| Artículos | 01 FEB 1998

Formato de textos en la Web

Tags: Histórico
Técnicas y trucos de diseño en Internet
Ramón Montero.

La explicación es tan sencilla como que el lenguaje de marcas HTML no fue creado con características completas de control de textos, ya que se dio más importancia a la simplicidad de la gestión que a la complejidad de sus posibilidades. Sus creadores no consideraron oportuno incluir características de control de textos típicas de la autoedición (texto impreso) en un formato que iba dirigido a la presentación de los textos en la pantalla de los monitores.

¿Significa ésto que debemos renunciar a las presentaciones de los textos en la pantalla en formatos similares a los que encontramos en los documentos impresos?

No, solo significa que para conseguir en pantalla resultados similares a los de texto impreso, debemos recurrir a ciertas técnicas y trucos que nos permitan controlar algunas cuestiones de forma indirecta mediante otras herramientas disponibles en HTML, aunque en principio no hayan sido creadas para ello.

Tabuladores

En el anterior artículo de esta serie se explicó la forma de conseguir tabuladores de principio de párrafo utilizando la técnica del ?punto transparente?. Esta es la opción que yo recomiendo para conseguir tabuladores a medida, pero no es la única posible.

Otra de las posibilidades pasa por utilizar varios ?espacios? seguidos, solución que se debe utilizar solo si se desean espacios de tabulación muy cortos, o sea, los compuestos por dos o tres espacios. En principio puede parecer muy sencillo conseguir introducir varios espacios seguidos antes de un párrafo, ya que el problema se limita a pulsar repetidamente la tecla de la barra espaciadora, pero los usuarios que ya lo hayan intentado sabrán por experiencia que aunque HTML admite cualquier número de espacios en su código, en la pantalla solo presenta uno de ellos (ver la figura 1). Para solucionar esta cuestión hay que recurrir a los caracteres especiales que admite HTML, entre los que se encuentra el ?espacio sin ruptura?.

Los diseñadores Web que entraron en este mundo al principio, cuando los navegadores eran más sencillos y en muchos casos habían sido creados para trabajar exclusivamente en inglés, suelen estar acostumbrados a generar caracteres diferentes a los del alfabeto inglés (vocales acentuadas, eñes, etc.) y signos complementarios (copyright, fracciones, comillas tipográficas, etc.) mediante la inclusión de los códigos especiales adecuados.

En la actualidad, los navegadores soportan alfabetos internacionales que admiten estos elementos tecleándolos directamente a través del teclado, por lo que algunos lectores no conocen las posibilidades de dichos códigos, lo que no significa que se hayan suprimido. Pues bien, si incluimos en el lugar adecuado del código HTML la secuencia   repetidamente obtendremos tantos espacios seguidos como secuencias hayamos insertado (ver la figura 2).

Por supuesto que se pueden enlazar y mezclar espacios ?de teclado? con espacios ?de código?, pero los de teclado solo se contabilizan como una unidad al mostrarse en el monitor.

Justificación total de líneas

Es muy usual que los textos escritos se presenten ajustados entre los dos márgenes izquierdo y derecho, cuestión que se consigue dejando que el programa utilizado para el tratamiento del texto reparta el espacio sobrante entre las palabras que contiene cada línea (ver la figura 3).

Es muy corriente pensar que HTML no permite dicha acción, ya que sólo deja alinear los textos a la izquierda, al centro o a la derecha, pero las últimas versiones de los navegadores sí admiten la justificación total de líneas, ya que soportan muchas de las opciones incorporadas a las especificaciones de la versión 4 de HTML. Es suficiente incluir el atributo align=?justify? entre las marcas de párrafo para que obtengamos una presentación en pantalla totalmente justificada.

En la figura 4 se puede ver cómo se muestra en Netscape Communicator y en Microsoft Explorer el texto correspondiente al siguiente código:

Si sige el icontenible crecimien

Incluso algunas herramientas de autor como FrontPage 3, en la versión beta que está disponible en el momento de escribir este artículo, solo muestra los tres tipos de justificación clásicos, debiendo introducir "a mano" el atributo de justificación total. Tampoco en la más reciente versión del Netsacape Composer se encuentra disponible este tipo de justificación y aparecen solo las tres variantes clásicas. Sin embargo, es curioso observar que programas como Microsoft Word ya soportaban este tipo de justificación al generar código HTML automáticamente, incluso antes de que se adoptasen las características de HTML 4. Antes de disponer de esta cómoda solución era realmente costoso obtener justificaciones totales, aunque se podían conseguir resultados aceptables trabajando con tipos de letra no proporcional (Courier, por ejemplo) e introduciendo los textos en columnas de tablas con sus anchos definidos con gran exactitud.

El diseñador debe tener en cuenta que si se introduce este tipo de justificación en un texto y el navegador utilizado no soporta esta característica, el observador verá el texto alineado con el margen izquierdo, que es la opción que se incluye por defecto.

El resumen de este apartado es asegurar que sí se pueden conseguir justificaciones totales de textos, siempre que se introduzcan los atributos manualmente y se muestren en la pantalla con las últimas versiones de los programas navegadores más utilizados, por lo que ya no hay excusas para no presentar por la Web textos totalmente ajustados (ver la figura 5). No obstante, recomiendo encarecidamente tener mucho cuidado con las mezclas de diferentes tipos de alineaciones y de distintos tipos de letra proporcionales y no proporcionales en el mismo texto.

Márgenes de página

También los márgenes deben ser controlados si se desea obtener el mejor de los diseños en una página Web, pero hay que distinguir entre los márgenes de la propia página y los de los textos.

La solución primera que se debe tener en cuenta con los márgenes es el control de las variables topmargin y leftmargin de la etiqueta body, ya que con ellas es posible ajustar en pixels los márgenes superior y laterales (izquierdo y derecho) de la página que se presenta en la pantalla, pero con una pega demasiado grande para ser aceptada por un buen diseñador, ya que estas variables solo actúan en Microsoft Explorer (ver la figura 6).

¿Significa esto que debemos renunciar a trabajar con márgenes de página?

Yo también estoy de acuerdo con usted. Creo que no hay que renunciar a nada, y además, vamos a demostrarlo.

La mejor solución es crear una tabla que esté separada de los bordes las distancias deseadas e incluir el documento dentro de dicha tabla, y para que no sea un problema el navegador empleado, dejar las variables de márgenes de página de Microsoft Explorer sin especificar.

Hay que tener en cuenta que los tamaños de las tablas se pueden definir con valores relativos de pantalla (en tanto por ciento) o con valores absolutos de pantalla (en pixels), siendo ideal el primer método para que cualquier usuario contemple las mismas proporciones con independencia del modo de vídeo que tenga configurado, y siendo el segundo más adecuado para los casos en los que es más importante el control exacto del tamaño de la tabla.

La tabla que sirve de referencia de márgenes de página puede tener un fondo fundido con el de la página (ver la figura 7), o aprovechar el elemento para obtener un efecto de zona resaltada (ver la figura 8). El código de la figura 7 es:

Los márgenes ... bla, bla, bla, ...

El código correspondie

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información