| Artículos | 01 MAY 2010

Geolocalización: Aplicaciones, funcionamiento y privacidad

Tags: Histórico
Redacción PC World.
La geolocalización (o la localización del usuario en un punto concreto del mapa, según las coordenadas) es el último grito en la moda tecnológica. Está llamada a revolucionar la manera en que nos socializamos con otras personas y descubrimos nuevos lugares. Pero también supone una nueva manera de utilizar estos recursos, una nueva fuente de publicidad y… ¿una nueva amenaza a nuestra intimidad?

Facebook pregunta al usuario en qué está pensando. Twitter pregunta qué está pasando. Pero la pregunta del millón en la próxima oleada de las redes sociales será “¿Dónde estás?”. Servicios como Foursquare, Gowalla, Brightkite o Loopt ya se valen del teléfono móvil del usuario para responder a esta cuestión.
La tecnología que subyace en el corazón de esta nueva tendencia es la geolocalización, y para ello es necesario contar con un smartphone que tenga GPS (como un iPhone, un Nexus One o una Blackberry). A partir de ahí, se puede permitir que tus amigos o contactos sepan dónde estás en cada momento o localizar lugares que han sido recomendados por estas personas. Y, si no fuera por las dudas y cuestiones que surgen de nuevo, acerca de la intimidad de los usuarios (cuestión que veremos más adelante en este artículo), parece que nada ni nadie puede parar esta nueva tendencia: la geolocalización.

Cómo funciona
A grandes rasgos, podemos decir que una aplicación de geolocalización hace dos cosas: informa a otros usuarios de cuál es tu situación y asocia lugares del mundo real (como restaurantes) con tu situación. Las aplicaciones que se utilizan en un dispositivo móvil ofrecen una experiencia más rica que aquellas que están basadas en un PC, porque los datos importantes que el usuario envía y recibe cambian cuando la ubicación de la persona varía (como es lógico).
La mayoría de los móviles inteligentes incorporan un chip GPS, que utiliza la información del satélite para calcular la posición exacta de la persona (generalmente cuando se está en el exterior y las condiciones climáticas son buenas). A través de servicios como Google Maps, posiciona al usuario en un lugar del callejero. Cuando la señal GPS no está disponible, estas aplicaciones pueden utilizar la información de las antenas de telefonía móvil para triangular y hacer una aproximación de dónde está el usuario. Un sistema no tan perfecto como el GPS, pero que ha mejorado en los últimos años. Algunos sistemas de geolocalización utilizan GPS y la triangulación celular (e, incluso, las redes WiFi) de manera conjunta, en lo que se denomina Assisted GPS (A-GPS).
Cuando el cielo está despejado, las aplicaciones de geolocalización en el móvil pueden establecer la posición del usuario de manera precisa. Sin embargo, en interiores este posicionamiento falla más y en los locales donde los escaparates están muy próximos, es el usuario el que ha de seleccionar manualmente su posición exacta. Sin embargo, se espera que en el futuro, y con un mayor desarrollo de los sistemas A-GPS, se afine más en la posición geográfica del usuario cuando se encuentre en lugares cerrados, como centros comerciales.

Primeras aplicaciones
Muchas empresas del tipo start-up ofrecen servicios de geolocalización. Y, algunas, como Foursquare, están consiguiendo miles de usuarios. Estos servicios no sólo permiten compartir con sus contactos dónde se encuentra, sino que ofrecen un componente de juego social.
Foursquare (foursquare.com) es compatible con iPhone, Android, Blackberry y WebOS. Si tiene otro sistema operativo, puede utilizar la página web móvil (m.foursquare.com) de esta aplicación. Foursquare anuncia la localización del usuario, de manera que sus contactos pueden saber dónde está, con un mensaje del tipo “checking in”.
Así, se puede registrar en cafeterías, bares, restaurantes, parques, oficinas y casi cualquier otro lugar. Una vez que los amigos saben dónde se encuentra el usuario, pueden recomendarle lugares próximos a los que ir o cosas que hacer por ahí cerca. Para que sea algo divertido, el servicio da puntos al usuario cada vez que se registra en algún lugar, de manera que así puede también ir ascendiendo posiciones en la élite de Foursquare.
Es más, si el servicio reconoce al usuario como el alcalde de un lugar (es decir, el que más ha visitado un sitio concreto), es posible que pueda disfrutar de algunos beneficios gratuitos en dicho local. Está disponible la lista foursquare.com/businesses de lugares que, en todo el mundo, ofrecen descuentos y bebidas gratuitas a sus alcaldes o a aquellos usuarios que se han registrado un cierto número de veces en cada local.
Gowalla (gowalla.com), como Foursquare, funciona en iPhone, Android, Palm (WebOS) y BlackBerry. El servicio tiene una gran base de datos de localizaciones facilitadas por los usuarios, quienes pueden comerciar con objetos virtuales que se han ido reuniendo. Gowalla también tiene varias alianzas publicitarias que permiten al usuario intercambiar sus bienes virtuales por sus equivalentes en la vida real… y sin coste alguno.
Gowalla ha añadido recientemente una prestación para viajes (de momento, sólo para iPhone, aunque en breve llegará a otras plataformas) que permite a los usuarios recomendar hasta 20 lugares que les gusten. Los contactos pueden completar esta información de viajes, con guías por la ciudad.
Brightkite (brightkite.com) es compatible con iPhone, Android, Palm, Nokia y Blackberry y permite establecer dos tipos de conexiones sociales: fans (como los seguidores en Twitter) y amigos (como en Facebook). Además de compartir el lugar donde está el usuario, éste puede publicar mensajes cortos a los que los amigos o fans pueden responder con un pulgar hacia arriba o hacia abajo.
Brightkite tiene un excelente control de las cuestiones de intimidad que permite al usuario compartir publicaciones individuales con todo el mundo o sólo con los amigos. Además, también se pueden publicar estos mismos comentarios en Facebook, Flickr y Twitter. Como Foursquare y Gowalla, Brightkite emplea sistema de registro en bares, clubs, museos y otros lugares para encontrar dónde se localiza el usuario de manera automática.
Loopt (www.loopt.com), que combina geolocalizaicón con redes sociales, está disponible para iPhone, BlackBerry, Android y muchas otras plataformas (www.loopt.com/phones). Como otros servicios, Loopt invita al usuario a registrarse en determinados lugares y compartir lo que se está haciendo con los contactos de Facebook y Twitter, además de con la lista de amigos en Loopt.
Este servicio también ofrece un directorio de eventos denominado Pulse, en el que se puede navegar por distintas categorías (como cines, shows o actuaciones) de cosas que pueden estar sucediendo cerca nuestro (y, posteriormente, dejar comentarios sobre dichos eventos). También se ofrecen regalos y ofertas especiales para sus usuarios.

Google, Facebook y Twitter se suman a la fiesta
Teniendo en cuenta el creciente interés que despierta la geolocalización, no es de sorprender que las redes sociales, como Facebook y Twiter estén cada vez más involucradas en este tema.
El año pasado, Twitter ya introdujo su API de geolocalización (ver recuadro), que permite a desarrolladores terceros incorporar la utilidad en sus aplicaciones. Muchos clientes de Twitter para smartph

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información