| Artículos | 01 ABR 2007

El Servicio de hosting de servidores virtuales de telefónica soluciones apuesta por Intel

Tags: Histórico
El 1 de abril arranca un nuevo servicio de hosting de servidores virtuales de Telefónica Soluciones. Antonio Oriol, director de desarrollo de Servicios desde la Red de Telefónica Soluciones, nos explica los detalles y nos da las claves tecnológicas del mismo.
Tal y como nos indica, “somos un proveedor de servicios TI para clientes. Y ahora estamos hablando del cambio más importante que ha tenido el negocio del hosting en los últimos diez o quince años”.
Hasta ahora, “uno de los servicios que ofrecíamos era el alojamiento de servidores físicos. Cada cliente tiene sus propios servidores y, a partir de ellos, se le dan una serie de servicios de monitorización, backup, gestión… Pero ahora, lanzamos, a primeros de abril, el hosting de servidores virtuales. Sobre una plataforma hardware compartida, vamos a proporcionar servidores virtuales a los clientes. Ya no es necesario que cada cliente invierta en su propio hardware, con el consiguiente ahorro en equipamiento y en consumo eléctrico, y otra serie de ventajas”.
Para soportar esto, “teníamos que montar una plataforma con las mayores economías de escala posibles para dar este servicio a unos costes adecuados. El TCO de un servidor virtual en nuestro servicio comparado con un servidor físico, se reduciría un 40 por ciento. Si el cliente se hace él mismo su propia virtualización, el ahorro que podemos proporcionar es del 20 por ciento, entre otras cosas, porque los clientes virtualizan sobre máquinas de 2 ó 4 CPU, y nosotros lo vamos a hacer sobre máquinas de 8 ó 16 CPU”.
En la instalación, “nos vamos a basar en máquinas de 8 y 16 CPU, montando en cada uno de nuestros datacenters una plataforma redundante n+1, es decir, habrá n módulos de 8 ó 16 CPU más uno en stand by, por si alguno falla. Distribuiremos esta plataforma en varios datacenters, de forma que podamos dar soluciones de muy alta disponibilidad resistentes al fallo de una máquina o, incluso, a la caída de un datacenter entero. Pensamos que es un servicio que va a proporcionar grandes ventajas, porque es complicado poder montar una aplicación en un nivel de disponibilidad tan alto como el de aquí”.
Para calcular el TCO, “hemos tenido en cuenta la compra del hardware, el gasto de energía, las licencias del sistema operativo y los costes de administración, y nos hemos decantado por este tipo de arquitectura, además de que con ella, los picos de trabajo son más fácilmente asumibles”.
Las principales ventajas de este servicio nos las explica nuestro interlocutor afirmando que pueden resumirse en “rapidez de provisión, dado que reducimos unos plazos de varias semanas a un par de días; recuperación ante desastres, tanto local como en otro datacenter; y flexibilidad, dado que el cliente puede variar su infraestructura en función del incremento de la carga de trabajo o de los usuarios. A esto hay que añadir las ventajas de costes y ahorro de energía que comentábamos anteriormente”.
La apuesta por esta plataforma se debe a “la búsqueda de las mejores economías de escala para proporcionar el mejor coste a los clientes, y esto se consigue con máquinas grandes. Queríamos máquinas muy escalables y flexibles, y hoy por hoy no había más opción que los servidores basados en tecnología Intel”.
Por último, cabe señalar que, además, “también vamos a dar servicios de recuperación ante desastres de la información que los clientes tienen en sus propios CPD”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información