| Noticias | 05 FEB 2001

El sector de marketing directo a través de e-mail cuestiona la directiva comunitaria anti-spam

Tags: Histórico
La industria del marketing directo ha sufrido un revés tras los intentos de los legisladores europeos de prohibir el marketing directo a través de correo electrónico.
Javier Jiménez
La Comisión europea publicó el pasado viernes un estudio que revela que los usuarios de Internet de todo el mundo pagan 9.500 millones de dólares al año en concepto de costes de conexión para recibir a cambio correo electrónico comercial no solicitado, denominado spam.
La Comisión, cuerpo ejecutivo de la Unión Europea, ha propuesto que la actual ley de protección de datos que regula la industria de las telecomunicaciones sea modificada para incluir una cláusula adicional que obligaría a las empresas de marketing a recabar el consentimiento de los consumidores a la hora de enviar un mailing de correo electrónico o spam.
La industria del marketing directo esta preocupada por esta nueva legislación que podría declarar ilegal una de las mejores promesas de las nuevas técnicas de marketing.
"Creemos que la definición de spam es demasiado amplia", declaró Alastair Tempest, director general de la Federación Europea de Marketing Directo (FEDMA). "Nosotros lo definimos como correo indiscriminado, no solicitado, que se realiza por individuos que se mueven en el límite entre la legalidad y la ilegalidad".
Tempest afirmó que el spam, entendido bajo esta definición, supone hoy casi el 50 por ciento de los correos electrónicos que se envían de marketing directo. "Esto nos da mal nombre (al sector del marketing directo), y por supuesto alguno lo habrá hecho", dijo.
Sin embargo, Tempest afirmó que esta legislación es inadecuada, por dos razones. "La primera, es que la mayor parte de correos spam vienen de fuera de la Unión Europea, principalmente de Estados Unidos, Europa central o Asia, y la legislación europea contra el spam no parará los correos spam que vienen desde Estados Unidos. Y segundo, para la legislación contra el spam, la Unión Europea puede desarrollar mejores vías para controlar el correo indiscriminado y no solicitado", explicó.
La FEDMA considera que la respuesta al problema del spam está en el diseño del software, más que en la legislación, y propone que los proveedores de servicios de internet y de correo electrónico introduzcan filtros en las aplicaciones para filtrar el spam. También propone que los proveedores de acceso asuman la responsabilidad de eliminar el correo spam de sus sistemas.
"Los ISP deberían animarse a rescindir el contrato a los autores de correo spam, porque la mayor parte de ellos tienen muy claro en el contrato firmado que el spam no está permitido", afirmó Tempest.
Por legislar contra el spam, según alega la federación, la Unión Europea está reduciendo la presión para que los ISP impidan el envío de este tipo de correo a través de sus redes.
Con la introducción de una cláusula en la directiva para la protección de datos en el sector de las telecomunicaciones, la Unión Europea impedirá a las compañías legítimas el uso del correo electrónico como un medio de marketing, explicó Tempest. "Esta cláusula eliminará tanto a los spammers como al marketing directo", dijo.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información