| Noticias | 19 ABR 2006

¿Es la Copa del Mundo de Alemania el próximo Gran Hermano?

Tags: Histórico
A pesar de que aún quedan muchas semanas para que arranque en Alemania la Copa del Mundo de Fútbol, este campeonato ya se ha hecho un hueco en la Historia: nunca antes los aficionados a un evento organizado por la FIFA (Fédération Internationale de Football Association) habían tenido que dar tanta información sobre sí mismos y que, además, fuera tan sencilla de acceder a ella.
Arantxa Herranz
Según las primeras estimaciones, se venderán más de 3,5 millones de ticket que integran un chip RFID (identificación por radiofrecuencia, por sus siglas en inglés). Un chip que contendrá información que deberá ser contrastada con una base de datos cuando los aficionados al fútbol acceden a cualquiera de los 12 estadios alemanes en los que se jugará la Copa del Mundo el próximo mes de junio.

Es la primera competición mundial en la que se utilizará la tecnología RFID para identificar a los que posean una tarjeta y no será la última. No obstante, las declaraciones de un responsable de la FIFA dejan entrever que la cantidad de datos personales que se han solicitado esta vez (y que podrán ser fácilmente identificables con la ayuda de RFID) será mínima en futuros eventos. “El control absoluto de los seguidores del fútbol es algo nuevo, no encaja con nuestra mentalidad”, declara el secretario general de la FIFA, Urs Linsi, quien también asegura haber “aprendido la lección: en el próximo campeonato, no guardaremos tantos datos como los alemanes”.

En este punto, cabe recordar que los organizadores del campeonato a celebrar en Alemania, el 2006 FIFA World Cup Organizing Committee, ha pedido a los fans que proporcionen gran cantidad de datos personales cuando adquieran sus entradas. Nombre, dirección, fecha de nacimiento, nacionalidad, número de pasaporte y datos de la tarjeta de crédito son algunos de ellos. Los organizadores aseguran que toda esta información es necesaria para prevenir el dinero negro y para tener controlados a los “hooligans”, alborotadores y otras personas problemáticas fuera de los estadios.

No en vano, la seguridad se ha convertido en una de las principales prioridades del campeonato. Sin embargo, aún no está claro qué información estará guardada en la etiqueta inteligente, ya que desde la organización se asegura que no se almacenará información personal, “sólo cuestiones particulares que afecten al registro y al campeonato”.

Los organizadores del evento aseguran que sólo en las puertas de los estadios se utilizará la tecnología RFID y que no se hará un seguimiento de los aficionados que se congreguen en los estadios. ¿Por qué entonces se utiliza la tecnología de radiofrecuencia en lugar de la tradicional de código de barras? Pues porque los chips “mejoran el servicio al cliente y hacen que las cuestiones de seguridad sean más escalables”, explica un portavoz, quien pone un ejemplo de esto: al ser las entradas únicas, si una se pierde, puede ser bloqueada, además de que es más difícil la falsificación.

Pero, ¿utilizará la FIFA la tecnología RFID en el próximo campeonato? “Aún es muy pronto para contestar a esta pregunta”, aseguran desde el organismo.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información