| Artículos | 01 MAR 2010

Equipos Ultra Low Voltage, una inversión inteligente

Tags: Histórico
Miguel A. Fiz.
Seguro que está cansado de ir a diario de un lado para otro, arrastrando un portátil y su enorme cargador, pendiente de dónde conectarse mejor a Internet sin interferencias, y rezando para que el equipo no se apague justo cuando está a punto de guardar ese complicado archivo en el que lleva días trabajando. En ese momento, no puedes más que resignarte a ver cómo todo su esfuerzo se va a la basura en segundos, y todo, por culpa de un equipo que no se adapta a lo que verdaderamente necesita.

Si es uno de esos usuarios que viven permanentemente pegado a su portátil y dedica más tiempo a trabajar en sus desplazamientos que en la propia oficina, necesita dispositivos que eviten toda esta clase de incomodidades y disgustos y eso lo consigue con los equipos Ultra Low Voltage.
Este tipo de equipos portátiles incorporan una tecnología diseñada específicamente para personas que necesitan tener su equipo siempre operativo y que, a la vez, se niegan a renunciar al rendimiento que les garantiza trabajar en cualquier lugar o circunstancia. Estudiantes, comerciales, personal de servicios públicos o cualquier profesional que lleve la oficina encima, tendrá claro desde el principio las ventajas que proporciona un equipo ULV y que se resumen fundamentalmente en dos: máxima movilidad y rendimiento.

Una jornada sin cables
¿Imagina cómo cambiaría su frenética jornada de trabajo si la batería de su equipo aguantara hasta 9 horas, sin necesidad de buscar continuamente una toma de corriente eléctrica? Posiblemente, el equipo que tiene delante es enormemente potente, pero no ofrece más que 3 horas de vida de batería, tres veces menos de lo que permiten los equipos Ultra Low Voltage.
Los equipos ULV no sólo garantizan esta enorme autonomía, sino también ahorro, ya que precisamente por su configuración rentabilizan al máximo la energía que consumen y gastan bastante menos. Además, son más ligeros (apenas 2 kilos de peso), más cómodos de transportar, se calientan menos y se presentan con un diseño más estilizado y llamativo.
Prácticos, óptimizados y totalmente portables, los equipos ULV llegaron para quedarse y, aunque todavía hay consumidores reticentes, son una apuesta definitiva y clara. No falta mucho para verlos de forma generalizada en manos de todo tipo de usuarios, ya que sus mejoradas prestaciones convencen de que la relación calidad-precio de estos equipos es más que interesante. Los usuarios más exigentes encontrarán en los equipos Ultra Low Voltage su más fiel compañero en el día a día.
En el mercado encontramos cada vez más y más variada oferta de portátiles ULV, pero sólo las mejores compañías se han preparado para atender ya las necesidades de todo tipo de usuarios y ofrecerles un amplio catálogo de equipos, con distintos diseños y cualidades, pero todos, con su sello de confianza. No hay que dejarse engañar por las ofertas de última hora: la elección del equipo ULV que mejor se adapte al estilo de vida de cada persona debe responder a la propia personalidad del comprador y a las garantías que ofrezca el portátil. Sólo de esta forma disfrutará de total movilidad y autonomía a lo largo de su jornada laboral, pero también del diseño y la diferenciación de las marcas más prestigiosas.


Miguel Ángel Fiz, director de portátiles de consumo de HP

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información