| Artículos | 01 MAR 2001

El servicio ofrecido por Napster es declarado ilegal en los tribunales

Tags: Histórico
A la espera de su cierre, la compañía acelera las gestiones de su versión de pago
Todo parece indicar que la idea Napster, tal y como se conocía, tiene los días contados. El triunvirato de jueces de la novena corte del circuito de apelaciones de San Francisco, ha dictaminado en una ambigua sentencia que el sitio de intercambio de música online, infringe los derechos de autor mediante su servicio de intercambio de archivos de música, y que ha producido un daño sustancial a la industria discográfica. Sin embargo, esta decisión no supondrá un cierre inmediato del servicio, en contra de lo que pensaban los millones de usuarios que llevan colapsando Napster desde hace semanas. En otras palabras, Napster continuará ofreciendo sus servicios hasta que la juez Marilyn Hall reformule -por demasiado amplio- el interdicto emitido el pasado año, en el que ordenaba el cierre de la compañía.
La decisión del Tribunal de San Francisco, ha encendido de nuevo la polémica en torno a si es o no legítimo compartir este tipo de archivos. La Asociación de la Industria del Disco en América (RIAA) ha emitido un comunicado en el que expresaba su satisfacción con la decisión del Tribunal, considerando que la decisión tomada "allanará el camino para la legalización del mercado virtual online". En el polo opuesto, entidades como la Consumer Electronic Association han mostrado su malestar con una decisión que puede afectar al desarrollo de las nuevas tecnologías. También se han producido reacciones en el mundo de los artistas musicales. Mientras grupos como Limp Bizkit o Smashing Pumpkins siguen defendiendo Napster como una forma más directa de acceder a su audiencia, un nutrido grupo, encabezado por la formación de rock Metallica (primero en interponer una demanda contra la compañía), se han mostrado plenamente de acuerdo con la sentencia.

Servicio de pago
Sin embargo, Napster no parece amedrentarse por la decisión tomada en su contra. Desde su página web se invita a los usuarios a expresar su descontento con el veredicto. Además, la compañía está agilizando las gestiones para acelerar la aparición de su servicio de pago que, en principio, y según Frank Sarfeld, vicepresidente senior de la división de comercio electrónico de Bertelsmann, está anunciado para julio de 2001. Si bien los responsables evitan nombrar la palabra "cuota", el nuevo servicio establecerá restricciones en torno a la manera en que los usuarios comparten archivos protegidos por derechos de autor, estableciendo una cantidad a cobrar a los usuarios para "compensar a la industria del disco y certificar la calidad y la seguridad de los archivos compartidos". Por otra parte, la compañía sigue con su política de acuerdos con sellos discográficos de cara a aumentar el catálogo del futuro servicio.
En opinión de Lee Black, director de desarrollo de Webnoize, no es extraño que Napster quiera acelerar los trámites de su servicio de suscripción. Según Black, si Bertelsmann y Napster esperan demasiado y el servicio de música online cierra, los usuarios no tardarán en abandonarlo. Sin embargo, Malcolm Maclachlan, analista de IDC, considera que con sólo mantener un 1% de los 67 millones de usuarios que actualmente tiene Napster, y embolsarse una cantidad de 5 dólares por cada uno de ellos, la compañía ya obtendría beneficios.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información