| Artículos | 01 ENE 2004

Escáner: el segundo periférico más demandado

Tags: Histórico
Daniel Comino y Angel Gonzalo.
Tras el ordenador, el primer periférico que se compra es la impresora, y después... el escáner. Existe mucha información sobre impresoras, pero no tanta sobre escáneres, a pesar de ser muy utilizados.

Los escáneres son uno de los periféricos externos más demandados por los usuarios de ordenadores personales, pero muy pocos saben elegir el que mejor se ajusta a sus necesidades. El principal factor de compra que hace que muchos de los usuarios se decanten por uno u otro modelo es, simplemente, su precio.
Quizás esté a punto de adquirir un escáner y es muy probable que no tenga muy claro cuáles son los aspectos más importantes a tener en cuenta. No se centre únicamente en el precio, aunque debe tenerlo en cuenta, el mejor indicativo son sin duda sus necesidades.
En estos momentos, los escáneres más utilizados son los planos, algunos con alimentador automático de originales y/o módulos para negativos y diapositivas. Los de mano no se utilizan y los de rodillo -suelen estar presentes en los faxes- están en vías de extinción. Si tiene un ordenador portátil y necesita un escáner portátil, puede aplicar estas mismas recomendaciones, aunque el abanico de opciones es bastante menor.

¿Nuevo o de segunda mano?
El precio que actualmente tienen los escáneres más básicos hace que no merezca la pena comprarlos de segunda mano. Sin embargo, cuando se tiene previsto comprar uno de mayores prestaciones, la compra de un modelo usado sí puede ser válida (siempre y cuando suponga un ahorro considerable).
Como en cualquier compra de segunda mano, hemos de tener mucho cuidado y revisar el equipo concienzudamente. Tenga en cuenta que es un dispositivo que no sufre demasiado desgaste, y en principio, siempre que no sea demasiado viejo, no es una compra demasiado arriesgada.

Aspectos a tener en cuenta con un escáner nuevo
Los escáneres son periféricos relativamente económicos, pero no debemos dejarnos llevar por la fiebre del consumismo y hemos de evaluar fríamente el uso que le daremos. Dependiendo de ello podemos decantarnos por un modelo sencillo, uno más avanzado con mejores prestaciones, o incluso uno que permita escanear negativos. Para la mayoría de usuarios un escáner de gama baja-media es más que suficiente. Si vamos a darle un uso muy continuado y escanear multitud de hojas, lo mejor es comprar uno con alimentador automático de originales. Y si tenemos muchas diapositivas o negativos a digitalizar, conviene que además pueda adquirir imágenes partiendo de dichos formatos.

Tamaño Escáner
El tamaño máximo de que puede manejar el escáner está directamente ligado a sus dimensiones. El tamaño estándar en estos momentos es A4, que es a su vez el más utilizado y es válido para la mayoría de usuarios.
Si desea escanear documentos mayores, el siguiente paso es el tamaño A3, pero la compra de un escáner A3 sólo está justificada cuando vamos a digitalizar documentos en este formato.

Resolución y número de bits
La resolución es sin duda uno de los factores más determinantes a la hora de comprar un escáner. Se mide en ppp (puntos por pulgada), e indica la precisión/nivel de detalle con la que obtendremos la captura. Cuanto más elevada sea la resolución, mejores resultados obtendremos. Los fabricantes suelen darnos dos cifras: resolución óptica y resolución interpolada. La resolución óptica está ligada al CCD, mientras que la interpolada se realiza interpolando los píxeles a una resolución mayor a la que ofrece el CCD. Por tanto, en un primer momento fíjese en la resolución óptica: un modelo básico parte de 600 ppp, pero si necesitamos una calidad mayor, con 1.200 ppp tendremos suficiente para trabajar con gran precisión.
El número de bits no es más que la precisión con la que el escáner diferencia las diferentes tonalidades o graduaciones. La práctica totalidad de escáneres actuales sitúa su cifra en 48 bits, pero para un uso básico bastará con 24/36 bits. Además, muchas de las aplicaciones, por el momento, no son capaces de trabajar con 48 bits.

Otras características a tener en cuenta
Siempre que sea posible procure que el escáner permita ampliar sus funcionalidades (adquisición de diapositivas, transparencias, etc.), que la fuente de alimentación sea interna (es mucho más cómodo), y que cuente con apagado automático de la lámpara (permite alargar su vida).
También es preferible que incluya aplicaciones adicionales, ya que son un complemento de gran valor, y sobre todo, procure comprar un equipo de marca, pues suelen tener una mejor lente de adquisición. Finalmente, si tiene un panel frontal que permita realizar funciones de configuración y optimización del resultado, mejor que mejor.

Conectividad
Lo más común es encontrar escáneres con conectividad SCSI, USB (1.1 y 2.0) y paralelo, pero también existen FireWire. Estos últimos están reservados para el ámbito profesional, donde realmente la velocidad de adquisición es una característica muy valorada.

Comprar de segunda mano
Un escáner no es un elemento que sufra un uso demasiado continuado. Por tanto, comprarlo de segunda mano es una opción muy válida. En lo que primero deberemos fijarnos es en el estado del cristal interior: busque roces y arañazos sobre la superficie. Limpie el cristal con un trapo empapado en alcohol o similar para eliminar la suciedad, y después examínelo con detenimiento.
También observe si el carro que transporta el sensor está desplazado. Si es así, el equipo no se encuentra en óptimas condiciones; no compre el escáner.
En ambos casos busque golpes en la estructura del escáner, si tiene algún tipo de golpe, deseche su compra pues se trata de un dispositivo extremadamente sensible a los movimientos y golpes. Por último, no olvide que para su transporte es necesario bloquear el carro de desplazamiento.


Utilidades y uso
----------------------
Con un escáner se pueden hacer muchas más cosas de las que en un principio puede imaginar. Por supuesto podemos adquirir imágenes originalmente en soporte no digital y convertirlas a formato digital, pero con la ayuda de aplicaciones y periféricos adicionales podemos convertirlo en un dispositivo de lo más versátil.
Si disponemos de una impresora podemos crear una fotocopiadora (ponemos el original en el escáner y obtenemos una copia directa en la impresora). Otro uso muy corriente es utilizar un software de reconocimiento óptico de caracteres (OCR, Optical Character Recognition), y convertir el texto impreso en un documento de texto compatible con los procesadores de texto. Esto evita tener que teclear el texto y ahorra de manera sustancial el tiempo necesario para conseguir transcribir el texto.


Busque, compare y si encuentra algo mejor...
---------------------------------------------------------------
Suponemos que a usted, como a todos, le gusta ahorrarse unos euros cuando compra cosas. La diferencia de precio de algunos productos puede llegar a ser, incomprensiblemente, bastante notable en algunos casos. Por eso, el principal consejo que se puede dar es comparar los precios en varias tiendas y decidirse por la que mejor relación calidad/precio ofrece. En cuanto a calidad, no nos referimos sólo a la propia del producto, sino que entrarían otros factores como servi

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información