| Artículos | 01 FEB 2007

Exprima al máximo su ERP

Tags: Histórico
Alineación con los objetivos de negocio, elemento clave
Encarna González.
Que las empresas no sacan todo el provecho que podrían de las soluciones de gestión que implementan no es un tema nuevo. Sin embargo, la necesidad de disponer de programas integrados de gestión (ERP), entre otras cosas, para ser más eficientes y competitivos, hace de estas soluciones un elemento clave en las actuales infraestructuras de TI. Pero, antes de decidirse por una solución, los profesionales deben tener en cuenta una serie de aspectos que analizamos en el siguiente reportaje.

De acuerdo con un estudio realizado por Tectura, firma especializada en la implantación de soluciones de gestión de Microsoft, sólo el 48 por ciento de las medianas empresas españolas, y el 25 por ciento de las pequeñas compañías, utilizan una solución de gestión integrada, lo cual sitúa a nuestro país muy por debajo de la media europea. Este retraso en la implantación de este tipo de soluciones tiene muy diversas causas, si bien la mayoría de los analistas y expertos del sector de las TI apuntan hacia un factor cultural. Aunque éste sea un aspecto que afecta sobre todo a las pequeñas empresas, en las que el hecho de que el propietario, o incluso responsables de la plantilla, sean proclives o no a la introducción de tecnologías influye sobremanera en la incorporación de estas soluciones, a este tipo de empresas también les contribuyen otros factores que analizaremos a continuación.

El mercado ERP en cifras
Ante todo, cabe señalar que las implantaciones de soluciones de gestión no se dan por igual en todos los segmentos de mercado sino que depende del tamaño y el sector de actividad de las empresas. De acuerdo con Rafael Achaerandio, analista de IDC, “mientras que el mercado de las grandes corporaciones es el más maduro, sin grandes crecimientos de no ser por sustituciones o cambios de proveedor, el mercado de las medianas empresas no es tan maduro y vemos más oportunidades de adopción de ERP nuevos porque ha crecido la complejidad de la compañía”. En este sentido, el responsable apunta que también estamos asistiendo a una penetración, aunque bastante menor, de este tipo de soluciones en la pequeña corporación y la microempresa, donde los proveedores de soluciones están realizando importantes esfuerzos para dotarlas de una solución acorde con sus necesidades.
Por tanto, desde esta consultora dibujan una situación de mercado optimista que confirma los datos publicados en los que se preveía que el mercado español de licencias y mantenimiento ERP crecería a una tasa promedio acumulada de un 6,7 por ciento durante el período 2003-2007. Actualmente, y según IDC, las tasas de crecimiento a nivel europeo se sitúan en torno a un 6 por ciento, siendo España uno de los países con un mayor crecimiento, entre un 5,5 por ciento y un 7 por ciento.

¿Por qué fracasan los ERP?
La capacidad de generar información de calidad y en tiempo real, la mejora de los procesos de negocio y la posibilidad de competir en igualdad de condiciones con otras empresas, son algunas de las ventajas a menudo asociadas con las soluciones ERP. Sin embargo, no son pocas las empresas que han mostrado su frustración al ver que estas soluciones no cumplían con sus expectativas. El factor cultural, el miedo al cambio en el sistema de gestión, el coste, los frecuentes largos tiempos de implantación y el miedo al fracaso, podrían citarse como algunos de los puntos que destacan las empresas como los principales frenos a la implantación de un ERP. No obstante, otros proveedores señalan otros factores como los causantes de ese “desencanto” al implantar una solución de este tipo. Para el director corporativo de I+D de Sage España, David Millet, la infrautilización de los ERP se debe a que “en muchos casos, la selección de estas soluciones no se realiza de forma rigurosa y no responde a las necesidades reales del propio negocio de la empresa”. La directora de marketing de Exact Software, Sonia López Viñuela, reseña que “una correcta metodología de implantación es la clave para un buen aprovechamiento de la solución, además de la formación, ya que los empleados deben aprender a trabajar con el nuevo sistema al tiempo que el ERP se debe adaptar a las necesidades de la empresa”. En estos puntos coinciden la mayoría de proveedores de este tipo de soluciones pero, sin embargo, Aarón Almansa, vicepresidente mundial de tecnología y producto de Ross Systems, añade un aspecto destacable como es que, “para mejorar el aprovechamiento, sería interesante establecer un proceso de revisión de la implantación entre 3 y 6 meses después del arranque para revisar los circuitos y tomar decisiones respecto a posibles cambios”. Junto a esto, Almansa también aconseja la idoneidad de establecer con el fabricante o implantador un análisis anual para comprobar el funcionamiento de la solución, ver posibilidades de actualización o posibles cambios.
Sin embargo, hay que partir del hecho de que no todos los ERP son iguales y, por lo tanto, no se ajustan a las necesidades de las empresas de la misma forma. Junto a los ERP más cerrados, difícilmente modificables y más bien pensados para grandes corporaciones, y los ERP más abiertos, en los que es más fácil realizar personalizaciones, los ERP verticales, complementados por compañías de servicios conocedoras de los requerimientos funcionales de determinados sectores de negocio ofreciendo un producto acorde para las empresas de un mismo sector, parecen erigirse como los más exitosos en los últimos tiempos. En opinión de Joan Solé, director general de Lawson España y Portugal, “el problema reside en que muchos fabricantes siguen planteando sus soluciones como un todo integrado del que no puede prescindirse de ninguno de sus componentes por lo que la empresa tiene que aprender a sacarle partido a un conjunto de productos”.

Consideraciones previas
No hay que olvidar que un aspecto previo a todos esos puntos será la elección del ERP idóneo a las necesidades de la empresa. La mera implantación de una solución de este tipo no asegura el éxito de por sí, con lo que será necesario sopesar las ventajas y desventajas de la amplia oferta de soluciones existente en el mercado en relación con las necesidades de negocio y las características del mismo. Como apunta José Luis Moreno, director de marketing de Tectura en España, “no hay que olvidar que el ERP es una herramienta y su efectividad depende de su correcto diseño para realizar las tareas necesarias, de la capacidad de los usuarios para su utilización y del nivel de aceptación”. Sin duda, éste es un punto importante a tener en cuenta a la hora de iniciar un proyecto de implantación de un ERP. Desde Oracle, Francisco Armesto Huete, director de Aplicaciones, apunta que, si bien la infrautilización de los ERP se ha reducido de forma notable en los últimos tiempos, “probablemente podría explotarse mucho más su uso con los planes de formación y centralización de las aplicaciones de manera que los sistemas de gestión empresarial no funcionen de forma dispersa y se hagan indispensables en todos los procesos de negocio”. Sin embargo, la sencillez a la hora de utilizar y gestionar estas soluciones es un rasgo que destacan desde Microsoft. Yolanda Rodríguez, directora de marketing de la Unidad de Negocio de Microsoft Business Solutions, apunta qu

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información