| Artículos | 01 SEP 1998

El regreso de los triunfadores

Tags: Histórico
José Mª Fernández Rúa.

Si en alguna disciplina científica es ineludible hablar de informática, ésta es la genética . La secuenciación de los genes exige una metodología precisa que encuentra, en los bancos de datos, una ayuda inestimable, España figura entre los primeros puestos del ?ranking? internacional de investigación en este campo, con éxitos notables que protagonizan jóvenes investigadores dentro y fuera de nuestras fronteras . En los últimos meses varios equipos de científicos españoles han conseguido identificar cuatro genes de especial relevancia . Es sabido que en cada célula hay escrito un libro de instrucciones redactado en un alfabeto químico que preserva, copia y transmite la información necesaria para que un ser vivo se desarrolle y funcione como una auténtica máquina . Ese manual de instrucciones está constituido, en el caso del hombre, por unos cien mil genes, que codifican otras tantas proteínas . De ellas depende el color de nuestros ojos, la correcta coagulación de la sangre durante el crecimiento embrionario .

Desde hace años se sabe que numerosas enfermedades se producen por anomalías en un gen o en varios simultáneamente, a veces por la intervención de factores externos al propio organismo . En esta intensa y, a la vez apasionante, búsqueda de genes, los investigadores españoles han aportado hallazgos fundamentales para completar el rompecabezas biológico . Un ejemplo es Carlos Cordón-Cardo, responsable de la División de patología Molecular del Memorial Sloan Kettering Center, en EEUU, que en colaboración con investigadores de otros centros norteamericanos conseguía demostrar que un único gen origina dos proteínas que controlan dos importantes genes supresores de tumores . Han transcurrido dieciséis años desde que Mariano Barbacid, Eugenio Santos y Vicente Notario descubrieran el primer oncogén humano en los institutos Nacionales de la Salud, en Bethesda, muy cerca de Washington D . C . Este hallazgo, calificado en su momento como un decisivo avance para la investigación de las raíces moleculares de los tumores, fue el primer punto de arranque de una escuela española de biólogos moleculares en un país como Estados Unidos que domina la biomedicina mundial . Barbacid ha regresado a España para dirigir el futuro Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, donde continuará la búsqueda de más oncogenes y genes supresores de tumores . Eugenio Santos, también prepara su vuelta para dirigir un Centro de Investigación del cáncer en Salamanca mientas que Angel Pellicer, descubridor del oncogén RGR, negocia su regreso como director del Centro de Investigaciones Citológicas de Valencia .

Hay más científicos que pretenden continuar en nuestro país sus investigaciones . Es el caso de Manuel Perucho, del Instituto Burham y uno de los mayores expertos en la investigación del cáncer . Sevilla parece ser su destino . Perucho identificó, en 1997, un nuevo gen de fenotipo mutador que sería responsable de un importante número de tumores de cólon . De momento Vicente Notario, que trabaja en la Universidad de Georgetown, donde analiza los mecanismos moleculares de la oncogénesis y los efectos de carcinógenos ambientales, continua allí pero es posible que si recibe una oferta adecuada reconsidere su postura . Mientras estos científicos consolidan su prestigio indiscutibles en EEUU, surgen nuevas promesas científicas españolas como Manuel Serrano Marugán que ahora se encuentra en el Centro Nacional de Biotecnología, en Madrid . Cuando en 1993 estuvo trabajando en el equipo de David Beach, en el Cold Spring Harbor semillero de premios Nobel, identificó uno del los genes más importantes en la biología del cáncer de los últimos tiempos, el p16 . Un año después, un trabajo realizado por investigadores de la Universidad de Utah sobre la participación de ese gen en un alto porcentaje de tumores se convirtió en el más citado de 1994, según datos del Instituto de Información Científica de Filadelfia .

Otra enfermedad que ha sido blanco de pesquisas genéticas, esta vez en España y siempre con ayuda de potentes procesadores informáticos y bancos de datos, es la ataxia de Friedreich . Hace dos años científicos de España, Francia, Italia y Estados Unidos consiguieron localizar en el cromosoma 9 el gen responsable de esta patología degenerativa del sistema nervioso central, que afecta a una de cada cincuenta mil personas .

Estos son algunos ejemplos de la búsqueda de errores de estructura genética que están involucrados en patologías humanas y que tiene importantes implicaciones, al menos en investigación básica y diagnóstico de enfermedades .

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información