| Noticias | 10 NOV 2008

Esta recesión tecnológica será diferente

Tags: Histórico
El sector tecnológico está haciendo frente a una nueva recesión, de eso no cabe duda, pero, según el fundador de la consultora Forrester, ésta será diferente a la que vivió el sector con las empresas puntocom.
Paula Bardera

En medio de unas previsiones nada halagüeñas realizadas por su propia compañía, Colony, que fundó Forrester Research hace 25 años y ha estado observando el comportamiento de la tecnología y sus respuestas a cada una de las recesiones que ha sufrido desde entonces; considera que, en este caso, la recesión no será tan mala como con el bache que atravesó el sector en 2001.

“No soy un economista, pero he presenciado un puñado de recesiones y he visto cómo los mercados tecnológicos han sobrevivido a ellas”, ha declarado en su blog. Colony suele dar charlas a equipos de gestión de grandes empresas sobre las condiciones económicas y sus negocios y en ellas explica cómo el fracaso de las puntocom, que se extendió desde el año 2000 al 2003 fue “una depresión tecnológica”, según sus propias palabras. Pero en esta ocasión, comparándola con la última recesión del sector, “la tecnología está tocada, pero no hundida”.

Este blog proporciona un atisbo de esperanza al sector y aparece sólo unas semanas después de que la propia Forrester predijera una “larga y profunda recesión”, con muchos trimestres de bajadas en las compras de tecnología y una pronunciada “disminución” del sector.

Sin embargo, Colony apunta cinco razones en su blog por las que esta caída en el sector de la tecnología no será tan dramática como el colapso que sufrió la industria en 2000, aunque se verá afectado por el actual ciclo de recesión macroeconómico.

En primer lugar, los usuarios han aprendido del último golpe. “El gasto se ha parado, los proyectos se han cancelado y el exceso de inventario ha inundado el mercado, destruyendo los precios. El gasto en tecnología en Estados Unidos en el año 2000 fue un 12 por ciento, por eso, cuando la burbuja estalló, la caída fue estrepitosa”. Sin embargo, en comparación, el gasto en tecnología estaba, entre 2006 y 2007, en torno al 6 por ciento. “Los usuarios de tecnología son mucho más disciplinados y han recortado lo superfluo. Por tanto, sí, el crecimiento será menor, pero no experimentará una caída tan grave como en aquella ocasión”. 

dinero, crisis


Por otra parte, Colony considera que la transformación e innovación ayudarán a la recuperación y que, muchas empresas no muestran signos de restringir los grandes proyectos. “Los CIO y CEO me han confesado estar planeando cómo cambiar el modo de salir de todo este lío”. De hecho, Colony pone el ejemplo de las grandes fusiones financieras, como la del Bank of America, que integrará sus sistemas con los de Merrill Lynch o cómo JP Morgan hará lo mismo con los de Bear Stearns.

Las iniciativas que cuidan el medio ambiente también están transformando la tecnología. Por ejemplo, FedEx ha estado reemplazando sus centros de datos con nuevos, más eficientes y de diseño ecológico. “Cuando salgamos de la crisis, las compañías serán diferentes y la tecnología habrá sido un catalizador de esos cambios”.

La creciente omnipresencia de la tecnología también ayudará al sector a sobrevivir. Si echamos la vista siete años atrás, hoy en día “la tecnología está en todas partes”. La penetración de los teléfonos móviles en Estados Unidos se ha multiplicado por tres y el comercio electrónico ha crecido un 85 por ciento.

“Mientras que en el año 2002 era algo “agradable de tener”, hoy en día, la tecnología es el centro de las operaciones de las compañías. Las TI se han convertido en Business Technology. Si no me cree, empiece a desenchufar cables en su empresa y verá si puede seguir desarrollando, fabricando y vendiendo sus productos”, matiza Colony. euro, dinero, crisis

De modo similar, la tecnología de consumo ha florecido. “En una recesión, el uso de Facebook, LinkedIn, el comercio electrónico y los blogs, crecerán, no disminuirán, pues la gente buscará trabajo, las empresas querrán permanecer más cerca de sus clientes y facilitar el retorno de la inversión que la publicidad en Internet puede acelerar. Las compañías deberán mantenerse centradas en sus páginas Web, establecer estrategias sociales y potenciar el comercio electrónico. De otro modo, se arriesgarán a perder a su próxima generación de clientes”. 

El quinto y último factor señalado por Colony es el incremento de las inversiones en nuevas tecnologías como la virtualización, las redes sociales y las arquitecturas orientadas a servicios. “No había grandes cambios tecnológicos en 2001. No como ahora. Virtualización, redes sociales, movilidad, Green IT, SOA y la extensión de Internet, conectando el músico físico con el digital, son el frente y centro de las agendas de las grandes empresas. ¿Se recortarán estos proyectos? Sí, pero gran parte de los planes a largo plazo de las empresas se mantendrán, a pesar de la crisis económica”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información