| Noticias | 03 JUL 2009

Grupos de publicidad on-line presentan sus propios principios de comportamiento

Los consumidores on-line deberían tener más información sobre qué datos son seguidos y guardados con fines publicitarios. Además, deberían tener más control sobre qué datos son recopilados. Al menos así lo quieren establecer los nuevos principios de privacidad publicados por cuatro grupos publicitarios. Sin embargo, los grupos defensores de los derechos de privacidad afirman que son inadecuados.
Paula Bardera

Las redes de publicidad on-line deberían también “contar con garantías administrativas, físicas y electrónicas” para proteger los datos recopilados. Además, deberían mantenerlos “solamente el tiempo necesario para cumplimentar una necesidad empresarial legítima o lo que establezca la ley”.

Estos principios han sido suscritos por la American Association of Advertising Agencies (4A´s), la Association of National Advertisers (ANA), la Direct Marketing Association (DMA) y la Interactive Advertising Bureau (IAB), a las que se ha unido el Council of Better Business Bureaus (BBB), un grupo centrado en fomentar la confianza entre consumidores y negocios.

Los principios surgen en este momento como respuesta a las cuestiones planteadas por algunos legisladores estadounidenses y grupos privados, que se preguntan si los acercamientos autorregulatorios son adecuados para proteger a los consumidores cuando las redes de publicidad on-line y los proveedores de banda ancha pueden seguir los hábitos de navegación de los usuarios de la Red. A mediados de junio, varios miembros del Comité de Energía y Comercio estadounidense pidieron que se establecieran nuevas leyes que regularan el uso de los datos de los consumidores recopilados de manera on-line.

Sin embargo, los miembros de grupos de publicidad on-line defendían su propia propuesta. Estos principios muestran cómo los diferentes grupos publicitarios están “trabajando para avanzar por el interés público”, tal y como explica Randall Rothenberg, presidente y CEO de IAB. “Aunque los consumidores no han interpuesto prácticamente ninguna queja sobre la privacidad en Internet, lo cierto es que diferentes estudios muestran que están preocupados con el tema. Por ello, estamos actuando, para reforzar su confianza en este medio que tanto contribuye a la economía norteamericana”.

Además de la transparencia para los consumidores y la seguridad de los datos, los nuevos principios también quieren que se realicen los mismos esfuerzos en el campo de la educación de los consumidores y de las organizaciones de publicidad conductual para obtener el consentimiento de los consumidores antes de implementar cualquier cambio material en sus políticas de recolección de datos. Los que defienden la privacidad no se han mostrado muy impresionados con estas nuevas medidas.

El Centro por la Democracia y la Tecnología, un grupo privado que aboga por las libertades civiles, quiere lograr que todos los grupos publicitarios trabajen juntos, pero para ello creen que es necesaria más acción. Así lo ha explicado Alissa Cooper, portavoz del grupo, quien también detalla cómo seguirán presionando al Congreso para conseguir una legislación sobre privacidad más amplia, que incluya normas para la recolección de datos on-line. publicidad on-line

Las redes de publicidad on-line “no han sido muy activas en el pasado en lo que a autorregulación se refiere. Lo que realmente buscamos ahora es la implementación de normas. Hemos estado hablando demasiado tiempo sobre autorregulación”, concreta Cooper.

Los principios son un esfuerzo para evitar la legislación o regulación por la Comisión de Comercio Federal, declara Jeff Chester, director ejecutivo del Center for Digital Democracy, un grupo de defensa de la privacidad y las libertades civiles. Según él, estos principios son “muy pequeños y llegan muy tarde”.

Pero también tienen sus defensores. Es el caso de Better Business Bureau and Direct Marketing Association, que trabajará en un proceso de aplicación hasta 2010, cuando se espera que se implementen estos principios. Así lo explica Pablo Chavez, abogado de la gestión de políticas en Google. “Creo que el resultado final será más transparencia y la elección por parte de los usuarios de Internet de cómo usan su información. Una de las claves más importantes de los principios es el hecho de que se aplican sobre un amplio abanico de empresas que participan en el negocio de la publicidad on-line. Desde luego, para que cualquier esfuerzo autorregulatorio sea efectivo, es necesario poner en marcha algún tipo de proceso de aplicación”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información