| Noticias | 03 JUL 2006

Francia multará con 38 euros por canción las descargas ilegales de música

La nueva Ley establece multas de hasta 38 euros por cada canción descargada sin permiso y obliga a la interoperatividad entre reproductores.
Francisco Javier Pulido
El Parlamento francés ha reformado la Ley de Propiedad Intelectual, que a partir de ahora también regulará las descargas por Internet. Se trata de una Ley que podría tener graves consecuencias para las tiendas de música online, los programadores de código abierto, usuarios de escritorio Linux y los usuarios de redes P2P.

Las compañías que utilicen tecnologías de gestión de derechos digitales para proteger las descargas de música tendrán que suministrar información sobre su tecnología a los competidores que quieran crear sistemas interoperativos. Esto supondría, por ejemplo, que Apple Computer pueda tener que renunciar a su control sobre la tecnología FairPlay DRM que usa para vincular las canciones descargadas de iTunes Music Store a su software de jukebox atunes y a su famoso reproductor iPod.

La ley francesa sobre derechos de autor implica la creación de una nueva autoridad reguladora que asegure que las compañías que utilicen DRM respondan a las peticiones de información acerca de la interoperatividad. Los desarrolladores de tecnología DRM pueden impedir la publicación del código base basado en la información que muestran si se demuestra que perjudica la seguridad de sus sistemas.

Se trata de malas noticias para los programadores que pretenda distribuir alternativas bajo licencias de código abierto. Con esta Ley, cualquiera que sea encontrado culpable de desarrollar, publicar, promocionar o distribuir software diseñado para la distribución sin autorizar de trabajos protegidos por derechos de autor se enfrentará a tres años de prisión y una multa de 300.000 euros. Además, la nueva ley establece multas de 38 euros por cada canción descargada sin permiso. La Ley podría afectar a los desarrolladores de sistemas P2P o de software para la decodificación y reproducción DVD que estén encriptados utilizando un sistema DRM.

El hecho de que pueda convertirse en ilegal el desarrollar o distribución de software reproductor de DVD de código abierto podría poner frenar incluso la expansión de Linux, en la medida en que los usuarios sacrifiquen su libertad de elección en aras a la seguridad.

Los usuarios franceses mantendrán el derecho de realizar copias de obras protegidas para su uso personal. Sin embargo, en lugar de un número ilimitado de copias, como antes, el número de copias puede estar limitado por DRM. La autoridad reguladora será la que dictamine qué limites pueden imponer los desarrolladores DRM.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información