| Artículos | 01 DIC 2002

El software musical y su aplicación en la enseñanza de la música

Tags: Histórico
M. Ángeles Fernández y José A. Gutiérrez
En la actualidad, en la mayoría de conservatorios de música no se emplean herramientas informáticas en la formación de músicos profesionales. Gran parte del profesorado de estos centros desconoce las múltiples posibilidades que ofrecen estos programas para impartir más fácil, cómoda y eficazmente buena parte de las materias de la carrera musical, si bien es cierto que otras no se pueden beneficiar aún de esta tecnología porque todavía no se han creado herramientas adecuadas para ello. En este artículo, después de presentar la situación actual en este ámbito, se analizan con detalle cuatro aplicaciones informáticas de creación musical, realizando un estudio comparativo de las virtudes y carencias de cada una de ellas.

Las aplicaciones informáticas relacionadas con la música pueden agruparse en tres categorías. La primera sería la compuesta por los programas “editores”, que en sus orígenes se asemejaban a simples editores de texto pero sin ofrecer la posibilidad de interpretación automática de las partituras creadas. Un segundo grupo lo constituyen los programas “secuenciadores”, es decir, aquellos que reproducen partituras, permitiendo, con su integración en los editores, la audición de lo que el músico está componiendo. La tercera categoría es la de los programas de procesamiento de sonido, que permiten el tratamiento digital de la señal de sonido y su reproducción.
En el caso de los editores, se orientan sobre todo al procesamiento de la música utilizando la notación del lenguaje musical, mientras que los secuenciadores tratan más eventos de audio en formato MIDI. Muchos secuenciadores contienen pequeños editores de partituras, pero son muy poco potentes. Igualmente, todos los editores contienen secuenciadores, pero el tratamiento de sonido que realizan es muy pobre. Por ello, es conveniente utilizar editores para actividades relacionadas con la escritura musical y secuenciadores para dar forma al sonido.
Otra limitación de los programas secuenciadores que existen en la actualidad es que, aunque alguno consigue una reproducción bastante exacta del sonido de algunos instrumentos, en general ninguno es capaz de reproducir partituras orquestales tal y como sonarían interpretadas por una orquesta real.
Como ya hemos indicado, además de editores y secuenciadores, existe otro abanico de programas relacionados con la música que se encuadran dentro de lo que se denomina “programas de tratamiento de sonido”. Estas herramientas son las utilizadas en la grabación y tratamiento digital de la señal acústica. Dentro de este grupo se situarían, entre otros, sintetizadores, ecualizadores o programas que pueden utilizarse como filtros para eliminar los habituales ruidos (crujidos) existentes en las grabaciones digitales de música registrada en antiguos discos de vinilo.
En los siguientes apartados vamos a describir con mayor detalle las principales características de los diferentes tipos de software musical, analizando las posibilidades que ofrecen algunos de los programas comerciales más representativos.

Software de edición musical
Existe una inmensa variedad de editores que permiten editar e imprimir partituras y, al incorporar pequeños secuenciadores, también ofrecen la posibilidad de escuchar las obras compuestas. Muchos de ellos contienen funciones de escaneado de partituras. Entre los más utilizados podríamos citar: Encore, Finale, Sibelius, Allegro, Print Music y Opus. Excepto del último, del resto sólo existen versiones en inglés, aunque pueden encontrarse algunas versiones no comercializadas de Finale y Encore en español.

Encore
Encore, desarrollado por la compañía Passport Designs, es uno de los primeros editores que salieron al mercado y todavía muchos músicos lo siguen usando, aunque ya existen otros programas como Sibelius o Finale con mejores prestaciones para la maquetación profesional de música. Actualmente lo comercializa GUOX en su versión 4.5. Una de las limitaciones de este producto frente a otros más modernos es que no incorpora funciones de digitalización de partituras mediante escáner, por lo que si se necesita modificar una partitura impresa hay que prepararla previamente utilizando un programa auxiliar como Midiscan que, a partir de la imagen de una partitura, genera un archivo en formato MIDI capaz de ser procesado por Encore.
Entre las funciones que ofrece para la creación de documentos musicales en formato MIDI se encuentran las siguientes:
• Entrada de notas a través de teclado, ratón y también a través de un instrumento MIDI. Al interpretar una partitura directamente desde un teclado MIDI, el programa genera de forma automática la obra correspondiente, incluyendo compás, matices, tonalidad y numerosos detalles más. Sin embargo, habitualmente esta obra no se corresponde exactamente con lo que realmente quiere componer el usuario. Esta función también la ofrecen, mejorada, otros editores.
• Modificación de archivos MIDI. Permite la modificación de este tipo de archivos. El formato de salida de Encore es enc, mus, mid, mff y mts.
• Creación de partituras a varias voces. Además de crearlas, permite aislarlas, para interpretar la voz que interese. También existe la posibilidad de crear partichelas.
• Composición de obras para varios instrumentos.
• Modificación del tamaño de la partitura, para conseguir una visualización óptima.
• Edición de todos los elementos de una partitura, permitiendo mover cada uno de los elementos que la constituyen, como notas o matices.
• Encore incluye cuatro paletas con utilidades que permiten la introducción de todos los detalles de la partitura mediante el teclado o el ratón. La denominada Paleta de notas contiene los distintos tipos de figuras, silencios y alteraciones. Paleta de claves contiene las 7 claves: sol en 2ª, dos de fa (3ª y 4ª) y 4 de do (1º, 2º, .3ª,y 4ª). Paleta de gráficos incluye símbolos que permiten marcar las partes de una partitura que el usuario considere relevantes. Con la Paleta de herramientas se puede cambiar de color cualquier detalle de una partitura. La Paleta dinámica ofrece utilidades para el control del sonido mediante matices (fuerte, piano, pp, ff, sf, etc.). Existe una Paleta de símbolos para dar forma a la partitura con ligaduras, trinos, calderones, 8ª alta, 8ª baja, apoyaturas y algunos reguladores. Para el caso particular de partituras para guitarra, la Paleta de guitarra ofrece símbolos como posiciones de trastes, etc. Por último, la Paleta de expresiones dispone de detalles para en cierto modo humanizar la obra, decreccendo, ritardando, dulce, etc.
En la actualidad, la mayoría de los editores ofrecen, al menos, estas funciones básicas y, en general su manejo es más cómodo que en el caso de Encore.

Sibelius
Desarrollado por Sibelius Software, este programa, junto con Finale, es uno de los editores de partituras más desarrollados actualmente. Además de disponer de funciones similares a las de Encore, como la posibilidad de introducir notas por tres vías diferentes (teclado, ratón y teclado MIDI), incorpora otras nuevas y ofrece una notable mejora en maquetación y sonido. Además, se trata de un programa de notación musical más intuitivo que el anterior.
Entre las funciones principales que ofrece este programa destacan las siguiente

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información