. Esto, aunque remotamente posible, permite que terceros no autorizados puedan interceptar los contenidos que se transmitan, lo que lo deja fuera de juego para almacenar datos críticos, a no ser que tomemos nuestras propias precauciones encriptando todo archivo antes de moverlo.
Si nos fijamos en los límites, son relativamente amplios, pero la competencia pisa fuerte y le impide destacar. Para usuario doméstico, la solución de 1 GB de capacidad posee una oferta anual bastante rebajada respecto a los restantes modos de contratación. Al precio de 34,90 ¤ (oferta de primer año) debemos añadir una memoria USB de 128 MB, donde podemos llevar el cliente para ejecutarlo en cualquier PC. El límite de tráfico diario dobla a la capacidad, por lo que no hay problema para descargar todo el contenido del disco virtual aunque haya alguna incidencia. Realmente es uno de los mejores servicios en castellano, pero todavía se puede mejorar con vistas en miniatura de fotos y streaming, transmisión segura y una capacidad más elevada, aun manteniendo los límites de tráfico.

Streamload
Streamload se ha tomado muy en serio la capacidad. Por eso, incluso en la modalidad gratuita, ofrece unos impactantes 10 GB de capacidad, sin límite de almacenamiento en el caso de decidirnos por abonar una cuota. El modelo de negocio se basa en limitar otros aspectos, principalmente la cantidad de descargas. Nuestra cuenta gratuita permitirá descargar cada mes 100 MB o 100 archivos, aumentando a 1 GB en la de suscripción. Otros límites de la cuenta gratuita que desaparecen en las de pago son el tamaño de archivo de subida, el cual se limita a unos razonables 2 GB. Sin embargo, como no es posible bajar archivos de más de 10 MB, no seríamos capaces de descargarlos, si bien quedan almacenados como copia de seguridad y siempre podemos realizar el pago en caso de necesidad.
El acceso puede realizarse vía web con añadidos Java, con una interfaz clara y vistosa. Como alternativa podemos descargar sendos programas para subir y descargar archivos sin utilizar el navegador: obtenemos velocidad, pero son bastante insulsos y la separación en dos es irritante. En cuanto a la organización, se basa en carpetas, si bien se alcanzan niveles de operatividad interesantes en forma de miniaturas de imágenes o la capacidad de realizar streaming de archivos multimedia (descontándose de nuestra cuenta de descarga, eso sí).
El resto de características es aplicable sólo a los servicios de pago y son de los mejores que podemos encontrar. Podemos enviar gigas por correo electrónico, incluyendo en el mensaje un simple enlace. Otra forma es mediante hosting, que permite aumentar la capacidad de descarga que nos ofrezca el servidor que aloje nuestra web. Publicando los contenidos de la forma www.streamload.com/tu_nombre/archivo.ext cualquier visitante de nuestra web podrá acceder a más archivos. El acceso puede controlarse con contraseña o limitar el tiempo de validez. Sin embargo, no existe una verdadera transferencia segura.
En cuanto al rendimiento, se puede considerar un servicio rápido que aprovecha al máximo la capacidad de nuestra línea, dejando en evidencia la lentitud del correo o del FTP.

Terra Disco Duro Virtual
Dentro de las ofertas de acceso a Internet Terra ofrece, dependiendo del contrato, entre 5 y 50 MB de e

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información