| Artículos | 01 ENE 2006

¡Eliminando la porquería!

Tags: Histórico
Consigue que tu PC funcione como nuevo con estos trucos fáciles para eliminar la suciedad de Windows, las aplicaciones y el hardware
Laboratorio PC World.
No son imaginaciones tuyas: cada vez tardas más en arrancar Windows, navegar por la web y ejecutar las aplicaciones. Es como si tu coche tardase más en llevarte al trabajo sólo por ser más viejo. Tú no tolerarías tal descenso de rendimiento del coche, ¿por qué aguantas los retrasos del PC?
A menos que lo construyeras tú mismo, debes saber que tu PC empezó a recolectar basura no deseada antes de que lo conectaras a Internet la primera vez. Las personas que fabricaron ese nuevo PC lo cargaron con algunos programas que te resultarán inútiles y sólo perjudicarán el rendimiento. Y con cada programa que instalas, ya sea desde la web o desde un disco, la cosa no hace más que empeorar.
Los trucos siguientes te ayudarán a eliminar la basura de Windows y tus aplicaciones, y a conseguir que tu PC funcione mejor que cuando era nuevo. Y el cuadro “Optimiza tu portátil” te mostrará cómo hacerlo en tu equipo portátil. Por supuesto, estos programas no son lo único que perjudica la vida de tu ordenador; el polvo real y la suciedad también pueden crear problemas.

Limpiando Windows
Windows recoge pelusa como el jersey de lana de mi tía. Pero antes de que lo limpies a fondo, escanea tu sistema para eliminar virus, spyware y otros intrusos. Luego desinstala los componentes de Windows y las aplicaciones que no necesites. Y finalmente, asegúrate de que tienes las herramientas y los ajustes adecuados para evitar que los desechos digitales reaparezcan en tu PC.

Elimina las plagas
Empieza visitando el sitio de Windows Update para asegurarte de que tienes las actualizaciones más recientes para tu versión del sistema operativo. Después ejecuta tus antivirus y utilidades de antispyware en busca de actualizaciones, y lanza una comprobación completa de tu sistema con cada uno de ellos. Una vez que todas las herramientas te indican que el sistema está limpio, desconéctate de Internet y de cualquier red local sobre la que puedas estar trabajando, y cierra cada una de las funciones de autoprotección de las anteriores herramientas. Esto hará más fácil descubrir a los ladrones de ciclos de CPU en tu sistema.

Liquida los programas no deseados
Muchos de los programas que vienen preinstalados en tu ordenador automáticamente inician asistentes cuando Windows arranca, haciendo poco más que formar un remolino de aplicaciones en torno a Windows.
Primero, elimina los componentes de Windows innecesarios. En XP, haz clic en Inicio » Panel de Control » Agregar o quitar Programas, y selecciona Agregar o quitar Componentes de Windows en el panel izquierdo. (Los pasos son similares en las versiones anteriores del sistema operativo.) Dos candidatos perfectos para la supresión son los juegos (haz clic en Accesorios y utilidades » Detalles... » Juegos » Detalles..., y quita la marca de los que no quieras) y MSN Explorer (simplemente desmárcalo en el asistente). Cuando estés listo, haz clic en Siguiente y en Finalizar.
Puedes desinstalar aplicaciones correctamente usando la opción Agregar o quitar Programas del panel de control, pero si el programa tiene su propia opción de borrado (seguramente en su submenú del menú Inicio) utilízala. Si el programa sigue apareciendo en Agregar o quitar Programas después de que lo hayas borrado, o si no tiene su propia aplicación de borrado, selecciónalo en la lista de Programas actualmente instalados, pulsa en Cambiar o Quitar y sigue las instrucciones. Algunos programas de seguridad tienen solamente la opción de Cambiar, exigiendo que la desinstalación se haga con su propia aplicación.
Marca la casilla Mostrar actualizaciones en la parte superior de la ventana para ver las diferentes actualizaciones que han sido añadidas al sistema. Sin embargo, si eliminas un parche de Windows u Office aquí, Windows llega a la conclusión de que quieres deshacer la actualización, más que sólo quitar los archivos. Deshacer las actualizaciones es peligroso.
A veces los programas se quedan en la lista de Agregar o quitar Programas después de que han sido desinstalados. Otros insisten en ejecutar componentes incluso después de que han sido retirados, y los iconos de algunos programas borrados pueden seguir apareciendo en tu área de notificación (junto al reloj), como fantasmas de viejas aplicaciones.
Cuando tropieces con un programa espectral de este tipo, vuelve a pulsar en el botón de Cambiar o Quitar. Windows XP con Service Pack 2 puede reconocerlo como un intento de retirar el programa de la lista de Agregar o quitar Programas y arreglar el problema automáticamente. Si eso no funciona, cambia Windows al modo seguro: reinicia tu ordenador, pulsa F8 mientras arranca y elige Modo seguro. Usa de nuevo el botón de Cambiar o Quitar en Agregar o quitar Programas. Si eso no funciona tampoco, tendrás que recurrir a la artillería pesada. Puedes quitar a mano los programas atascados editando el registro, pero Microsoft tiene una alternativa mucho más minuciosa -y menos peligrosa- llamada Herramienta de limpieza de Windows Installer (http:\\support.microsoft.com/default.aspx?scid =kb;es;290301).

Que no autoarranquen más programas inútiles
Una vez que has eliminado todos los programas sin los que puedes vivir, busca aplicaciones “roba-ciclos” que funcionan en tu sistema innecesariamente en segundo plano. La mayoría de procesos de autoejecución de Windows, aunque pueden ser inescrutables, cumplen papeles esenciales. Por ejemplo, si presionas Ctrl+Alt+Supr para lanzar el administrador de tareas de Windows, podrías ver diez copias del archivo svchost.exe entre tus procesos. No te preocupes. Svchost.exe es un wrapper -un programa que actúa como envoltorio para ejecutar a su vez otros programas- y tener media docena ejecutándose constantemente es normal. Si lees en algún sitio que Windows corre realmente rápido sólo con desactivar uno de estos servicios, sé escéptico y piénsalo dos veces antes de parar cualquier servicio de Windows sin estar totalmente seguro de que no lo necesitas.
El panel de control de inicio gratuito de Mike Lin (www.mlin.net/StartupCPL.shtml) pone en una lista todos los programas que arrancan con tu PC automáticamente (excepto los muy escurridizos). Después de descargar e instalar la utilidad, haz clic en el Inicio » Panel de Control » Startup, y escoge una de las pestañas. Desactiva la caja junto al nombre de todos los programas que no quieras que se ejecuten cuando Windows arranca. Los programas inhabilitados aparecen en la pestaña Deleted de modo que puedas activarlos fácilmente si decides que los necesitas.
Reinicia tu ordenador siempre después de usar este programa, para que se haga cualquier cambio de los ajustes de Windows.

Mantén en forma tus discos
Tener mucho espacio libre en tu disco duro es importante para el buen rendimiento de Windows, puesto que necesita espacio para la memoria virtual. Afortunadamente, liberar espacio sobre una unidad de disco es generalmente muy fácil. Por ejemplo, pocas personas necesitan tanto espacio de disco duro como el que Windows reserva para la papelera de reciclaje. Por defecto es el 10 por ciento de la capacidad total de la unidad de disco, lo que supone 3 GB de un disco de 30 GB. Para liberar un poco de espacio, haz clic con el botón derecho del ratón en la papelera de reciclaje, escoge Propiedades, gira el control deslizante por debajo del 3 por ciento, y haz clic en OK. Con esto aún te quedaría casi un gigabyte para guardar temporalmente

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información