| Artículos | 01 FEB 2000

Gates abandona la presidencia ejecutiva de Microsoft mientras el gobierno de EEUU propone la división de la compañía

Tags: Histórico
Microsoft siempre es noticia. Cuando no es por el juicio antimonopolio, es por su estrategia para parar la moda de Linux. Ahora el “bombazo” es el abandono, por parte de su fundador y hombre más rico del mundo, Bill Gates, de la presidencia ejecutiva.

A los analistas de mercado no les ha pillado por sorpresa, pero para el mundo de las TI ha sido un bombazo que el máximo responsable del gigante de la informática haya dejado la presidencia ejecutiva.
Las especulaciones no se han hecho esperar: estrategia de cara a la pérdida de imagen de la compañía, decisión relacionada con los rumores de disgregación de la compañía en dos o tres empresas diferentes, conexión con el juicio…
Según manifestó el mismo Gates durante una conferencia para anunciar su abandono de la gestión del día a día de la compañía, a partir de ahora se encargará del desarrollo de nuevos programas, volviendo así a sus orígenes. Concretamente el nombre del nuevo cargo es Arquitecto Jefe de Software, y se centrará en potenciar la nueva generación de plataformas para Internet y servicios basados en Windows, lo que siempre le ha gustado.
Steve Ballmer, hasta el momento número dos de Microsoft, sustituirá a Bill Gates. A pesar de este anuncio, el hasta ahora presidente de Microsoft seguirá manteniendo el cargo de presidente del Consejo de Administración. Los analistas estiman que esta decisión es beneficiosa para la empresa, tanto desde el punto de vista de la imagen de la misma, como para la resolución de juicio, ya que será ahora Ballmer el que se siente en la mesa de negociación con el Departamento de Justicia.

¿Fragmentación o no?
Mucho se ha escrito ya en los medios de comunicación sobre las posibles consecuencias del juicio antimonopolio que libra el gobierno estadounidense contra la mayor empresa informática. Pero el problema se agrava al conocerse que los representantes de los 19 estados que participan en el mismo han propuesto como solución a este litigio (e impedir así la posición de monopolio de Microsoft en el sector tecnológico) la fragmentación de la compañía en varias empresas. Ballmer ha contestado tachando de “imprudente e irresponsable un presunto plan del gobierno para dividir a la compañía” y “el peor servicio que nadie puede hacer a los consumidores de este país”.
Desde la filial española, José Romero, encargado de las relaciones públicas, ha manifestado a PC World que es esencial que haya confidencialidad sobre lo que trata en la mesa de negociaciones, por lo que van a declinar hacer ninguna declaración al respecto, aunque “resulta contradictorio y paradójico que se hable de separación de la compañía cuando la tendencia actual es de fusiones”.
Sobre todo si tenemos en cuenta que ha surgido el mayor gigante de Internet, AOL-TimeWarner, y que la disgregación de la compañía le dejaría muy por detrás del mismo. Precisamente para intentar hacer frente a esta fusión, se han desatado una serie de rumores sobre la posibilidad de que Microsoft haga lo mismo con alguna empresa de contenidos como Yahoo o NBC. José Romero niega está posibilidad: “son estrategias diferentes, AOL opta por la integración, mientras que Microsoft trabaja con muchas empresas especializadas en contenidos y se centra en ofrecer una amplia oferta de servicios”.


¿De qué se va a ocupar ahora el multimillonario Gates?
----------------------------------------------------------------------------
“Voy a consagrar cerca del cien por cien de mi tiempo a ser el artífice de la programación y centrarme en las nuevas tecnologías”. Con estas palabras dejaba zanjado el tema, y daba paso a su sucesor en la presidencia. El que Gates vaya a desarrollar software para Internet puede beneficiar a la compañía: recuperar terreno en Internet, segmento en el que se han quedado rezagados.
Ahora será él personalmente el que diseñe la nueva estrategia de Internet y las nuevas versiones de Windows que soportarán los servicios de la Red. Durante los próximos 2 ó 3 años Gates y los suyos se centrarán en el desarrollo de herramientas y aplicaciones de la Next Generation Windows Services (NGWS, Próxima Generación de Servicios Windows). Según el fundador de Microsoft, estos nuevos productos incorporarán una nueva interfaz, utilizarán tecnología de reconocimiento de voz y un nuevo sistema de archivos. Eso sí, la mayoría de los servicios serán proporcionados por otras compañías con las que Microsoft llegará a acuerdos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información