| Noticias | 06 OCT 2009

Google Books no mostrará libros sin acuerdo con el autor

Tags: Histórico
A la vista de las últimas informaciones aparecidas sobre Google Books, la compañía ha reunido hoy a la prensa en sus oficinas de Madrid para aclarar el modo en que funciona este servicio, y explicar que en ningún caso se mostrarán obras protegidas por derechos de autor, sin que el titular de estos derechos lo haya autorizado.
Oscar García

Luis Collado, el responsable de Google Libros para España y Portugal, ha enfatizado las diferencias entre la legislación europea sobre derechos de autor y la estadounidense. En ambos casos son muy similares para los libros con derechos de autor y disponibles en el mercado y para aquellos que pertenecen al dominio público, pero difieren sustancialmente para la mayoría de los libros editados a lo largo de la historia, que son aquellos descatalogados o huérfanos (se desconoce al titular de los derechos) y que Google denomina libros "invisibles" para los ciudadanos.

Para los libros con derechos en vigor y que se están comercializando, Google Books está llegando a acuerdos con los titulares de estos derechos, que suelen ser las editoriales, pero también pueden ser los autores, a título individual, si no los han cedido a una editorial o bien los han recuperado. En el caso de los de dominio público (a partir de 70 años desde la muerte del autor, según la ley española), los acuerdos se están haciendo con las bibliotecas en las que se deposita algún ejemplar. En España actualmente se están digitalizando los de la Biblioteca de la Universidad Complutense y los de la Universidad de Cataluña.

Google BooksLos "libros invisibles" no están disponibles en España, ni en Europa, pues la legislación vigente no permite hacer nada con ellos, por lo que ni siquiera se han digitalizado. Sin embargo, en Estados Unidos, existe el concepto jurídico de "fair use", que establece que este tipo de obras, cuando sean de interés para la sociedad, pueden ser publicados por un tercero siempre que no haga un uso comercial.

Amparados en el "fair use" Google ha emprendido la digitalización de dichas obras pero, ante la oposición de los editores, se ha propuesto un acuerdo, pendiente de autorización judicial, entre Google, los editores y los autores, en el que serán los autores y editores quienes tomen las decisiones, aunque todos los gastos estarán sufragados por Google. El acuerdo afecta a todos los autores y editores de todo el mundo, cuyas obras pueden estar en bibliotecas estadounidenses. En caso de no estar de acuerdo, deberían haber solicitado su exclusión de Google Books, tal y como informábamos en marzo. Esto hace que incluso el Gobierno Alemán haya calificado de ilegal esta iniciativa.

El acuerdo sólo es válido para Estados Unidos, y las obras afectadas sólo se verán allí, previa autorización del titular de sus derechos, el problema es que la asociación de editores y autores americanos se ha erigido en representante universal de los derechos de todos los autores del mundo, a los que sólo les queda la opción de mantenerse dentro o excluirse por completo, pero no tienen la opción de influir en el funcionamiento de esta entidad. Además, aunque Collado ha insistido especialmente en que esas obras sólo estarían disponibles en territorio estadounidense, resulta difícil ponerle fronteras a Internet, y la geolocalización por IP, que permitiría discernir de donde procede la visita, se puede eludir fácilmente haciendo uso de un servidor proxy ubicado en EE.UU.

Por otra parte, la Comisión Europea estudia modificar la legislación, para favorecer alguna forma de acceso a esos "libros invisibles" similar a como se está haciendo en Estados Unidos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información